Fue al médico creyendo que tenía cansancio por estrés y le dijeron que moriría el fin de semana

Por Jesús de León – La Gran Época
27 de Mayo de 2019 Actualizado: 27 de Mayo de 2019

Una mujer estadounidense después de sentirse muy cansada decidió visitar el médico para recibir la inesperada noticia de que iba a morir el fin de semana.

Christina Ferrara acudió al médico en 2017 por una serie de síntomas que para ella no estaban relacionados.

La mujer, residente en Tampa, Florida, creyó que todo se debía al estrés que sentía por su trabajo como asistente de gerencia o porque estaba a punto de cumplir 30 años.

“Pensé que era solo una cruel bienvenida a mis 30 años”, dijo Christina, según Fmradiospeed.

Pero su cansancio distaba bastante de lo que realmente le pasaba: su cuerpo se deterioró rápidamente.

También le sangraban las encías y su orina se volvió más oscura de lo habitual, sin embargo, ella pensaba que estas manifestaciones se debían a su cepillo de dientes y a que casi no tomaba agua.

“Sufría altos niveles de enzimas. Cuando mi médico me examinó, me dijo que tenía que ser ingresada en el hospital y que me iba a morir el fin de semana”, comentó Ferrara en diálogo con un medio local, según Estrending.

Los síntomas se intensificaron con el correr de las horas, a tal punto que empezó a perder el conocimiento.

“Todos los síntomas extremos de los que me dijeron que tuviera cuidado habían ocurrido en 16 horas, era el caso más rápido que los médicos habían visto”, dijo según Storytrender.

“Me hacían preguntas como dónde estaba y quién era el presidente. Me equivoqué en todo. Incluso pensé que era 1997. Todo lo que sabía era que estaba asustada”.

Luego la llevaron a la UCI, donde verificaron que sus niveles de amoníaco eran tan altos que su cerebro se estaba apagando.

Antes de su visita al especialista, Ferrara tomaba mucho café, bebidas energéticas y alcohol, que la hacían permanecer activa e ignorando las señales que le enviaba su cuerpo.

View this post on Instagram

I’m 1 year anniversary to my amazing new liver…the little engine that could❤ Today I celebrate my successes!!! Because I have most certainly earned them all???? The road has not always been easy but my new liver is lovinggggg life. Dan tells me of course it does; how I saved its life too!!! But it hasn’t all been puppies and candy canes. My immune system is pretty much non existent so when I get sick…I get illllllllll???????????? But I pull through. My medicines have side effects that I will encounter over the years…but I’m a fighter. But I’m lucky to not have any extenuating circumstances as of right now. I’m happy to report I’m doing extremely well on the liver level. For now but hopefully forever too!!! It’s been amazing being alive this past year!!! I’ve had the chance to make so many more beautiful memories with my family & friends. Its awesome being alive guys!!!! Not a day goes by I don’t thank God for bringing me back to torture this world….And thank my donors family! I love everyone at TGH for caring for my family & myself! So I hope this little peek into my story will help you decide to give life. Save someone like I was saved. I was given a second chance for a reason…save others too. If only one of you becomes a donor, than I’ve done my job!!! Let someone else make memories…let someone else dance with their daddy???????????? #liverrecipient #livertransplant #transplantlife #meds #keepmeliving #imalive #miracle #blessed #survivor #donatelife #savelives #modernmedicine #ilovemydonor #inspire #keepgoing #instadaily #mylife #livelaughlove #posttransplant #transplant #transplantsurvivor #lifelink #lifelinkfl

A post shared by Christina Ferrara (@bionic_barbie007) on

Fue hospitalizada y horas después presentó ictericia, que es la coloración amarillenta de la piel, ante el aumento de bilirrubina en su sangre.

“Eventualmente me puse amarilla de pies a cabeza”, dijo Christina, según Storytrender.

Sus síntomas se siguieron intensificando. Por ello, los médicos decidieron inducirla a un coma y apuntarla en la lista de espera de trasplantes de hígado de Florida. Por lo adverso de su pronóstico, en doce horas su nombre fue colocado en el primer lugar de ese padrón.

Ferrara llegó a ser considerada como la mujer “más enferma de EE. UU.”

Durante el proceso para encontrar el donante ideal, los médicos rechazaron tres órganos porque no eran compatibles por su tamaño o edad.

Uno era demasiado grande, el segundo estaba demasiado enfermo y el otro demasiado viejo.

Finalmente, el cuarto de los hígados era compatible con el organismo de Christina y fue operada de urgencia.

Su recuperación fue tan rápida que desde entonces fue apodada como “la Barbie Biónica”.

“Me han llamado la ‘Mujer Biónica’ y ‘Barbie Biónica’ – No tengo partes metálicas, pero es debido a mi vida y a mi energía”, contó.

A pesar de que ahora está completamente recuperada, dijo que toma medicamentos todos los días para evitar alguna reacción de rechazo del hígado.

View this post on Instagram

I am not ashamed to post this..many of you have DM me asking bout my post why me and Dan haven’t had kids yet or whem we will. Well truth is we can’t now..ever since my transplant I was warned that my anti-rejection medications are KNOWN TO CAUSE BIRTH DEFECTS!! I could never to that to my baby! Even besides worrying ablout carrying to term, or even having my immune system attack me and the baby. However Daniel will be a truly amazing father…when we adopted one day. We will give a less fortunate child an absolutely wonderful home trust me!!! But for right now we are blessed to have Duke???? We want no pitty bc hell have no power…I will make Dan a dad???????????????????? #liverrecipient #livertransplant #transplantlife #meds #keepmeliving #imalive #miracle #blessed #survivor #donatelife #savelives #modernmedicine #ilovemydonor #inspire #keepgoing #instadaily #mylife #livelaughlove #posttransplant #transplant #transplantsurvivor #lifelink #lifelinkfl #tgh #donorssavelives #mydonorsahero

A post shared by Christina Ferrara (@bionic_barbie007) on

También contó que tiene un alto riesgo de sufrir cáncer de piel y que no puede comer alimentos como el sushi debido a las bacterias potenciales.

No obstante, agradece haber salvado su vida y estar en estado saludable.

“Mi vida ha sido increíble desde que regresé, me ha hecho reevaluar las cosas que son importantes para mí”, expresó Christina.

“Mi madre bromea diciendo que siempre quise ser el número uno y que durante una semana lo fui”.

******************************

Descubre:

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS