Google promueve discretamente su agenda política para evitar la reelección de Trump

Por Petr Svab - La Gran Época
25 de Junio de 2019 Actualizado: 25 de Junio de 2019

Google está presionando su agenda política de un modo discreto a sus usuarios a través de sus productos. Un empleado dijo que los esfuerzos de Google son para “prevenir la próxima situación de Trump”.

La compañía ha ocultado su agenda política al aparentar ser “imparciales”, pero en realidad, eso significa promover su propia visión de la política mundial a expensas de [las visiones de] otros. También está elevando las voces de aquellos alineados con su visión del mundo a expensas de aquellos que se oponen, o que simplemente no están lo suficientemente alineados, de acuerdo con los documentos internos obtenidos y los empleados que hablan sobre el tema o son captados en cámaras ocultas por el Proyecto Veritas.

“Son una máquina política muy parcial que se inclina a no permitir que nunca alguien como Donald Trump vuelva al poder”, dijo un empleado de Google, que deseaba permanecer en el anonimato y habló ante la cámara sin mostrar su imagen y su voz disfrazada.

Google, la compañía de internet más grande del mundo con unos 100.000 empleados y más de USD 130 mil millones en ingresos anuales, ha sido acusada de canalizar la política de su fuerza de trabajo, mayoritariamente izquierdista, en sus productos, lo cual la compañía ha negado repetidamente.

Sin embargo, las últimas revelaciones representan a una compañía que ha realizado un esfuerzo sustancial para inclinar la balanza política a su favor luego de las elecciones de 2016.

“Justo después de que Donald Trump ganara las elecciones en 2016, la compañía hizo un giro total de 180 grados en lo que pensaron que era importante”, dijo la fuente.

Culpando el éxito de Trump en “el odio y la misoginia y el racismo”, la empresa decidió “arreglar la situación” y se apartó de sus valores de “autoexpresión y dar a todos una voz”, dijo.

“Dijeron…’Necesitamos comenzar a vigilar a nuestros usuarios, porque no queremos tener un resultado como ese, no queremos que un resultado así vuelva a suceder'”.

Un sentimiento similar fue expresado por Jen Gennai, jefe del área de Innovación Responsable de Google, quien fue captada en una cámara oculta por un reportero de Project Veritas hace varias semanas.

“Nos arruinaron a todos en el 2016, una vez más, no solo fuimos nosotros, fue, la gente se arruinó, los medios de comunicación se arruinaron, todo el mundo se arruinó, así que hemos pensado rápidamente: ‘¿Qué pasó y cómo evitamos que eso vuelva a suceder?”, dijo.

Gennai dijo que solía trabajar para el equipo de Confianza y Seguridad de Google y que las elecciones presidenciales de 2020 han sido “lo más importante” para el equipo. “Han estado trabajando en ello desde 2016 para asegurarnos de que estamos listos para 2020”, dijo.

Google no ha revelado nada de esto a sus usuarios, muchos de los cuales aún lo consideran una fuente objetiva de información, dijo el informante.

‘Imparcialidad’

Según un documento interno, Google cree que al filtrar, clasificar, agregar o generar medios a través de sus productos, sus usuarios estarán “programados” en ciertas visiones del mundo.

Sin embargo, resultó que estas visiones del mundo no siempre son las preferidas por la empresa. Por ejemplo, cuando uno busca en Google “CEOs”, los resultados probablemente muestren muchas fotos de hombres, porque la mayoría de los CEOs son hombres. Pero eso sería una “injusticia algorítmica” según un documento interno, porque “reforzaría un estereotipo sobre el papel de las mujeres en las posiciones de liderazgo”.

En algunos de estos casos, “puede ser conveniente considerar cómo podemos ayudar a la sociedad a alcanzar un estado más justo y equitativo, ya sea mediante la intervención del producto o esfuerzos de responsabilidad corporativa más amplios”, afirma el documento.

En el papel, la compañía definió la “parcialidad algorítmica” como “un tratamiento injusto o perjudicial relacionado con características sensibles como la raza, el ingreso, la orientación sexual o el género, a pesar de los sistemas algorítmicos o la toma de decisiones asistida algorítmicamente”.

Como cada persona comparte tales características, la definición podría hacer que uno crea que Google simplemente está tratando de asegurarse de que trata a todos de manera justa. Pero Gennai dejó en claro que su trabajo consistía en brindar “justicia” solo a ciertas personas, en función de si pertenecen a un grupo que Google considera suficientemente “marginado”.

“Mi definición de justicia y parcialidad se refiere específicamente a las comunidades históricamente marginadas. Y esas son las que me importa. Las comunidades que están en el poder y que tradicionalmente han estado en el poder no son para quienes estoy resolviendo la justicia”, dijo ella en una grabación.

‘Re-parcialidad’

El informante describió una iniciativa de Google llamada “Justicia ML”. El “ML” son las iniciales de “Machine Learning”, aprendizaje automático en español. La existencia y el propósito de la iniciativa Justicia ML fueron confirmados por el ingeniero de software de Google, Gaurav Gite, quien fue grabado por un reportero del Proyecto Veritas describiendo la iniciativa.

Se creó para desarrollar un algoritmo de inteligencia artificial (IA) que pondría en práctica la idea de “parcialidad” de Google a escala.

Gennai pareció confirmar que Google va aún más lejos, buscando en sus algoritmos un resultado político específico.

“También estamos entrenando nuestros algoritmos, si el 2016 volviera a suceder, ¿el resultado sería diferente?”, dijo.

Los algoritmos se “entrenan” al ser alimentados con cantidades suficientes de datos debidamente clasificados. Si, por ejemplo, a la IA se le proporcionan suficientes imágenes de gato clasificadas como “un gato”, la máquina eventualmente aprenderá a reconocer casi cualquier imagen de gato, incluso una que no haya visto antes, como “un gato”.

Pero el informante dijo que Google ha estado entrenando su algoritmo de “imparcialidad” para producir resultados que reflejen los puntos de vista políticos de la compañía.

“Lo que realmente están diciendo sobre la imparcialidad es que tienen que manipular sus resultados de búsqueda para que les brinde la agenda política que quieren”, dijo. “Y por eso sus algoritmos tienen que volver a ser parciales”.

En 2008, por ejemplo, Google introdujo la función de “sugerencias de búsqueda”. Cada vez que uno comenzaba a escribir en la barra de búsqueda de Google, un algoritmo se basaba en señales como las búsquedas anteriores del usuario, las búsquedas de los usuarios de todo el mundo, los sitios en el índice de Google y los anuncios en la red de Google para sugerir frases de búsqueda que comienzan con el texto ya escrito.

Ahora, sin embargo, el algoritmo de “parcialidad” hace que la función, al menos a veces, muestre resultados infundidos con la visión mundial preferida de Google, dijo el informante.

Cuando uno escribe “hombre puede” y hace un espacio, las sugerencias muestran frases como: “los hombres pueden tener bebés”, “los hombres pueden quedar embarazadas” y “los hombres pueden tener períodos”.

Cuando uno escribe “mujeres puede” y hace un espacio, las sugerencias muestran frases como: “las mujeres pueden votar”, “las mujeres pueden hacer cualquier cosa” y “las mujeres pueden ser reclutadas”.

Esto no se debe a que estas frases sean populares entre los usuarios, sino a que el algoritmo de “parcialidad” las sacó de las llamadas “fuentes de la verdad”, tal y como se estaba intencionalmente “entrenada”, dijo el informante.

“Están alimentando la información y entrenando a la IA para que arroje resultados como este”, dijo.

La parcialidad política en los resultados de búsqueda de Google probablemente ha cambiado ya un gran número de votantes indecisos, según una detallada investigación sobre el tema realizada por Robert Epstein, psicólogo principal de investigación del Instituto Americano de Investigación y Tecnología del Comportamiento, una organización sin fines de lucro de California.

“Quizás es el problema más importante que hemos enfrentado en este país desde que existe”, dijo el fundador del Proyecto Veritas, James O’Keefe. “Todo el dinero en el mundo que se gaste en publicidad política no tendrá el efecto de los algoritmos que esta compañía modifica”.

‘Parcialidad’ en YouTube

El algoritmo de “parcialidad” se utiliza para promover la agenda de Google en múltiples productos, de acuerdo con la información privilegiada, que incluye Google News y la plataforma de videos YouTube, el cual Google posee.

Dijo que Google asigna categorías a los videos de YouTube según las palabras pronunciadas en los videos. El algoritmo de “imparcialidad” eleva o entierra el contenido en función a su alineación con la agenda política de Google.

Los videos de PragerU y los videos de Dave Rubin fueron etiquetados como “de derecha” y “charla de noticias” y han recibido un “análisis mejorado” por parte de una IA llamada Viacon, que, según la fuente privilegiada, supervisa el contenido de YouTube. PragerU produce videos educativos sobre ideas conservadoras. Rubin, quien se describe a sí mismo como un liberal clásico, presenta un programa de entrevistas donde dice que trata de salvar las divisiones ideológicas.

La gente que Google califica como “comentaristas de noticias de derecha”, independientemente de si se autoidentifican como tales, tienen sus videos en desventaja, dijo la fuente, mencionando específicamente a Rubin, el canal satírico pro-Trump Carpe Diem, comentarista de centro izquierda y periodista Tim Pool, y el comediante y comentarista conservador Steven Crowder.

“No quieren que estas opiniones tengan un gran atractivo y, por lo tanto, están entrando y están dando su desaprobación, y están decidiendo qué contenido pueden ver los usuarios”, dijo la fuente.

“Parcialidad” en Google News

La preferencia de Google por las fuentes de tendencia izquierda en Google News ha sido señalada repetidamente por varios medios e incluso por el presidente.

La Gran Época en varias fechas probó la función al buscar en los resultados de búsqueda de Google News la palabra “Trump”. Cada vez, solo entre el 3 y el 5 por ciento de los artículos que aparecen en las primeras 10 páginas de los resultados provienen de medios tradicionalmente conservadores.

Google mantiene su argumento de que simplemente da preferencia a fuentes más “creíbles”.

“Estamos eligiendo lo que definimos como fuentes de noticias creíbles y esas fuentes de noticias no se superponen necesariamente con las fuentes conservadoras”, dijo Gennai.

Sin embargo, el informante dijo que Google realmente tiene una agenda editorial. Pone las fuentes de noticias a través del algoritmo de “imparcialidad” y, si se alinea con la agenda de Google, “aparece en la parte superior”, dijo. “Si no lo hace, entonces se entierra”.

Un documento interno, con fecha del 27 de noviembre de 2017, estableció el objetivo de “establecer” un ‘solo punto de verdad’ para la definición de ‘noticias’ en todos los productos de Google”.

“Lo que quieren decir es la alineación con la narrativa”, dijo el informante, especificando que “la narrativa es fabricada por los que pertenecen al establishment”.

Negándose a cambiar

Google ha sido acusado por los legisladores republicanos de parcialidad política en sus productos, pero Gennai dijo que la compañía no responde a las críticas del Congreso.

“Pueden presionarnos, pero no vamos a cambiar”, dijo.

Y no es que la compañía ignore que su doctrina de “imparcialidad” está lejos de ser universal.

“Las mismas personas que votaron por el actual presidente no están de acuerdo con nuestra definición de imparcialidad”, dijo Gennai.

Además, Gennai pareció considerar la agenda política de Google como una justificación para oponerse al llamado de la senadora Elizabeth Warren para regular a Google en temas antimonopolio.

“Elizabeth Warren está diciendo que debemos romper Google. Y me gusta, la quiero pero está muy equivocada”, dijo Gennai. “Eso no lo mejorará, lo empeorará, ya que todas estas empresas más pequeñas que no tienen los mismos recursos que nosotros tendría que encargarse de prevenir la próxima situación de Trump, y una empresa pequeña no puede hacer eso”. ”

Google no respondió a una solicitud de comentarios, pero su portavoz dijo anteriormente que “Google nunca ha manipulado ni modificado los resultados de búsqueda ni el contenido de ninguno de sus productos para promover una ideología política en particular”.

‘Momento de la cuenca’

Project Veritas ha publicado cuentas de múltiples expertos en tecnología que hablaron de parcialidad en plataformas como Facebook y Pinterest. Algunos medios también han recibido información privilegiada y documentos internos sobre otras formas de supuestas malas prácticas en algunas de estas compañías.

O’Keefe lo calificó como un “momento decisivo”, ya que un “número de personas con información privilegiada” ya se le acercó en las últimas 24 horas, lo que demuestra que las empresas de tecnología están “en serios problemas”.

“Ellos realmente están a punto de obtener un montón de personas con información privilegiada”, dijo.

Él no quiso disminuir el significado de las últimas revelaciones al presagiar las siguientes, pero confirmó que hay mucho más por venir.

***

Crea lo increíble: muchos alemanes no creían que el Holocausto estaba sucediendo ¿Hoy la historia se repite?

TE RECOMENDAMOS