Funcionarios de EE.UU. y la UE en contra de los arrestos de activistas en Hong Kong

Por Eva Fu
31 de Agosto de 2019 Actualizado: 31 de Agosto de 2019

Funcionarios estadounidenses y europeos expresaron su preocupación al enterarse de los arrestos de varios activistas prodemocráticos, legisladores y un funcionario local en Hong Kong el 30 de agosto, días previos a una protesta masiva planeada para este fin de semana.

El 30 de agosto, al menos ocho personas fueron arrestados por cargos relacionados a protestas recientes contra un proyecto de ley de extradición que permitiría al régimen chino transferir personas para ser juzgadas en China continental.

Muchos temían que la propuesta erosionara la autonomía de Hong Kong, la cual fue garantizada cuando el dominio británico le entregó a China el territorio en 1997.

Los miembros del partido político local Demosisto, Agnes Chow y Joshua Wong, fueron acusados ​​de incitar y participar en una asamblea no autorizada, relacionada con su presencia en una manifestación del 21 de junio cuando miles rodearon la sede de la policía para exigir la liberación de los manifestantes arrestados. Ivan Lam, presidente de Demosisto, quien actualmente se encuentra fuera de Hong Kong, también fue acusado de incitar a una asamblea no autorizada, según los medios locales.

Mientras tanto, la expresidenta del sindicato de estudiantes de la Universidad de Hong Kong, Althea Suen, fue arrestada bajo sospecha de conspiración por destruir o dañar el edificio legislativo, en relación con el asalto del edificio legislativo de la ciudad el 1 de julio cuando los manifestantes irrumpieron a través de puertas de vidrio reforzado y destrozaron los interiores, en una aparente frustración por la falta de respuesta del gobierno a sus demandas.

Un graffiti dentro de la cámara durante una gira de medios en el Complejo del Consejo Legislativo en Hong Kong, el 3 de julio de 2019. (Anthony Kwan/Getty Images)

Los legisladores Au Nok-hin, Jeremy Tam, Cheng Chung-tai también fueron arrestados. Los partidos políticos de Au y Tam emitieron declaraciones diciendo que fueron acusados ​​de obstruir a los agentes de policía en el lugar de las recientes protestas.

El concejal de distrito Rick Hui y Andy Chan, fundador de un partido político que abogó por la independencia formal de Hong Kong llamada Partido Nacional de Hong Kong, también fueron arrestados. El partido ha sido prohibido por el gobierno. La policía no ha revelado sus cargos.

Los arrestos inesperados fueron un shock para los hongkoneses. Muchos condenaron la acción policial, que se produjo justo un día antes de una protesta masiva planificada, como un intento de sofocar la libertad de expresión y las protestas en curso de la ciudad, que ahora se dirige hacia su decimotercera semana.

El Frente Civil de Derechos Humanos planeó una marcha el 31 de agosto para convocar elecciones libres, cinco años después de que Beijing hiciera un anuncio formal negando el sufragio universal en las elecciones de Hong Kong. Actualmente, los candidatos para el puesto oficial superior de la ciudad son seleccionados por Beijing y votados por un comité electoral compuesto principalmente por élites pro Beijing.

Después de que la policía negara su solicitud por razones de seguridad, el grupo de derechos humanos dijo que no tenía más remedio que cancelar el evento.

Sin embargo, los manifestantes se han organizado por Internet, llamando a las personas a asistir a “reuniones de oración” o “dar un paseo” ese día, acciones que no requieren la aprobación de la policía.

Activistas del Congreso de la Juventud Tibetana (TYC) gritan consignas mientras participan en una protesta en apoyo de los manifestantes prodemocráticos de Hong Kong en Nueva Delhi el 30 de agosto de 2019. (Prakash Singh/AFP/Getty Images)

Funcionarios de EE.UU.

Los legisladores estadounidenses pronto enviaron mensajes de preocupación. “Arrestar a los disidentes no es una señal de fortaleza, solo debilidad [y] miedo. El Partido Comunista Chino ha roto su promesa con el pueblo de Hong Kong [y] ha demostrado que no respeta los derechos humanos fundamentales”, dijo el viernes el senador demócrata Chuck Schumer en Twitter. Advirtió que el mundo está observando lo que está sucediendo en Hong Kong y responsabilizará a las autoridades chinas.

“Desde hace meses, la gente de Hong Kong ha salido a las calles para defender sus derechos democráticos. El pueblo estadounidense debe seguir apoyándolos”, agregó.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, también pidió que los líderes mundiales presten atención. “No debería ser lo de siempre hasta que Beijing respete la autonomía y las libertades políticas de Hong Kong”, dijo.

El congresista demócrata Jim McGovern calificó los arrestos de “escandalosos”: “Los cargos deben retirarse de inmediato para que el mundo crea que se respeta el estado de derecho en Hong Kong”.

“Carrie Lam [y] la policía de Hong Kong no deberían ser títeres de Beijing”, agregó.

El senador republicano Cory Gardner dijo que no se toleraría el “silenciamiento de las voces prodemocráticas”.

“Insto a las autoridades de Hong Kong a garantizar las libertades básicas de todos los habitantes de Hong Kong, cesar la violencia contra los manifestantes [y] entablar un diálogo serio sobre el camino a seguir”, dijo en un tweet. En las últimas semanas, la policía ha desplegado gases lacrimógenos, balas de goma, granadas de esponja y otros equipos de dispersión de multitudes hacia los manifestantes.

Los manifestantes se cubren los ojos izquierdos y permanecen en silencio durante la 74a Asamblea del Aniversario de la Liberación en Hong Kong, el 30 de agosto de 2019. (Chris McGrath/Getty Images)

Europa

Varios funcionarios europeos también condenaron los arrestos.

Tom Tugendhat, miembro del Parlamento del Reino Unido y presidente de su Comité de Asuntos Exteriores, dijo que los arrestos desafían “el derecho de libre reunión y protesta que son fundamentales para una sociedad libre”.

Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, dijo que los recientes acontecimientos en Hong Kong han sido “extremadamente preocupantes”.

“Esperamos que las autoridades de Hong Kong respeten la libertad de reunión, expresión y asociación, así como obviamente el derecho de las personas a manifestarse pacíficamente”, dijo, y señaló que la Unión Europea y sus estados miembros seguirán de cerca la situación en la región.

Mientras expresaba consternación por los arrestos, el funcionario del Parlamento Europeo Guy Verhofstadt también expresó su apoyo a los manifestantes.

“Desde Rusia hasta China, los regímenes represivos están tratando de reprimir la oposición política. ¡Pero no lograrán silenciar la aspiración de la gente por la libertad! ”

“Los que defienden la democracia no pertenecen a las células”, dijo.

El activista prodemocracia Joshua Wong habla con los medios de comunicación fuera del Consejo Legislativo poco después de salir de prisión en Hong Kong, el 17 de junio de 2019. (Carl Court/Getty Images)

Voces de activistas

Tanto Chow como Wong fueron liberados bajo fianza en la tarde del 30 de agosto. Frente al edificio de los Tribunales de Justicia de Easterm, dijeron a los periodistas que continuarían luchando por las demandas de los manifestantes.

“Todo lo que pedimos es instar al gobierno de Beijing y Hong Kong a retirar el proyecto de ley, detener la brutalidad policial y responder a nuestros llamados a elecciones libres”, dijo Wong. “Hong Kong no debe regirse por el gas lacrimógeno. Hong Kong debe regirse por la ley y la regulación”.

La próxima aparición en la corte de Wong está programada para el 8 de noviembre.

“Es [un] momento difícil para nosotros, pero los hongkoneses nunca caminan solos”, escribió Wong en un tweet luego de recuperar la libertad para expresar su agradecimiento por el apoyo público de los legisladores estadounidenses.

Wong había sido liberado de prisión en junio, por cargos relacionados con su participación en el Movimiento Paraguas 2014 que pedía sufragio universal. Dijo que había anticipado que sería arrestado nuevamente después de unirse a las protestas del proyecto de ley de extradición tras su liberación.

“En comparación con las dificultades de nuestros compañeros, algunos de ellos pueden ser golpeados por la policía, pueden ser agredidos sexualmente [por la policía], pueden recibir un disparo en [el] ojo [por el equipo policial], todo lo que estoy enfrentando es realmente insignificante”, escribió.

El activista dijo que los arrestos fueron un intento de intimidar a los manifestantes arrestando a activistas prominentes.

“Es completamente ridículo que la policía apunte a figuras prominentes específicas del movimiento social en el pasado y los enmarque como los líderes de las protestas contra el proyecto de ley de extradición”, dijo, y señaló que las protestas en curso han sido espontáneas y sin figuras principales.

“El terror blanco es una táctica aburrida y anticuada desplegada por la policía para complacer a BJ [Beijing]”, dijo.

Jeremy Sandberg contribuyó a este informe.

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza de Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS