Gobernadora de Oregon dice que no enviará a la Guardia Nacional a Portland antes de otra revuelta

Por Zachary Stieber
26 de Agosto de 2020
Actualizado: 26 de Agosto de 2020

La gobernadora de Oregon, Kate Brown, dijo el martes que no enviará a la Guardia Nacional para ayudar a lidiar con las continuas revueltas en Portland. Horas después del anuncio se produjo otro disturbio.

Un grupo de unos 150 manifestantes, muchos con cascos, máscaras de gas, chalecos antibalas y escudos, llegó al Ayuntamiento después de las 9:30 p.m. Algunos rompieron ventanas y entraron en el edificio, incluyendo personas con carteles que decían “prensa”, mientras otros prendían fuego en el exterior.

Los policías comenzaron a advertir a la multitud que abandonara la zona. La mayoría ignoró las advertencias, por lo que la policía utilizó la fuerza para dispersarlos, según un resumen de los incidentes nocturnos de la Oficina de Policía de Portland.

La policía se retiró para tratar de reducir la intensidad de la situación, pero la multitud pronto regresó a la zona, haciendo brillar los láseres en los ojos de los oficiales y tratando de romper más ventanas. Justo después de las 11 p.m., un hombre encendió una lata de aerosol mientras la rociaba hacia el edificio de la ciudad, con los guardias de seguridad dentro.

Debido a la amenaza a la vida, los oficiales volvieron a dispersar a la multitud. Los alborotadores les arrojaron huevos y botellas y continuaron usando rayos láser.

Los enfrentamientos continuaron hasta la madrugada del miércoles.

Veintitrés personas fueron arrestadas por cargos que incluían alteración del orden público, acoso y resistencia al arresto. Bajo una nueva política del fiscal de Distrito del Condado de Multnomah, Mike Schmidt, la mayoría de los cargos probablemente serán retirados.

Los oficiales de policía de Portland despejan el vestíbulo del ayuntamiento de Portland, Oregon, la noche del 25 de agosto de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)
La policía de Portland arresta a un hombre en medio de las revueltas de Portland, Oregon, la noche del 25 de agosto de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)

La gobernadora Brown dijo antes de los últimos disturbios que no enviaría ayuda para los oficiales de policía.

El presidente Donald Trump, un republicano, escribió en una declaración que su gobierno quiere que Brown y el alcalde Ted Wheeler, un demócrata, “llamen a la Guardia Nacional como debería haberse hecho hace 3 meses”.

Los disturbios son constantes en Portland desde el 28 de mayo.

“Deben dejar de llamar a estos anarquistas y agitadores ‘manifestantes pacíficos’. ¡Regresen al mundo real! El Gobierno Federal está listo para terminar este problema inmediatamente después de su petición”, añadió Trump.

En lo que pareció ser su primera declaración respondiendo a peticiones similares, Brown dijo que su estado “no está interesado en el rol de un teatro político”.

Los guardias están “centrados en la lucha contra los incendios, distribuyendo los PPE y ayudando con las llamadas de desempleo”, dijo, añadiendo, “Me encantaría discutir lo que realmente necesitamos: recursos financieros, mascarillas N-95 y suministros de pruebas (del virus)”.

El Secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf, dijo a principios de esta semana que Brown debería hacer una de tres cosas: desplegar miembros de la Guardia Nacional, enviar a la Policía Estatal de Oregón (OSP) de vuelta a Portland, o pedir ayuda al gobierno de Trump.

“Las fuerzas del orden de Portland están haciendo lo que pueden pero necesitan ayuda para abordar la violencia de forma proactiva”, dijo.

Soldados de la Guardia Nacional del Ejército de Oregón ayudan a establecer una estación médica en medio de la pandemia COVID-19, en la Feria Estatal de Oregon el 19 de marzo de 2020. (Sargento de primera clase Zachary Holden/Guardia Nacional del Ejército de los EE.UU. vía Getty Images)
El video de seguridad del interior de una oficina de la Asociación de Policía de Portland (PPA) muestra a personas no identificadas arrojando escombros en llamas dentro el 8 de agosto de 2020. (Asociación de la Policía de Portland)

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, demócrata, ordenó el lunes a las tropas de la Guardia Nacional ir a Kenosha horas después de un día de revueltas. El martes aumentó el número de fuerzas después que los disturbios volvieron a estallar.

La situación en Portland atrajo la atención de todo el país, sobre todo después que los agentes federales y los alborotadores se enfrentaran repetidamente el mes pasado.

Brown aceptó enviar tropas estatales para ayudar a mantener la paz, pero las tropas se retiraron 2 semanas después, citando la nueva política del fiscal de distrito Schmidt.

Los tiroteos aumentaron este año en la ciudad más grande de Oregon y los policías subrayan la incapacidad de responder a tiempo a las llamadas al 911 debido a la mano de obra utilizada para sofocar los disturbios.

En un momento dado, el sábado, solo había cuatro patrullas de policía disponibles para responder a las llamadas de emergencia para el servicio, dijo la oficina. Alrededor de 30 oficiales estaban tratando de manejar una manifestación que se volvió violenta, pero ni siquiera ese número podía vigilar adecuadamente a los grupos.

Durante los disturbios del domingo por la noche, docenas de agentes fueron retirados de los cuarteles para responder, lo que provocó un atraso de entre 120 y 140 llamadas, incluyendo disparos, asaltos y circunstancias sospechosas.

“Hemos tenido llamadas que se han mantenido por más de 20 horas y media”, dijo el jefe de la policía de Portland, Chuck Lovell, a los periodistas esta semana.

“Creo que de vez en cuando necesitamos nuestras agencias asociadas, creo que la ayuda de la Policía del Estado de Oregon (OPS) ha sido enorme”, añadió cuando se le preguntó si necesitaba ayuda.

“La Oficina del Sheriff del Condado de Multnomah ha sido de gran ayuda. Creo que ahora mismo, estamos en un lugar donde siento que podemos manejar el control de multitudes con nuestros socios. Pero si esa decisión se toma en el futuro, entonces ya saben, es una decisión que se toma por encima de mi cabeza”, dijo Lovell.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS