Gobernador de Washington firma legislación que exige formación de crítica de la raza en escuelas publicas

Por GQ Pan
09 de Mayo de 2021
Actualizado: 09 de Mayo de 2021

El gobernador de Washington, Jay Inslee, firmó un proyecto de ley que incorpora la doctrina de “equidad, competencia cultural y desmantelamiento del racismo institucional” en la capacitación de todos los educadores K-12 en todo el estado.

Según el Proyecto de Ley del Senado 5044 (pdf)—el cual fue aprobado por la legislatura estatal en abril—los distritos escolares de Washington deben utilizar uno de los tres días de aprendizaje profesional para capacitar específicamente a todo el personal en los temas de “competencia cultural, diversidad, equidad o inclusión”.

Esos temas se encuentran entre varios enumerados en el texto del proyecto de ley: “La legislatura planea continuar el importante trabajo de desmantelar el racismo institucional en las escuelas públicas y reconoce la importancia de aumentar la equidad, la diversidad, la inclusión, el antirracismo y la capacitación en competencia cultural en todo el sistema de escuelas públicas proporcionando programas de capacitación para el personal clasificado, el personal docente certificado, el personal administrativo certificado, los superintendentes y los directores de escuela que se proporcionarán de manera continua”.

Los defensores del proyecto de ley, según un informe del Senado estatal (pdf), dijeron que esto ayudaría a los educadores a apoyar mejor a aquellos que son “inmigrantes y estudiantes de color” y que esto haría que los estudiantes “se sintieran seguros, escuchados y comprendidos”. Sin embargo, los oponentes lo han llamado un proyecto de ley “divisivo” y “peligroso” basado en la Teoría Crítica de la Raza (CRT, por sus siglas en inglés), a través del cual se enseñaría a los estudiantes a “juzgar a los demás en función del color de su piel”.

Algunos conceptos clave del proyecto de ley, como “equidad”, “racismo sistémico” y “antirracismo”, son populares entre los defensores de la CRT, una consecuencia marxista que ve a la sociedad a través de la lente de una lucha de poder basada en la raza.

La equidad—en contraste a la igualdad de oportunidades—busca generar resultados iguales mediante la redistribución de los recursos según las disparidades económicas o raciales percibidas. En nombre de la equidad, la ciudad de Nueva York reemplazó el examen de ingreso competitivo para sus programas para dotados y talentosos por una lotería para que más estudiantes negros e hispanos pudieran calificar para tales clases.

Mientras tanto, la idea del “antirracismo” es que uno solo puede ser “antirracista” identificando y confrontando activamente el racismo percibido todo el tiempo en todo y en cada encuentro, porque en una cosmovisión racial crítica, es imposible que el racismo esté ausente en cualquier situación. Según Ibram X. Kendi de la Universidad de Boston, como se explica en su libro de 2019 “Cómo ser un antirracista”, una política “antirracista” es “cualquier medida que produzca o mantenga la equidad racial entre grupos raciales”, y que “no existe tal como una política no racista o racialmente neutral”.

La controversia entorno a la capacitación crítica de la raza surgió en 2020, cuando el presidente Donald Trump puso en marcha la prohibición de materiales de capacitación basados ​​en “ideologías divisivas y dañinas basadas en la raza y el sexo” en los lugares de trabajo federales. El presidente Joe Biden anuló la orden y, en cambio, emitió una orden que indica que su administración buscará “un enfoque integral para promover la equidad para todos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS