Miel que se vende en España podría proceder de China, sin que se sepa

29 de Junio de 2015 Actualizado: 29 de Junio de 2015

En el mes de junio el Consejo de Ministros de España aprobó un Real Decreto que modifica la norma de calidad de la miel. Uno de sus artículos permite la venta de miel mezclada de diferente procedencia, incluso de diferentes continentes, sin necesidad de etiquetar el país o región de origen.

Según la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), “los Ministerios de Agricultura y Sanidad han cedido finalmente a las presiones de la industria envasadora de miel china, dando la espalda a los consumidores y apicultores españoles”, comunicó Ángel Díaz, responsable del sector apícola de COAG, el 17 de junio.

El Sr. Díaz resaltó a su vez en una posterior entrevista a EuropaSur, que en oposición al deseo del consumidor y los productores, el Gobierno está permitiendo productos con mieles distribuidas desde España, que tienen menos de un uno por ciento del producto español y el resto, un 99 por ciento, por ejemplo de China. En estos casos, afirmó que engañosamente se puede resaltar el nombre de España en un etiquetado de fabricación, y vender el producto a un país como Polonia, haciendo pensar al consumidor una procedencia y calidad que no es la supuesta.

Esta situación, destacó el apicultor, no está permitida en otros países de la Unión Europea y solo el Gobierno tiene la facultad de tomar la decisión final.

“Nuestro gobierno no se puede escudar con que es una normativa europea”, indicó en relación al nuevo decreto.

Agregó a ello que los productos de China tienen denuncias de que contienen jarabe de arroz, o jarabe de maiz, por lo que en esos casos, ya no se la puede llamar miel. (Declaración)

El Real Decreto original 1049/2003, del 1 de agosto, por el que se aprueba la Norma de calidad relativa a la miel en el artículo 5.1.4 quedó que “deberán mencionarse en la etiqueta el país o los países de origen en que la miel haya sido recolectada”. Sin embargo el nuevo decreto 473/2015, señala que:

« No obstante, en el caso de mezclas, si las mieles son originarias de más de un Estado miembro o tercer país, dicha mención podrá sustituirse por una de las siguientes, según proceda:

  • 1.º ‘‘mezcla de mieles originarias de la UE’’.
  • 2.º ‘‘mezcla de mieles no originarias de la UE’’.
  • 3.º ‘‘mezcla de mieles originarias y no originarias de la UE’’.»

El documento fue emitido el 12 de junio, con validez desde la misma fecha, y publicado el día 20 con la firma de Soraya Sáenz de Santamaría, Vicepresidenta de Gobierno.

En nuevo decreto de junio, además modifica las disposiciones a la miel filtrada. El artículo 4.4 dice ahora que «4.4 Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 3.2.2 f), relativo a la miel filtrada, no se podrá retirar de la miel el polen ni ningún otro de sus componentes específicos, excepto cuando resulte inevitable en el proceso de eliminación de materia orgánica o inorgánica ajena a ella.»

El Sr. Díaz concluyó que “el sector apícola rechaza frontalmente el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros, por el que se modifica la Norma de Calidad de la miel en nuestro país para transponer la Directiva UE relativa a la miel”.

Señaló que en España  se “lleva años induciendo a la confusión y, en buena medida, al engaño de los consumidores españoles que aunque quieran son incapaces de identificar el origen de la miel que compran en el mercado”.

“Una situación que resulta, además, muy preocupante porque las importaciones de miel de baja calidad provenientes de terceros países son cada vez más crecientes”, dijo Ángel Díaz.

TE RECOMENDAMOS