Grupo de libertad médica: Leyes de vacunas propuestas en California eludirán derechos de los padres

La legislatura estatal presenta silenciosamente nuevas propuestas que le otorgan al gobierno más control sobre el sistema médico

Por Masooma Haq y Jan Jekielek
16 de Agosto de 2022 2:46 PM Actualizado: 16 de Agosto de 2022 2:46 PM

Laura Sextro es la directora general de Unity Project, una organización que conecta a grupos de todo Estados Unidos que luchan por la libertad médica, por los derechos de los padres y contra los mandatos de vacunación para niños.

The Unity Project está tratando de evitar que varios proyectos de ley de vacunas de California se conviertan en ley. Sextro dijo que estas medidas deberían alarmar a todos los padres porque los autores de los proyectos de ley parecen estar tratando de eludir la legislación sobre la relación médico-paciente, socavar los derechos de los padres y permitir que el gobierno se extralimite.

“Creo que es una extralimitación increíblemente nefasta y poco ética del gobierno utilizar proyectos de ley como éste como mecanismo para eludir a los padres. Y lo desafortunado es que, por su diseño, los funcionarios electos que están redactando estos proyectos de ley son increíblemente astutos en cuanto a la forma de mantener esto discreto y en secreto”, dijo Sextro durante una reciente entrevista para el programa “American Thought Leaders” de EpochTV.

Dos de los proyectos de ley a los que se refiere Sextro son la SB 871, que exigiría que todos los niños de 6 meses a 17 años tengan la vacuna contra el COVID-19 para asistir a la guardería o la escuela, y la SB 866, que les permitiría a los menores de 15 años recibir vacunas, incluida la vacuna contra el COVID-19, sin el consentimiento de los padres.

El proyecto de ley SB 866 también permite a los niños de hasta 12 años “dar su consentimiento para recibir atención médica relacionada con el diagnóstico o el tratamiento de la enfermedad, si la enfermedad o la condición es una que por ley o reglamento requiere ser reportada al oficial de salud local, o es una enfermedad de transmisión sexual relacionada”, dice el proyecto de ley.

“La mayoría de las personas en California ni siquiera saben que estos proyectos de ley han sido redactados, y mucho menos que están siendo votados”, dijo Sextro.

Mientras observa el panorama político de EE.UU., Sextro dijo que los derechos de los padres parecen haberse convertido en el nuevo campo de batalla de lo que está sucediendo en el país y en las aulas.

Aunque los niños sanos no corren el riesgo de enfermarse gravemente o morir de COVID-19, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) publicó recientemente pautas oficiales que alientan la vacunación de niños a partir de los 6 meses de edad. Muchos distritos escolares están exigiendo la vacunación para asistir a las escuelas en el otoño de 2022.

También está la SB 1479, que asigna amplios fondos y otros recursos para las pruebas de COVID-19 en las escuelas.

El edificio de la capital del estado de California, en Sacramento, el 18 de abril de 2022. (John Fredricks/The Epoch Times)

Apuntando a los médicos y destrozando la confianza

Muchos de los médicos más preocupados por la integridad médica y que se oponen a los mandatos están trabajando con Unity Project, incluido el Dr. Aaron Kheriaty, jefe de ética médica; el Dr. Robert Malone, director médico; y el Dr. Peter McCullough, miembro del consejo asesor estratégico.

En el transcurso de la pandemia, estos médicos han sido difamados por hablar en contra de la narrativa principal sobre la vacuna. Ellos piden el uso de tratamientos tempranos para el COVID-19, libertad médica, justicia para aquellos que han resultado heridos por las vacunas y una recopilación y análisis de datos de vacunas más profundos y precisos.

El Dr. Robert Malone, director médico de Unity Project, en un mitin en Hagerstown Speedway, en Hagerstown, Maryland, el 26 de marzo de 2022. (Terri Wu/The Epoch Times)

Sin embargo, uno de los nuevos proyectos de ley de California haría legal atacar a médicos como Kheriaty, Malone y McCollough y potencialmente despojarlos de sus licencias médicas para que ya no puedan ejercer en California. El proyecto de ley se llama AB 2098 y reclasificaría el intercambio de “información errónea” sobre el COVID-19 por parte de médicos y cirujanos como una conducta no profesional que resultaría en una acción disciplinaria.

“Creo que este es probablemente el proyecto de ley más atroz que estamos viendo. Establece que cualquier médico que vaya en contra de la narrativa de COVID perderá su licencia médica”, dijo Sextro.

Si este proyecto de ley entra en vigencia, provocaría que los médicos se conviertan en una extensión del gobierno y de las grandes farmacéuticas, porque se verían obligados a cumplir con la narrativa estatal sobre la seguridad y eficacia de las vacunas para mantener sus trabajos, dijo Sextro.

“Este es el primer paso en el desmantelamiento del sistema médico. Están desmantelando la relación médico-paciente y luego se está regulando la forma cómo los médicos practican la medicina. Los médicos ya no serían libres de participar realmente en la práctica de la medicina, de la forma en que fue diseñada para ser practicada”, dijo Sextro.

Control estatal sobre el sistema médico

Otro proyecto de ley, el SB 1464, requeriría que las fuerzas del orden público locales hagan cumplir las normas del departamento de salud de California, incluidos todos los mandatos y políticas gubernamentales mencionados anteriormente.

Sextro dijo que la 1464 es increíble porque el departamento de salud no es un órgano legislativo.

“Ahora están poniendo en los libros proyectos de ley que establecerían que la policía estaría obligada a hacer cumplir las leyes del departamento de salud de California”.

Sextro también mencionó el proyecto de ley AB 1797, que introduciría cambios en la base de datos del registro de vacunación de California y “esencialmente agregaría toda tu información de vacunación en una gran base de datos”, dijo Sextro.

En su libro, Kheriaty advierte que este tipo de leyes son el primer paso para que Estados Unidos tenga un sistema de bioidentidad en el que el gobierno podría rastrear a las personas, aumentando el control gubernamental y reduciendo la autonomía médica, dijo Sextro.

Y, por último, aunque el proyecto de ley está en suspenso por el momento, la AB 1993 exigiría a todos los empleados y contratistas independientes que muestren una prueba de vacunación contra el COVID-19 para trabajar en California. El proyecto de ley incluye algunas excepciones por cuestiones médicas y “creencias religiosas sinceras”, pero no indica cómo se determinarán.

Sextro cree que este proyecto de ley será presentado nuevamente por la Legislatura de California en algún momento.

The Epoch Times trató de hacer contacto con el senador del estado de California, Richard Pan, autor o coautor de varios de los proyectos de ley en cuestión.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.