Gobernador de Arizona no aceptará resultados de las elecciones hasta que se resuelvan las demandas

Por Jack Phillips
19 de Noviembre de 2020
Actualizado: 19 de Noviembre de 2020

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, anunció que la elección del estado no ha terminado, hasta que se hayan resuelto todos los casos judiciales, ya que la campaña Trump y el Partido Republicano del estado presentaron demandas en el condado de Maricopa en un intento de bloquear a los funcionarios para que no certifiquen los resultados de la elección debido a presuntas irregularidades e impropiedades electorales.

“Hay demandas legales que están siendo impugnadas en los tribunales y todos los que están en la boleta tienen ciertos derechos de acceso y recursos y si quieren insistir en ello, pueden hacerlo. Una vez que se resuelvan y el proceso se lleve a cabo, aceptaré los resultados de la elección”, dijo el gobernador republicano en una conferencia de prensa el miércoles. Fue la primera vez que realizó una desde las elecciones del 3 de noviembre.

“Podemos confiar en nuestras elecciones aquí en Arizona”, dijo Ducey, pero estipuló momentos después: “Hay preguntas y esas preguntas deben ser respondidas”.

Ducey no ha declarado al aspirante demócrata Joe Biden como ganador de las elecciones. El gobernador señaló que ha oído hablar de problemas de votación en el estado pero no ha visto personalmente ninguna evidencia.

La ley estatal de Arizona da a todos los condados de Arizona hasta el 23 de noviembre para certificar los resultados de la elección. Luego, los condados deben enviar sus resultados a la oficina del Secretario de Estado, que tiene otros 10 días para certificar los resultados en todo el estado.

Aunque varios medios de comunicación se han referido a Biden como el presidente electo y lo han declarado ganador, The Epoch Times no lo ha hecho, en espera del resultado de las demandas y otros procesos necesarios para completar la elección y declarar finalmente un ganador. El Colegio Electoral vota el próximo mes, y el Congreso celebrará su Sesión Conjunta para contar formalmente los votos electorales y declarar los resultados oficiales de las elecciones a principios de enero.

Según proyecciones extraoficiales, Biden aventaja a Trump por unos 11,000 votos en Arizona.

A principios de esta semana, el partido republicano de Arizona tomó medidas para detener a los funcionarios de los condados del estado para que retrasaran la certificación de sus resultados.

“El partido está presionando no solo a los supervisores del condado sino a todos los responsables de certificar y sondear la elección para asegurarse de que todas las preguntas sean respondidas para que los votantes tengan confianza en los resultados de la elección”, dijo Zach Henry, un portavoz del Partido Republicano de Arizona, informó The Associated Press.

El partido también presentó una demanda para solicitar un reconteo manual en el condado de Maricopa, que incluye Phoenix, del muestreo de las boletas. También están solicitando una orden judicial que prohíba al condado certificar los resultados hasta que se decida el caso.

Las boletas son contadas en el Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa después de las elecciones presidenciales de EE.UU. en Phoenix, Arizona, el 5 de noviembre de 2020. (OLIVIER TOURON/AFP vía Getty Images)

“Este caso se trata de una demora—no de la adjudicación de reclamaciones de buena fe”, dijeron los abogados de la secretaria de Estado demócrata, Katie Hobbs, en respuesta, informó AP.

Hobbs, una demócrata, también afirmó el miércoles que está recibiendo amenazas de violencia tras las elecciones, alegando que Trump y otros miembros del GOP están difundiendo información errónea. Hobbs no proporcionó pruebas de sus afirmaciones de violencia.

“Sus palabras y acciones tienen consecuencias”, dijo Hobbs. “Ahora, hago un llamado a otros líderes de este estado, incluyendo al gobernador, cuyo silencio ensordecedor ha contribuido a los crecientes disturbios, para que defiendan la verdad”.

Ducey dijo en su conferencia de prensa que las supuestas amenazas son “completamente inaceptables”.

En Michigan, la presidenta del Consejo de Escrutadores del Condado de Wayne, Monica Palmer, y el miembro del consejo William Hartmann firmaron declaraciones juradas el miércoles diciendo que solo votaron para certificar los resultados de la elección esta semana porque se les dijo que se realizaría una auditoría completa de la elección. Pero cuando se enteraron de que no había auditoría, anularon sus votos para certificar los resultados.

Tanto Palmer como Hartmann dijeron que fueron amenazados. Los dos fueron reprendidos y acusados de racismo después de que votaron en contra de la certificación de resultados, dijo Palmer, agregando que el abuso llegó a tal punto que “me amenazaron a mí y a miembros de mi familia”.

Con información de Ivan Pentchuoukov.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

70 años después, Beijing sigue mintiendo sobre la guerra de Corea

TE RECOMENDAMOS