Gemelas que prefieren ropa antigua dicen que la moderna es “sacos con huecos para la cabeza y brazos”

Por Anna Mason
19 de Enero de 2023 3:01 PM Actualizado: 19 de Enero de 2023 3:01 PM

Dos hermanas gemelas de 26 años de Carolina del Norte han compartido su refrescante punto de vista sobre por qué no les gusta la ropa moderna y prefieren la ropa antigua, disfrutando de la sastrería y los tejidos de calidad.

Corie Graddick y Katie Ann Pressley nacieron en Gainesville, Georgia, pero llevan toda la vida viviendo en Brasstown.

Corie Graddick y Katie Ann Pressley. (Cortesía de Corie Graddick)

En un video de YouTube publicado en su canal, el encantador y franco dúo contó que siempre les han gustado las cosas antiguas, incluida la ropa.

Corie, que trabaja a tiempo completo como creadora de contenidos, declaró a The Epoch Times: “También crecimos en una familia que valoraba mucho la modestia y nos parece que la moda antigua tiende a ser más modesta”.

De niñas, su vestuario se componía sobre todo de ropa usada, así como de prendas de tiendas de segunda mano y ventas de garaje, ya que su familia no tenía mucho dinero.

“Mamá buscaba en las tiendas de segunda mano una forma más asequible de vestirnos”, explica Corie.

Como resultado, siempre iban varios años por detrás de las tendencias de moda del momento y se acostumbraron a tener ropa más antigua, que es una de las razones por las que les sigue gustando.

Además, les gustan mucho los tejidos y el acabado de la ropa antigua. Comparten que estas prendas suelen ser de mejor calidad y duraderas.

“Tenemos prendas de hace 50 o 60 años que siguen pareciendo nuevas”, afirma Corie. “Nos encanta la calidad y nos encanta saber que podemos lavarlas más de 3 veces sin que se desgasten”.

(Cortesía de Corie Graddick)

Las dos músicas creen que las prendas modernas —la ropa fabricada después de 2010— son de baja calidad y no están bien confeccionadas.

“No son más que sacos con agujeros para la cabeza y los brazos”, dice Corie refiriéndose a la ropa moderna. “Para nosotros, la ropa moderna es de menor calidad, no se pone verdadero cuidado en la confección de la prenda, por lo que se desgasta rápidamente”.

Las gemelas también han descubierto que la ropa moderna tiene todas el mismo estilo y está compuesta por demasiados colores y estampados diferentes.

Criadas en una familia que valora la humildad, Corie y Katie aprecian el estilo más modesto de la ropa de generaciones pasadas, sobre todo de los años 60 y 70. Cuando tocan —Katie toca el violín y Corie la guitarra— les gusta llevar vestidos y blusas antiguos.

De niñas empezaron a cantar en la iglesia y entonaban canciones gospel y folk con sus abuelos músicos. Cuando crecieron un poco, alrededor de los 13 años, Corie aprendió a tocar el violín en un programa de la escuela, donde tocó durante dos años, antes de decidir que prefería la guitarra. Katie empezó a tocar el violín poco después.

“Hacemos mucho folk, country antiguo y música gospel”, dice Corie, “así como algunas composiciones propias que incluyen melodías de violín y canciones líricas”.

(Cortesía de Corie Graddick)

Sin embargo, aparte de la ropa, su amor por las cosas antiguas se extiende a muchos otros aspectos de la vida.

Katie, que trabaja a tiempo completo como artista joyera y lapidaria y vive con sus padres, posee un camión Square Body de 1986 que está restaurando y su violín fue fabricado en el siglo XIX.

Katie lleva un vestido de su abuela que fue confeccionado en la década de 1970. (Cortesía de Corie Graddick)

Por su parte, Corie, que vive con su marido en Murphy, tiene una guitarra Gibson de 1954. También utiliza muchos utensilios de cocina antiguos. Como familia, utilizan exclusivamente viejas sartenes de hierro fundido que tienen hasta un siglo de antigüedad.

(Cortesía de Corie Graddick)

Sin embargo, las gemelas insisten en que, a la hora de vestirse, la gente debe ponerse lo que mejor le siente.

“Lo que les resulte más cómodo y les haga sentirse mejor consigo mismos”, afirma Corie. “Sí, nos encanta llevar ropa más antigua, pero es lo que nos hace sentir mejor, no lo hacemos para ser cool, ni por ninguna razón especial, simplemente es lo que nos gusta”.

Desde que compartieron su video “Por qué no nos gusta la ropa moderna”, la pareja ha cosechado más de 170,000 visitas, algo que realmente no esperaban.

“La mayoría de los comentarios que recibimos fueron positivos y mucha gente estaba de acuerdo en que la ropa moderna es barata y demasiado reveladora”, dice Corie. “Varias personas comentaron que aún tenían ropa de los años 60, 70 y 80. Algunos incluso nos enviaron algunos jerséis de lana”.

Las chicas también aclararon que no es que no tengan ropa moderna. Sin embargo, intentan encontrar ropa más antigua siempre que pueden utilizando fuentes online como eBay, Etsy, Poshmark y Rusty Zipper, así como tiendas de segunda mano.

Corie, que lleva muchas camisas de franela de lana Woolrich durante el invierno, resume su actitud con la modestia que les caracteriza diciendo: “Aunque diría que llevamos ropa más antigua, no necesariamente llamamos mucho la atención. A veces la gente hace cumplidos sobre nuestra blusa o vestido”.

En una época de poses desesperadas y moda de usar y tirar, las chicas Pressley son un soplo de aire fresco.

Vea el video:


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.