“Gemelos milagro”: diagnosticados con una rara enfermedad en el vientre materno logran sobrevivir

Por Louise Bevan
08 de Febrero de 2021 2:13 PM Actualizado: 08 de Febrero de 2021 2:13 PM

Un par de gemelos prematuros no se reunieron fuera del vientre materno hasta cumplir los dos meses de edad. Sin embargo, juntos sobrevivieron a una operación en el útero, a una rara y peligrosa enfermedad, y a una prolongada estancia en la UCIN en medio de la pandemia de COVID-19.

Ahora, con 8 meses de edad, Pauly y Vinny Salmonese están prosperando. Sus padres, Dana y Joe, de Huntington (Nueva York), no pueden estar más orgullosos de sus “bebés luchadores milagrosos”.

En declaraciones a The Epoch Times a través de Facebook, Dana, de 30 años, describió a sus hijos como “increíbles… Están cumpliendo casi todos sus logros”, dijo. “Son muy felices, ¡y les encanta comer!”.

El día de Año Nuevo de 2020, Dana y Joe, que comparten una hija de 2 años, Gianna, se sorprendieron al descubrir que estaban esperando gemelos, ya que ninguno de ellos tenía gemelos en su linaje. Tras 13 semanas de gestación, Dana compartió la emocionante noticia en Facebook.

Pauly Salmonese en el hospital (Cortesía: Dana Salmonese)

Sin embargo, apenas un día después de compartir el posteo, Dana se despertó a mitad de la noche sangrando.

“Fue el momento más aterrador de toda mi vida”, dijo a People. “No tenía ninguna duda de que estaba abortando”.

Vinny Salmonese en el hospital (Cortesía: Dana Salmonese)

La pareja acudió inmediatamente al hospital. Entonces se descubrió que la hemorragia estaba causada por una afección llamada hematoma subcoriónico, una acumulación de sangre entre la pared uterina y el corion. Se les dio a los gemelos un 50% de posibilidades de sobrevivir, y Dana fue enviada a casa en estricto reposo.

Dana esperaba un “embarazo normal” después de llegar a las 17 semanas, ya que la hemorragia había cesado, pero una ecografía rutinaria detectó un nuevo motivo de preocupación.

“[Uno de los bebés] parecía no tener mucho espacio, y estaba quieto”, recuerda Dana al ver la ecografía. “El otro estaba flotando y tenía todo este espacio, y sus brazos estaban levantados y dando patadas por todas partes y yo no podía sentir nada de eso”.

(Cortesía: Michelle Behr Photography)

El médico de Dana sospechó que se trataba del raro síndrome de transfusión gemelar (STG), en el que los gemelos comparten una única placenta. Dana fue remitida inmediatamente al Dr. Martin Chavez, especialista materno fetal del NYU Winthrop Hospital, para que la operara.

“[Uno] recibía demasiada sangre y el otro no recibía suficiente”, explicó el Dr. Chávez, “así que utilizamos un láser para cerrar estas conexiones anormales, permitiendo que el embarazo continúe lo más avanzado posible, y con la mayor seguridad posible”.

(Cortesía: Michelle Behr Photography)

Se determinó que, sin la cirugía, los bebés de Dana y Joe solo tenían un 10% de posibilidades de sobrevivir. “Es arriesgado entrar en el útero con bebés de 18 semanas, pero sería aún más arriesgado no hacerlo”, razonó Dana.

La operación fue un éxito a pesar de las complicaciones del hematoma de Dana. Sin embargo, dos semanas después, rompió fuente.

“Este embarazo me ha llevado al límite, y la única forma que conozco de afrontarlo es a través de mi fe”, escribió Dana en aquel momento.

(Cortesía: Dana Salmonese)

Sin contracciones, Dana se estabilizó y fue enviada a casa; la sala de maternidad del hospital se estaba convirtiendo rápidamente en una sala de urgencias a medida que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), conocido comúnmente como el nuevo coronavirus, se extendía por la ciudad. Joe, que es del equipo de emergencias, estaba en primera línea de las tareas de asistencia al brote del virus, adoptando medidas extremas para proteger a su mujer en casa.

Cuando Dana llegó a las 24 semanas, la familia, los amigos y los camiones de bomberos del parque de bomberos de Joe formaron un convoy para celebrarlo.

“Estaba tn feliz”, dijo Dana a People. “Sabía que iba a dar a luz a bebés que no tendrían que morir en mis brazos”.

(Cortesía: Dana Salmonese)

A las 28 semanas, Dana volvió a ingresar en el hospital, donde los médicos se esforzaron por retrasar el parto activo. Sin embargo, a las 31 semanas, el Dr. Chávez observó que el bebé más pequeño ya no se alimentaba, por lo que programó una cesárea.

El bebé Vinny, que pesaba 4 libras y 1 onza (aproximadamente 1,84 kg), nació primero. Pauly, que pesaba 2 libras y 9 onzas (aproximadamente 1,16 kg), nació después. Los dos niños fueron trasladados a la UCIN para recibir transfusiones de sangre y asistencia respiratoria después de todo lo que habían pasado en el útero.

“Esos médicos y enfermeras… son unos genios”, elogió Dana, “y saben cómo sacar adelante a sus bebés sin presionarlos demasiado”.

(Cortesía de Dana Salmonese)

Los bebés lucharon mucho, cada vez están más fuertes y sanos. El 10 de agosto se reunieron por primera vez fuera del útero. Vinny se fue a casa con su madre y su padre. Pauly, el más pequeño, pero igual de fuerte, le siguió semanas después.

“Es un milagro”, dijo Dana. “Los dos están excepcionalmente bien”, dijo el Dr. Chávez, añadiendo que era agradable ver algo de la “típica rivalidad entre hermanos” entre los niños en crecimiento.

Un vídeo de los radiantes bebés de Dana y Joe incluso se hizo viral en TikTok, con el título “sonrisas matutinas”.

(Cortesía: Dana Salmonese)

Con las facturas del hospital sin pagar y la futura fisioterapia para los gemelos, Dana y Joe iniciaron una campaña de GoFundMe para hacer frente a la carga financiera. El diez % del dinero recaudado, dijeron, también se destinará a la Fundación Síndrome de Transfusión de Gemelos, y un 10 % adicional se destinará a la UCIN del Hospital Winthrop.

“Estamos muy agradecidos por todas las oraciones y el apoyo que hemos recibido y esperamos que nuestra historia los inspire a soñar en grande, incluso si ese sueño parece imposible”, escribió Dana. “La gracia y el poder de Dios son absolutamente increíbles”.

(Cortesía: Dana Salmonese)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.