Fue encontrado vivo el explorador británico desaparecido y está listo para regresar a casa

17 de Noviembre de 2017 Actualizado: 17 de Noviembre de 2017

Un explorador británico desaparecido en una remota selva de Papua Nueva Guinea fue encontrado vivo y se espera que, según informes, abandone el país el viernes 17 de noviembre.

La representante de Benedict Allen, Jo Sarsby, declaró a la BBC que Allen había sido visto “bien, sano y salvo” en una remota pista de aterrizaje en la provincia de Enga.

Ella informó que espera que un helicóptero pueda ser enviado el viernes al lugar, ya que la pista de aterrizaje no es accesible por carretera.

“La confirmación de las coordenadas exactas de la ubicación se está verificando para organizar la evacuación lo antes posible”, confirmó a la BBC.

Su familia le advirtió que cuando llegue a su casa “recibirá una reprimenda”.

El aventurero de 57 años viajó solo a Papua Nueva Guinea a principios de octubre en una exploración para buscar a la aislada tribu de Yaifo, para un documental de la BBC, reportó The Telegraph. Tenía previsto regresar el domingo 12 de noviembre.

El explorador, padre de tres hijos, se trasladó en helicóptero y sin medios de comunicación a una estación misionera abandonada en Bisorio para hallar a la tribu Yaifo, a quienes describe en su sitio web como “las últimas personas en todo el planeta” que están fuera de contacto con nuestro mundo. La única vez que se reunió con la tribu fue hace 30 años.

“Ningún forastero hizo el viaje para visitarlos desde el peligroso viaje que realicé de joven hace tres décadas. Esto los convierte en la gente más remota de Papua Nueva Guinea, y una de las últimas personas en todo el planeta que están fuera de contacto con nuestro mundo interconectado”, escribió en su sitio web en septiembre.

Añadió, “Al igual que en los buenos viejos tiempos, no llevaré un teléfono satelital, GPS o compañero. O cualquier otra cosa más”.

Benedicto Allen viajó a Papúa Nueva Guinea en busca de la tribu de Yaifo. (Pantalla a través de Google Maps)

Hablando con el Mail Online, Allen afitmó: “Estaba muy preocupado de que no pudiera salir de ésta”.

Su amigo, el corresponsal de la BBC Frank Gardner, escribió en Twitter que Allen se está recuperando de una fiebre que puede ser la malaria.

Gardner expresó a The Sun, “Tengo que decir que estoy bastante molesto con él como su amigo. Se fue sin ningún plan, no tenía ningún plan de evacuación, a nadie le dio ni idea adónde iba.

“No es de extrañar que haya perdido su vuelo y haya causado que mucha gente se preocupe mucho por él. Gente que se aflige por él”.

Su esposa Lenka Allen declaró: “Sólo le dije que vuelva a casa. Vuelve a casa tan pronto como puedas, porque los niños están desesperados por verte”.

“Tuvimos noches de insomnio, y todos estuvieron pensando en él”.

En octubre, Allen envió una foto con el texto: “Marchando a Heathrow. Puede que pase algún tiempo (no intentes rescatarme, por favor – adónde voy en Papúa Nueva Guinea no me encontrarás nunca…)”

Su cuñado le comunicó al periódico que habrá un “altercado familiar” cuando regrese a su casa.

“Su espíritu de no usar tecnología moderna es motivo de preocupación. Tenemos que aceptarlo, pero nos causa a todos una gran inquietud”.

“Benedict y su esposa e hijos vienen a visitarnos para Navidad, pueden estar seguros de que mi hermana le dará una severa reprimenda”, manifestó.

TE RECOMENDAMOS