Grandes bancos y Corporaciones reciben 90% de créditos de energía verde de Biden, según el Congreso

Por Mark Tapscott
21 de Abril de 2023 6:15 AM Actualizado: 21 de Abril de 2023 6:15 AM

La mayor parte de los beneficios fiscales por la energía verde previstos por la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) de 2022 del presidente Joe Biden, de USD 750,000 millones, van a parar a las arcas de los grandes bancos y corporaciones multimillonarias, según el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Jason Smith (R-Mo.).

“Mientras el supercargado IRS del presidente Biden calienta motores para atacar a los trabajadores estadounidenses, su administración se prepara para gastar estos impuestos en subvencionar proyectos de energía verde de interés especial de empresas multimillonarias”, dijo Smith en una declaración basada en un nuevo análisis del Congreso publicado por el Comité Conjunto de Impuestos.

Smith se refirió al controvertido plan de la administración Biden de duplicar la plantilla del IRS añadiendo 87,000 nuevos investigadores y auditores fiscales. Los miembros republicanos de la Cámara de Representantes quieren desfinanciar el plan de expansión del IRS.

“Muchas de las mismas empresas que reciben un cheque verde de bienestar corporativo se han despojado de su identidad estadounidense para hacer negocios con el Partido Comunista Chino (PCCh) y, como resultado, el dinero de nuestros impuestos está siendo canalizado a entidades chinas que manipulan nuestras cadenas de suministro clave”, continuó Smith.

“Mientras los republicanos de la Cámara de Representantes luchan por las familias trabajadoras que tienen dificultades para pagar sus facturas de gasolina y servicios públicos, los demócratas de la Cámara de Representantes dan prioridad a las naciones extranjeras y envían tantas limosnas financiadas por los contribuyentes a las empresas como sea posible. Con los grandes bancos embolsándose tres veces más de estas exenciones fiscales para intereses especiales que cualquier otra industria, está claro que los demócratas están recompensando a sus amigos de Wall Street que impulsan su agenda partidista de criterios ESG”, dijo el republicano de Missouri.

El Comité Conjunto de Impuestos cuenta con miembros tanto del Senado como de la Cámara de Representantes, y los puestos de presidente y vicepresidente se rotan entre las dos cámaras de un Congreso a otro. Smith es el presidente este año, mientras que el senador Ron Wyden (D-Ore.), el senador de más alto rango del panel, es el vicepresidente.

El senador Ron Wyden (D-Ore.), vicepresidente del Comité Conjunto de Impuestos del Congreso, habla durante una audiencia en Washington el 30 de junio de 2020. (Susan Walsh/Pool/Getty Images)

El análisis del Comité Conjunto de Impuestos fue realizado por el personal profesional bipartidista del panel. Biden promulgó la ley IRA el 2 de agosto de 2022, afirmando durante una ceremonia de firma en la Casa Blanca que la ley representaba la “acción más agresiva del gobierno federal —que nunca, nunca, nunca— para hacer frente a la crisis climática y reforzar nuestra seguridad económica y energética”.

Pero siete meses y medio después de esa ceremonia, entre las principales conclusiones del análisis del Comité Conjunto de Impuestos se encuentra que las empresas con más de USD 1000 millones en ventas van a recibir más del 90% de las subvenciones fiscales a la energía verde previstas por la IRA, y los grandes bancos y aseguradoras están recibiendo más del 50% de las desgravaciones fiscales a la energía verde, mucho más que cualquier otra industria o sector, según Smith.

El análisis del Comité Conjunto de Impuestos (JCT) se centra principalmente en dos categorías de desgravaciones fiscales a la energía verde: las desgravaciones fiscales a la producción de electricidad y las desgravaciones fiscales a la inversión en electricidad. Según el análisis, el 97% de los primeros créditos se destinan a empresas valoradas en USD 1000 millones de dólares o más, mientras que el 92% de los segundos se destinan a grandes bancos y compañías de seguros.

Pero los demócratas del Comité de Medios y Arbitrios rebatieron acaloradamente las afirmaciones de Smith durante una audiencia celebrada el 19 de abril sobre el análisis. Judy Chu (D-Calif.), la segunda demócrata de más alto rango del grupo, argumentó que la IRA está abordando la mayor crisis climática de la historia y creando miles de puestos de trabajo en Estados Unidos.

Demócratas argumentan que los beneficios son necesarios

“La crisis climática es real y sus efectos son cada vez más extremos. En California, todos menos uno de los diez incendios forestales más grandes del estado en la historia han ocurrido desde 2017, y los años de sequía severa ahora han sido seguidos por meses de lluvia y nieve extremas. Los demócratas hicieron algo al respecto, y nos aseguramos de que la transición a la energía limpia significará más empleos, más fabricación y salarios más altos aquí en Estados Unidos”, dijo Chu en la audiencia.

“La Ley de Reducción de la Inflación es la mayor inversión en energías limpias de la historia de Estados Unidos. Con requisitos primordiales para reforzar las cadenas de suministro estadounidenses y crear empleos de calidad y bien remunerados, esta legislación está demostrando que los empleos verdes son buenos empleos, y poniendo al país en la senda de una independencia energética responsable y sostenible”, indicó Chu.

“Hasta ahora, los créditos fiscales ecológicos han impulsado más de 100,000 puestos de trabajo para electricistas, mecánicos, trabajadores de la construcción, técnicos y personal de apoyo estadounidenses, entre otros. Solo en los seis primeros meses de vigencia de la ley, se han anunciado 90 nuevos proyectos de energía limpia en 31 estados. Estos proyectos incluyen la fabricación de baterías, la fabricación de vehículos eléctricos y centros de fabricación de energía eólica y solar. Si eso no es ofrecer resultados al pueblo estadounidense, entonces ¿qué es?”, prosiguió Chu.

Durante la audiencia, los republicanos también criticaron la IRA, por proporcionar flujos de ingresos que benefician al Partido Comunista Chino (PCCh).

“Un área particular de preocupación que tengo es la falta de salvaguardias que se pusieron en marcha para evitar que estos incentivos sean disfrutados por nuestros adversarios (…) Cada día nos enteramos de las crecientes amenazas de China y la Ley de Reducción de la Inflación demuestra lo fácil que es para nosotros dejarles entrar literalmente por la puerta principal”, dijo en la audiencia el representante Darin LaHood (R-Ill.), que también forma parte del Comité Permanente Selecto de Inteligencia de la Cámara de Representantes y del Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre la Competencia Estratégica entre Estados Unidos y el Partido Comunista Chino.

El PCCh abusa de los recursos estadounidenses

Uno de los testigos que declararon durante la audiencia, el Consejero Delegado de GreenMet, Drew Horn, respondió al representante LaHood, señalando que “tenemos que tener cuidado de que, al buscar catalizadores para impulsar la industria y la innovación estadounidenses, no nos abramos a un Caballo de Troya que venga a trabajar contra nosotros. El PCCh es un experto en esto, saben exactamente cómo explotar lo que hacemos, llevan décadas haciéndolo, y su plan es suprimirnos y evitar que seamos un competidor para su dominación mundial”.

Horn añadió que hay empresas estadounidenses muy cerca de estar en condiciones de competir fuertemente contra el PCCh en la adquisición y uso de minerales de tierras raras que se requieren para las baterías utilizadas en los vehículos eléctricos y otras aplicaciones de energía verde.

“Ellos son una amenaza para [el objetivo de China de] la hegemonía mundial y el monopolio que el PCCh tiene en la industria, y harán todo lo posible para evitar que esas opciones entren en línea, desde las fluctuaciones de precios, inundando el mercado, todo lo posible”, testificó Horn.

“Así que cuando los recursos destinados a las empresas estadounidenses para permitirles competir en un escenario justo con el Partido Comunista Chino, son desviados, se permite al PCCh no solo tomar esos fondos, sino suprimir cualquier posible competencia legítima para un mejor servicio prestado”, dijo Horn.

GreenMet es una empresa con sede en Washington que pretende “acelerar el desarrollo de cadenas de suministro de minerales de tierras raras seguras y fiables para el siglo XXI. Esto es fundamental para el futuro económico de Norteamérica y representa un flujo potencial de negocios de USD 1 billón”, según su sitio web.

En la actualidad, el 84% de los minerales de tierras raras del mundo se extraen y producen fuera de Norteamérica, y la inmensa mayoría de esta actividad está bajo el control —directo e indirecto— del PCCh.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.