Gobernador de Oklahoma firma ley de latidos de corazón que prohíbe con efecto inmediato los abortos

Por Gabrielle Stephenson
04 de Mayo de 2022 9:51 AM Actualizado: 04 de Mayo de 2022 9:51 AM

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, promulgó el martes una ley que prohíbe el aborto después de que se detecte actividad cardíaca, lo cual suele ocurrir a las seis semanas de embarazo.

La medida, S.B. 1503 o la “Ley de latidos del corazón de Oklahoma”, entra en vigor de inmediato. Se aplican excepciones en casos de emergencia médica, pero no se aplican a embarazos por incesto o violación.

“Quiero que Oklahoma sea el estado más provida del país porque represento a los 4 millones de habitantes de Oklahoma que abrumadoramente quieren proteger a los no nacidos”, dijo Stitt, un republicano, en Twitter.

La Ley de latidos del corazón de Oklahoma fue aprobada por la legislatura de Oklahoma, liderada por los republicanos, antes de su firma. La Corte Suprema de Oklahoma, el mismo día, se negó a bloquear la aplicación de la ley en espera del resultado del litigio que la impugna.

La ley sigue el modelo de una ley similar de Texas en su mecanismo de aplicación, que requiere que los ciudadanos inicien demandas civiles contra los proveedores o cualquier persona que “ayude o instigue” un aborto después de que se detecte un latido fetal. Quienes presenten las demandas tienen hasta seis años desde el supuesto aborto para hacerlo. Pueden ganar hasta USD 10,000 en daños civiles por cada caso de aborto. La madre involucrada en el aborto no está sujeta a ninguna acción civil.

Oklahoma es ahora el segundo estado de EE.UU. con una ley vigente similar a la Ley de latidos del corazón de Texas, también conocida como Proyecto de Ley del Senado 8 (SB 8), que ha resistido impugnaciones legales desde que entró en vigencia en septiembre de 2021.

Debido a que ningún funcionario estatal está involucrado en hacer cumplir la ley, a los proveedores de servicios de aborto les ha resultado difícil presentar impugnaciones legales contra individuos particulares. El 11 de marzo, la Corte Suprema de Texas dictaminó que los funcionarios estatales no tienen la autoridad para hacer cumplir la prohibición al aborto, lo que efectivamente pone fin a la impugnación legal federal de las clínicas de aborto contra la ley.

Oklahoma se había convertido en un destino frecuente para quienes anteriormente buscaban abortar en Texas. Los proveedores de servicios de aborto de Planned Parenthood en Oklahoma experimentaron un aumento de casi el 2500 por ciento en los pacientes de Texas en los meses posteriores a la entrada en vigor de la ley de Texas, en comparación con el mismo período de 2020, dijo la organización. La última prohibición al aborto en Oklahoma significa que las personas tendrán que irse a otro lado si quieren abortar después de que se detecte un latido fetal.

Esta es solo una de varias medidas provida que la legislatura de Oklahoma aprobó en esta sesión con la esperanza de que, al menos, una resista las impugnaciones legales. A principios de abril, Stitt promulgó la SB 612, una prohibición a casi todos los abortos que amenaza con llevar a prisión a los proveedores de servicios de aborto. La medida entrará en vigor en agosto.

La Corte Suprema de Estados Unidos parece estar dispuesta a anular la sentencia Roe vs Wade de 1973, según un borrador filtrado de la opinión mayoritaria del alto tribunal publicado por Politico el lunes. El caso Roe vs Wade ha prohibido durante décadas que los estados prohíban los abortos antes de que el feto se considere “viable”, lo que se considera a las 24 semanas de embarazo.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.