Funcionarios de Xinjiang obligan a los residentes a tomar medicamentos no comprobados para el COVID-19

Por Frank Fang
26 de Agosto de 2020
Actualizado: 26 de Agosto de 2020

Los residentes de Urumqi, la capital de la región de Xinjiang, ubicada al extremo occidental de China, dijeron que están siendo forzados por las autoridades a tomar medicamentos para presuntamente prevenir las infecciones por el virus del PCCh.

La ciudad, que cuenta con una población de casi 3.5 millones, lleva más de un mes en cuarentena, luego de que se informara un brote focalizado a mediados de julio. Se realizaron pruebas de COVID-19 en toda la ciudad y las comunidades locales fueron puestas bajo “cierre administrativo”, lo cual significa que nadie puede entrar o salir.

Los ciudadanos también tienen prohibido salir de Urumqi excepto en circunstancias especiales.

Es incierta cuál la verdadera magnitud del último brote en Xinjiang, ya que las autoridades han proporcionado poca información. Algunos residentes dijeron anteriormente a The Epoch Times que sospechaban que el gobierno estaba encubriendo la gravedad del brote.

Medicación forzada

Recientemente, las autoridades de Urumqi añadieron una nueva regulación. El Sr. Wang, un residente de Urumqi, dijo a la edición china de The Epoch Times que últimamente, se le dijo a la gente que tomara medicamentos en forma regular. El Sr. Wang recibe los medicamentos tres veces al día y son entregados por los voluntarios que trabajan para el gobierno local.

“Los voluntarios llegan, nos toman la temperatura, nos miran mientras tomamos los medicamentos y nos toman fotos (…) los niños toman la mitad de la dosis del medicamento. No tenemos la menor idea si el fármaco funciona [para prevenir el virus]”, dijo Wang.

Las autoridades no explicaron cuándo terminará esta práctica, agregó.

Otro residente de Urumqi le dijo a The Epoch Times que también lo obligaron a tomar una clase de medicamento a base de hierbas, pero en el empaque no figuraba el nombre del medicamento.

“Los doctores dicen que el medicamento es buena para prevenir la gripe y que está hecho a base de la medicina tradicional china. Dicen que es bueno para la inmunidad de la persona. Y los funcionarios de la comunidad distribuyen los medicamentos”, dijo el residente, quien añadió que las personas en otras áreas de Xinjiang también estaban tomando esos medicamentos.

El residente dijo que los funcionarios no dijeron que tomar el medicamento no era obligatorio, pero ellos recopilan los nombres de las personas que lo toman y de aquellos que se niegan a hacerlo.

Otro residente dijo que él conocía a alguien a quien forzaron a tomar el medicamento.

Los entrevistados no quisieron revelar sus nombres reales por temor a represalias de las autoridades chinas por hablar con los medios de comunicación.

El 23 de julio, el jefe del Hospital de Medicina Tradicional China de Urumqi, Li Chongrui, dijo en una conferencia de prensa que un hospital de medicina tradicional china en la prefectura de Changji Hui, situado justo al noroeste de Urumqi, había distribuido más de 5000 bolsas de medicamentos a base de hierbas a los trabajadores de salud de primera línea.

De acuerdo con los medios estatales chinos, la empresa farmacéutica CSPC Ouyi Pharmaceutical, con sede en la provincia de Hebei al norte de China, ha enviado por vía aérea más de 210,00 píldoras de medicamentos antivirales llamados Umifenovir a Urumqi el 31 de julio. Esto es usado para tratar la influenza.

Efectividad incierta

Si bien el régimen chino ha promovido el uso de la medicina tradicional china (MTC) y el Umifenovir para tratar a los pacientes infectados con el virus del PCCh, se ha cuestionado la eficacia de ambos medicamentos.

En marzo, Edzard Ernst, un investigador jubilado de medicinas complementarias que radica en Reino Unido, fue citado en la revista científica Nature, diciendo: “Para la MTC, no hay evidencia sólidas, y por lo tanto, su uso no solo es injustificado, sino peligroso”.

Los hospitales chinos utilizan ampliamente el Umifenovir para tratar a los pacientes con COVID. La Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. no ha aprobado el uso del medicamento para tratar la COVID-19. Al menos dos artículos científicos han concluido que el uso de Umifenovir no se asoció con el mejoramiento de las condiciones de los pacientes infectados con el virus.

Quejas

En redes sociales, los residentes de Urumqi publicaron videos de personas siendo forzadas a tomar el medicamento contra su voluntad.

En un video que circuló ampliamente por Internet, se mostraba que una mujer ordenó a 15 residentes de una comunidad local llamada Ruishen a que bebieran de sus vasos de papel, que presuntamente contenían hierbas medicinales.

“Bébanlo rápido”, se escucha decir a una mujer en el video, señalando que la fecha era el 20 de agosto. Las 15 personas reunidas en la sala obedecieron.

También se difundieron ampliamente las capturas de pantalla de un chat online, en donde una residente se quejó con un miembro del personal de que tuvo una reacción alérgica luego de tomar el medicamento y que desarrolló sarpullido en la piel. El empleado le dijo a la residente que obedeciera las órdenes.

Otro habitante de Urumqi se quejó en la red social china Weibo, el equivalente a Twitter en China, diciendo que los funcionarios locales fueron a las 3 a.m. a su casa y le exigieron que tomara el medicamento frente a la cámara.

Wang también cuestionó por qué el gobierno local estableció tales reglas, ya que no había reportado ningún nuevo caso de infección en la localidad desde el 16 de agosto. Desde que empezó la cuarentena, las comidas se entregan en la puerta del Sr. Wang, y una compañía local recoge su basura al mediodía una vez al día, para minimizar el contacto físico entre las personas.

Wang añadió que a él y a su familia se les permitió salir de su apartamento y caminar por el complejo residencial a partir del 25 de agosto, pero solo una persona por hogar podía hacerlo a la vez.

El 24 de agosto, el medio estatal chino Xinhua informó que a los residentes de Urumqi que vivían en ciertas comunidades libres de casos de infección se les permitió realizar “actividades personales que no fueran reuniones” dentro de su complejo residencial.

La Sra. Liu, quien también vive en Urumqi, dijo que creía que el gobierno local quería imponer medidas estrictas por razones distintas a la de detener la propagación del virus. Ella explicó que estas medidas fueron tomadas para lograr el objetivo de “mantener la estabilidad social”.

En otras palabras, con estas medidas los funcionarios locales podrían ser más eficaces para acorralar y arrestar a los disidentes en una ciudad bajo cuarentena, según Liu.

Liu dijo que últimamente es difícil enviar información sobre Xinjiang. Si la gente lo hace, se arriesga a ser arrestada o encarcelada, añadió. La gente podría simplemente desaparecer y nadie sabría a dónde fue.

Liu dijo que si las personas son descubiertas usando un software para eludir el firewall de China, son llevadas a prisión.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

China: Arrestan a residentes por visita de funcionario a zonas inundadas

TE RECOMENDAMOS