Gobierno de Biden oculta datos sobre muertes de inmigrantes ilegales mientras aumenta el número de cruces

Por Charlotte Cuthbertson
19 de Julio de 2022 8:18 PM Actualizado: 19 de Julio de 2022 8:18 PM

Las aprehensiones en la frontera superaron recientemente los 1.7 millones, cuando quedan tres meses del año fiscal. Al mismo tiempo, el gobierno de Biden ha roto una política de larga data de dar a conocer públicamente el número de inmigrantes ilegales que mueren al cruzar a Estados Unidos, o poco después.

El Valle del Río Grande, en Texas, y el sector de Tucson, en Arizona, han sido tradicionalmente los sectores fronterizos más peligrosos, ya que el río y el calor del verano son los que más vidas cobran, y los contrabandistas dejan morir a los extranjeros heridos y enfermos.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) publicó en su sitio web el número de muertes de inmigrantes a lo largo de la frontera sur desde el año fiscal 1998 hasta el año fiscal 2020, pero dejó de hacerlo una vez que la Administración Biden se hizo cargo de la agencia.

En el transcurso de tres meses, The Epoch Times hizo múltiples solicitudes a la CBP para obtener los datos faltantes de los años fiscales 2021 y 2022 hasta la fecha. Pero la CBP, hasta la fecha, se ha negado a proporcionar la información.

Los datos anteriores de la CBP muestran que 247 inmigrantes ilegales murieron cerca de la frontera durante el año fiscal 2020, mientras que 300 murieron en el año fiscal 2019.

Este mes de junio, según datos no publicados de la CBP obtenidos por The Epoch Times, 111 inmigrantes ilegales murieron mientras cruzaban el país, o poco después. Otros 53 murieron en un tráiler en las afueras de San Antonio.

El mayor número de muertes en el registro de la CBP fue de 492 personas en el año fiscal 2005. En ese mismo año, la Patrulla Fronteriza detuvo a unos 1.2 millones de inmigrantes ilegales.

Los datos históricos de la CBP incluyen una nota a pie de página en la que se indica que los “datos pueden estar sujetos a cambios en función de nuevos descubrimientos de restos y posibles fechas de muerte determinadas por un médico forense”.

No todas las muertes de migrantes se contabilizan en los datos de la CBP, ya que los agentes de la Patrulla Fronteriza no siempre participan en el descubrimiento. Las oficinas de los sheriffs tienen su propio recuento de los cuerpos descubiertos por rancheros, cazadores u otros.

El condado de Brooks, en Texas, registra muchas muertes relacionadas con la frontera, y el ayudante del sheriff Don White, de Remote Wildlands Search and Recovery, suele encontrar los cadáveres. Los inmigrantes ilegales que atraviesan el condado de Brooks han eludido la aplicación de la ley en la frontera y caminan por los ranchos 70 millas más al norte para eludir el puesto de control de la Patrulla Fronteriza en la carretera 281.

Epoch Times Photo
El ayudante de búsqueda y recuperación del sheriff Don White encuentra una gorra durante la búsqueda de los cadáveres de los inmigrantes ilegales en el condado de Brooks, Texas, el 13 de mayo de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

En lo que va de año, White ha recuperado 64 cadáveres y está a punto de romper el récord del año pasado de 119 recuperados en la maleza y 11 en situaciones de tráfico sin persecución. En comparación, en 2020 se encontraron 34 cuerpos.

“Ha aparecido un video de dos hombres apoyando a un tercero. El tercero está ambientalmente estresado y no está bien”, posteó White en Facebook el 19 de junio. “Los dos hombres que lo apoyan le limpian los bolsillos y se meten sus objetos personales en los bolsillos. Luego lo sacan del camino y lo dejan en la maleza. Cruel, si lo encuentran, el joven no tendrá una identificación”.

Comparte otra historia de una mujer que estaba “estresada y perdida”. White buscó a la mujer en una ubicación GPS que había enviado a sus padres, pero se había movido.

“Envió una nueva localización GPS a su marido en Amarillo. Él no quería que las autoridades se vieran involucradas, así que condujo para buscarla. Ella estaba donde el GPS había dicho que estaba. Muerta”, posteó White en Facebook el 12 de junio.

“Si hubiera pensado primero en su vida y hubiera llamado, el resultado habría sido diferente. Se perfila como un verano salvaje”.

En las remotas zonas desérticas de Arizona, la Oficina del Médico Forense del Condado de Pima (OME) trabaja con el grupo sin ánimo de lucro Humane Borders para documentar las muertes de inmigrantes ilegales.

En lo que va del año fiscal, cuando quedan tres meses, el sector de Tucson ha recuperado 128 cadáveres.

“Desde enero de 1990, más de 3600 inmigrantes indocumentados han muerto dentro de la jurisdicción del OME del condado de Pima”, afirma Humane Borders en su página web.

“Y en cualquier caso, muchos restos nunca serán encontrados o reportados”.

La OME del condado de Pima registró el mayor número de recuperaciones de cuerpos (226) en el año fiscal 2021, según su informe anual.

Epoch Times Photo
Un faro de emergencia en el desierto cerca de la frontera entre Estados Unidos y México en Yuma, Arizona, el 25 de mayo de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Un informe de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno emitido en abril dijo que la CBP no ha “recopilado y registrado, o reportado al Congreso, datos completos sobre las muertes de migrantes o revelado limitaciones con los datos que ha reportado”.

El informe evaluó el Programa de Migrantes Desaparecidos implementado por la Patrulla Fronteriza en junio de 2017 “para ayudar a rescatar a los migrantes en peligro y reducir las muertes de migrantes a lo largo de la frontera suroeste”.

El programa se centra en un área que consta de 45 condados en o cerca de la frontera internacional de casi 2000 millas con México.

Hasta febrero de este año, la Patrulla Fronteriza había colocado 165 faros de rescate y más de 2500 carteles de “911” a lo largo de la frontera suroeste, indicó el informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.