Gobierno de Biden hace compra de USD 119 millones en vacunas tras un único caso de viruela del mono

Por Mimi Nguyen Ly
20 de Mayo de 2022 8:13 AM Actualizado: 20 de Mayo de 2022 4:06 PM

El gobierno de Joe Biden ordenó para Estados Unidos millones de dosis de una vacuna que protege contra la viruela y la viruela del mono, luego que el 18 de mayo se confirmara en Massachusetts el primer caso en el país.

La viruela del mono, una enfermedad viral normalmente limitada a África, se está registrando en varios países con más de 25 casos confirmados desde principios de mayo.

El grupo biotecnológico danés, Bavarian Nordic, anunció el pedido de la vacuna el 18 de mayo, obligando a la empresa a convertir su vacuna líquida contra la viruela a granel en versiones congeladas y deshidratadas que tienen una vida útil mejorada. La vacuna a granel ya ha sido fabricada y facturada en virtud de contratos anteriores con el gobierno estadounidense, declaró Bavarian Nordic. La vacuna fue aprobada con el nombre de “Jynneos” en Estados Unidos.

El pedido representa 119 millones de dólares en vacunas Jynneos, que se fabricarán y facturarán en 2023 y 2024.

Según el contrato, la administración Biden tiene la opción de hacer otro pedido por valor de 180 millones de dólares. Eso permitiría fabricar unos 13 millones de dosis Jynneos congeladas y deshidratadas de la vacuna contra la viruela en torno a 2024 y 2025. La mayor parte de la vacuna a granel ya fue fabricada y facturada, según la empresa.

Bavarian Nordic anunció a continuación, el 19 de mayo, que suministrará su vacuna contra la viruela a “un país europeo no revelado”. Esta vacuna está aprobada para la viruela en Europa con el nombre de “IMVANEX”, pero se ha administrado anteriormente para la viruela del mono, dijo la empresa.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó la vacuna Jynneos de la compañía nórdica en septiembre de 2019 para la prevención de la viruela y la viruela del mono en personas de 18 años o más. La vacuna estaría “disponible para quienes se determine que tienen un alto riesgo de infección de viruela o viruela del mono”.

“Esta es la única vacuna actualmente aprobada por las autoridades para la prevención de la enfermedad de la viruela del mono”, declaró la FDA en ese momento.

Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, dijo entonces que “la liberación intencionada” de la viruela, un virus altamente contagioso, “podría tener un efecto devastador”.

El presidente y director general de Bavarian Nordic, Paul Chaplin, calificó la situación actual de la viruela del mono en Europa como una que “exige un enfoque rápido y coordinado por parte de las autoridades sanitarias”, y añadió que la empresa está “encantada de ayudar en esta situación de emergencia”.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) había concedido en 2004 a Barvarian Nordic un contrato de 100 millones de dólares para la investigación de una vacuna contra la viruela, como parte del Proyecto BioShield, una iniciativa gubernamental para incentivar a las empresas privadas a desarrollar vacunas y otras contramedidas para hacer frente a las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares.

Un virión de la viruela del mono, obtenido de una muestra clínica asociada al brote en perros de la pradera de 2003, en una imagen de microscopio electrónico. (Cynthia S. Goldsmith/CDC)

Aumento de los casos de viruela del mono

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la viruela del mono en humanos presenta síntomas similares a los de la viruela, pero más leves. Los infectados pueden tener fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y agotamiento, así como lesiones cutáneas que pueden durar hasta un mes.

Tras la aparición de la fiebre, los pacientes también pueden desarrollar una erupción que suele empezar en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo. La viruela del mono provoca la inflamación de los ganglios linfáticos, mientras que la viruela no lo hace, según indican los CDC en su sitio web.

Las autoridades de varios países han informado que la inmensa mayoría de los casos corresponden a hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, pero aún no han confirmado cómo se han infectado las personas. La Organización Mundial de la Salud afirma que la viruela del mono “puede transmitirse por exposición a la exhalación de grandes gotas y por contacto con lesiones cutáneas infectadas o materiales contaminados”.

Italia, Suecia y Australia notificaron el 20 de mayo sus primeros casos confirmados de viruela del mono este año.

Canadá también notificó sus dos primeros casos en Quebec el 19 de mayo y está investigando 17 casos sospechosos en la región de Montreal.

Estados Unidos confirmó un caso en Massachusetts el 18 de mayo. También se está investigando un caso sospechoso de viruela del mono en la ciudad de Nueva York, después que un hombre se presentara en un hospital con síntomas el 19 de mayo.

España también notificó el 19 de mayo siete casos, mientras que Portugal actualizó su número de casos confirmados a 14. Tanto España como Portugal tienen más de 40 casos sospechosos de viruela del mono. Ese mismo día, Francia notificó su primer caso sospechoso en la región de París/Ile-de-France.

Hay nueve casos confirmados de viruela del mono en Reino Unido, donde se registraron los primeros casos fuera de África. El primer caso en Reino Unido se notificó el 7 de mayo, en un paciente que había viajado recientemente a Nigeria.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.