Funcionarios de Pensilvania y DNC piden a juez federal que desestime la demanda de Trump

Por Mimi Nguyen Ly
13 de Noviembre de 2020
Actualizado: 13 de Noviembre de 2020

Funcionarios en el estado de Pensilvania, un estado clave, y el Comité Nacional Demócrata (DNC) pidieron el jueves a un juez federal que desestime la demanda de la campaña de Trump que busca impedir que el estado certifique los resultados de las Elecciones Generales de 2020.

Según los documentos presentados ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Medio de Pensilvania, los abogados del secretario de estado de Pensilvania y siete de los condados del estado dijeron que el caso contenía acusaciones vagas y sin fundamento “sobre la base de teorías legales repetidamente rechazadas y sin evidencia”.

“Este Tribunal debería ver esta demanda por lo que es: un ataque transparente y premeditado a nuestro sistema electoral que busca privar de sus derechos a todos los votantes de Pensilvania que votaron legalmente en esta elección”, dijeron cuatro de los condados en un expediente judicial.

Los funcionarios de Pensilvania dijeron que “administraron una elección adecuada, justa y segura” y defenderían vigorosamente el caso.

El DNC en argumentos (pdf) presentados a la corte también argumentó que la campaña de Trump había “traído esta demanda demasiado tarde” y acusó a la campaña de buscar “anular las elecciones”.

“El Tribunal debe desestimar las reclamaciones de los Demandantes según la Regla 12 (b) (1) porque carecen de legitimación para hacer valer una queja generalizada común a todos los votantes de Pensilvania”, escribió el abogado del DNC, Clifford Levine, en la moción de desestimación.

“Incluso si el Tribunal concluye que los Demandantes tienen legitimación, el Tribunal debe abstenerse de adjudicar sus reclamos, que, aunque etiquetados como causas de acción federales, son en realidad cuestiones de la ley estatal actualmente pendientes ante los tribunales de Pennsylvania”.

Pensilvania debe certificar los resultados de las elecciones el 23 de noviembre.

La demanda de la campaña de Trump (pdf) presentada el 9 de noviembre buscaba una orden judicial para bloquear la certificación de los resultados de las elecciones generales, alegando que “casi todos los aspectos críticos” de la elección del estado fueron “efectivamente cubiertos en secreto”.

En la demanda, la campaña de Trump alegaba que el proceso electoral de Pensilvania violó la Constitución debido a sus diferentes estándares de verificación y transparencia para los votantes por correo frente a los votantes en persona, así como por su trato desigual de los votantes republicanos y demócratas y los observadores de urnas, lo que creó efectivamente un sistema de votación de dos vías.

La campaña dijo que “casi 2,65 millones de votos se emitieron a través de un proceso de ‘envío por correo’ que carecía de todos los sellos de transparencia y verificabilidad que estaban presentes para los votantes en persona”, y citó numerosos ejemplos de casos que muestran irregularidades con respecto a cómo se manejaron las boletas por correo.

Entre otros argumentos, la campaña de Trump dijo que se recibieron y tabularon más de 680,000 boletas por correo en los condados de Allegheny y Filadelfia “sin revisión de los partidos políticos y candidatos”, lo que contraviene el código electoral del estado.

La campaña de Trump alegó: “Como resultado de la manera en que se ordenó a las Juntas Electorales del Condado que llevaran a cabo las elecciones, incluido el escrutinio de las boletas por correo, la validez de los votos de los residentes de Pensilvania se ha diluido inconstitucionalmente a través de la arbitrariedad, disparidad, y/o aprobación desigual de todos los votos ausentes y por correo sin realizar la verificación requerida de la firma del votante, lo que resulta en el tratamiento de los votantes por correo y en persona en todo el estado de manera desigual en violación de las leyes constitucionales estatales y de los estándares federales”.

En total, se han contado más de 6,7 millones de votos en Pensilvania, con más de 2,6 millones de boletas por correo o en ausencia. De esos 2,6 millones, más de 1,7 millones fueron para demócratas y 0,6 millones fueron para republicanos.

Este caso se cita Donald J. Trump For President, Inc. v. Boockvar (4: 20-cv-02078).

Isabel van Brugen y Reuters contribuyeron a este artículo.

Sigue a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Exclusiva: Meses antes de que se anunciara oficialmente el brote en China ya se habían registrado casos parecidos a COVID-19

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS