Gobierno interino de Bolivia demandará a Evo Morales ante la Corte Internacional de Justicia

Por Debora Alatriste
30 de Noviembre de 2019 Actualizado: 30 de Noviembre de 2019

El ministro de gobierno de Bolivia, Arturo Murrillo, dijo que en los próximas días presentará una demanda contra Evo Morales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, de acuerdo con el medio boliviano Patria Nueva.

En una rueda de prensa improvisada, Murillo dijo que luego “de la querella por delitos de sedición y terrorismo, en los próximos días se presentará otra demanda por crímenes de lesa humanidad en La Haya” y añadió que “debe responder ante la justicia por lo que ha hecho y está haciendo, además de sus cómplices que tienen participación en los luctuosos hechos que vivieron los bolivianos”.

El 22 de noviembre, Murillo presentó una denuncia penal contra el expresidente Evo Morales, el dirigente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Faustino Yucra Yarwi, y el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, por terrorismo, sedición y financiamiento al terrorismo. La denuncia presentada ante el Ministerio Público de la ciudad de La Paz, también señala que “instigan, planifican y ordenan a que persistan los bloqueos”.

En Bolivia, las penas por el delito de terrorismo van desde 15 a 20 años de prisión mientras que por sedición sonde 1 a 3 años, de acuerdo con el mismo medio.

“Quiero decirles con mucha claridad y franqueza al pueblo de Bolivia, los bolivianos hemos derrotado el autoritarismo, a quienes querían sembrarnos de terror y quisieron volver un Vietnam Bolivia”, señaló el ministro de acuerdo con Patria Nueva.

Cuando se le consultó por la notificación azul de la Interpol que recae sobre Morales, Murillo señaló que el expresidente no fue sentenciado pero que tiene una denuncia por sedición y terrorismo.

La CIJ, ante la cual Murillo quiere presentar la demanda, es “el principal órgano judicial de la Organización de las Naciones Unidas y está encargada de decidir las controversias jurídicas entre Estados”.

En una conferencia de prensa del 26 de noviembre en México, el exmandatario de Bolivia dijo que sobre él había una notificación azul de Interpol para “localización, obtención de información e identificación de la persona buscada” en los países de Argentina, Perú, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Colombia, Ecuador y México.

“Estoy buscado en el mundo por diez delitos, entre ellos alzamiento armado (…) instigación pública, delinquir, asociación delictiva, organización criminal, (…) terrorismo, financiamiento a terrorismo (…) discriminación, incitar al racismo, (…)”, añadió Morales.

Sin embargo, Arturo Murillo señaló el pasado 29 de noviembre desconocer que “haya ninguna carta azul”, que es probable que “algunos otros países la han puesto”, pero en Bolivia solo está denunciado ante la Fiscalía, “aún no está sentenciado”.

Otras autoridades bolivianas que aseguraron desconocer esta notificación de la Interpol son el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, y la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric. “No conocemos en Cancillería ese requerimiento de aprehensión”, dijo Longaric.

Lachipa dijo dos días después de la conferencia de prensa de Evo Morales que había confirmado con Interpol que no existía tal notificación, pues esta tiene el propósito de identificar o localizar a alguien, y en este caso era evidente que Evo Morales se encuentra en México.

***

A continuación

A 30 años de la caída del muro de Berlín: el comunismo sigue con nosotros

TE RECOMENDAMOS