Fuerzas Armadas conceden primeras exenciones religiosas a orden de vacunación contra COVID-19

Por Zachary Stieber
14 de Enero de 2022
Actualizado: 14 de Enero de 2022

El Cuerpo de Marines es la primera rama de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que concedió exenciones religiosas a la orden de vacunación contra COVID-19, casi dos meses después de la fecha límite de vacunación de los marines en servicio activo.

El Cuerpo de Marines aprobó dos solicitudes de exención religiosa del decreto, dijo la rama militar en una declaración el jueves.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, anunció la orden de vacunación en agosto de 2021 y a continuación todas las ramas armadas se resistieron a conceder concesiones religiosas, lo que provocó demandas y acusaciones de que las fuerzas armadas estaban violando la ley federal al discriminar a los soldados religiosos.

La falta de aprobaciones llevó a un juez federal a principios de este mes a bloquear la orden de vacunación impuesta a un grupo de miembros de la Armada, ya que el juez consideró que el expediente “demuestra de forma abrumadora que el proceso de concesiones religiosas de la Armada es un ejercicio inútil”.

Aunque la sentencia no se aplicó directamente al Cuerpo de Marines, es probable que haya desencadenado las primeras aprobaciones de exenciones religiosas de las fuerzas armadas, dijo Sean Timmons, socio director de la oficina de Tully Rinckey en Houston, a The Epoch Times.

“Creo que los marines vieron la opinión, vieron que se les marcó por completo, se les amonestó, se les reprendió judicialmente (…) y lo vieron, ahora están reaccionando a ello; están tratando de corregirlo después de lo sucedido”, dijo Timmons.

“Ellos son básicamente como el ladrón de bancos que está tratando de devolver el dinero que se robó al banco. ‘Yo no soy un ladrón de bancos. Yo solo estoy pidiendo dinero prestado’. Eso es risible, cómico”, añadió.

Un portavoz de los Marines se negó a compartir los detalles de las exenciones aprobadas y dijo a The Epoch Times que esta rama armada estaba “obstaculizada por consideraciones de privacidad”.

“Todo lo que confirmo es que tuvimos dos exenciones religiosas aprobadas”, dijo.

Las solicitudes de exenciones religiosas son “revisadas meticulosamente” por múltiples superiores, añadió el portavoz en una declaración enviada por correo electrónico. Si todos ellos aprueban la solicitud, ésta llega al subcomandante que decide si la aprueba o la deniega.

Aunque los Marines son la primera rama en aprobar exenciones religiosas, el par de ellas que fueron autorizadas son una pequeña fracción de las 3350 solicitudes recibidas. Más de 3200 fueron rechazadas.

Ninguna otra rama militar concedió todavía alguna exención religiosa, según los datos publicados esta semana y las respuestas de los portavoces de las ramas.

La Marina recibió más de 3700 solicitudes de exención religiosa a la orden de vacunación y no ha aprobado ninguna. El Ejército no ha aprobado ninguna de las más de 2100 solicitudes de exención religiosa. La Fuerza Aérea rechazó más de 2300 solicitudes y otras 2158 están pendientes.

Las autoridades defendieron la falta de aprobaciones, que contrasta con las miles de exenciones médicas que se han concedido.

“Entendemos que esto les preocupa y estamos trabajando en ello con la mayor celeridad posible(…) para asegurarnos de que estamos estudiando cada caso por separado, de modo que estamos siguiendo y dando el debido proceso a medida que avanzamos en esa revisión”, dijo el general Arnold Bunch Jr., comandante del Comando de Material de la Fuerza Aérea, a los soldados en una reunión virtual la semana pasada.

Incluso los soldados que acaben recibiendo una exención religiosa serán considerados no desplegables a menos que también reciban una exención médica, según los registros judiciales y los abogados que representan a los efectivos que solicitan exenciones.

Los soldados que tienen solicitudes de exención pendientes se han enfrentado a diversas repercusiones, incluyendo el caso de un SEAL de la Marina a quien se le prohibió viajar para recibir tratamiento por una lesión cerebral traumática relacionada con el despliegue.

Los plazos para que las tropas en servicio activo y de reserva se vacunen pasaron hace semanas o meses, excepto el plazo para los reservistas del Ejército y el personal de la Guardia Nacional.

Las diversas ramas de las fuerzas armadas incrementaron las medidas punitivas contra sus efectivos con o sin solicitudes de exención pendientes o rechazadas de quienes siguen sin vacunarse, incluso aplicando la baja. Hasta el momento 351 marines fueron retirados con el código de baja por rechazo de la vacuna, dijo la rama de los Marines. La Fuerza Aérea expulsó a 87 aviadores en servicio activo y la Armada echó a 20 miembros en servicio.

El Ejército dijo a su vez que no ha expulsado a ningún soldado por no adherirse a la orden de vacunación. Los funcionarios del Ejército tienen previsto publicar antes de fines de enero orientaciones más específicas para el decreto en cuanto al inicio obligatorio del retiro de dichos soldados.

La Guardia Costera, la única rama fuera del ámbito del Departamento de Defensa, no respondió a las solicitudes de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS