Grupos contra la sustracción forzada de órganos organizan cumbre mundial

Por Frank Yue
04 de Septiembre de 2021
Actualizado: 04 de Septiembre de 2021

Durante la próxima Asamblea General de la ONU en septiembre, cinco organizaciones no gubernamentales (ONG) tienen planeado realizar seminarios en internet sobre la lucha contra los trasplantes que utilizan órganos de detenidos sin su consentimiento, principalmente de los practicantes de Falun Gong.

La Cumbre Mundial para Combatir y Prevenir la Sustracción Forzada de Órganos tiene previsto celebrar seis webinars en dos fines de semana consecutivos. La primera sesión comienza el 17 de septiembre. Los debates abordarán el tema desde la perspectiva de la medicina, la perspectiva legal, los derechos humanos, la política, los medios de comunicación y el impacto social.

Se espera que asistan 35 ponentes invitados, entre los que se encuentran expertos médicos y jurídicos, profesores, consejeros y periodistas de 19 países incluyendo América, Europa y Asia Oriental.

El objetivo es “proporcionar a la comunidad internacional y mundial conclusiones y evaluaciones objetivas sobre la sustracción forzada de órganos de personas vivas y sin consentimiento”, escribieron los organizadores en su página web.

“Durante más de dos décadas, el Partido Comunista Chino ha movilizado todo el aparato del Estado para monetizar los cuerpos de los considerados indeseables y convertir a los profesionales médicos en verdugos”. Los organizadores afirman que las principales víctimas son los practicantes de Falun Gong, también llamado Falun Dafa, que se encuentran encarcelados como presos de conciencia y “asesinados a pedido por sus órganos”.

El principal impulsor del evento es Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos. Los otros cuatro co-organizadores son Europe’s CAP Freedom of Conscience (Libertad de Conciencia de la CAP Europea), la Japan’s Transplant Tourism Research Association (Asociación de investigación de turismo de trasplantes de Japón), Korea Association for Ethical Organ Transplants (Asociación coreana de trasplantes de órganos éticos) y Taiwan Association for International Care of Organ Transplants (Asociación de Taiwán para la atención internacional de trasplantes de órganos).

Además, está la Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong, una organización sin ánimo de lucro con sede en Nueva York que ha recopilado datos relacionados con la sustracción de órganos en China. Su página web muestra un amplio conjunto de pruebas de primera mano —grabaciones telefónicas, tablas de datos e informes— sobre esta práctica encubierta y generalizada.

La sustracción de órganos vivos sigue siendo un tema tabú en China y son pocos los que se atreven a denunciar. No obstante, hay excepciones, aunque en número ínfimo y utilizando un seudónimo en determinadas ocasiones. El 20 de abril de 2006, los denunciantes Annie y Peter (nombres ficticios) expusieron sus conocimientos en una conferencia de prensa en Washington, D.C.

Los denunciantes Annie y Peter en una rueda de prensa en Washington, D.C., el 20 de abril de 2006. Este fue su primer testimonio público sobre las atrocidades de la sustracción de órganos a gran escala en China. (The Epoch Times)

Annie dijo que su exmarido, el neurocirujano del Hospital Provincial de Trombosis de Liaoning, extrajo córneas de practicantes de Falun Dafa vivos y que los cuerpos de las víctimas eran arrojados a incineradores después de la cirugía, a veces mientras aún estaban vivos. Peter, experiodista chino, dio detalles sobre un centro de detención en Sujiatun donde se sustraían órganos de los practicantes de Falun Dafa estando vivos.

Desfile de Falun Dafa en Manhattan, Nueva York, el 16 de mayo de 2019. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

El 2 de octubre de 2016, un denunciante, que utiliza su nombre real, Lu Shuheng, habló en la emisora de radio en lengua china Sound of Hope y declaró que su pariente Zhou Qing, una directora del Hospital Wanping de Shanghai, estaba involucrada en la sustracción forzada de órganos en China.

Lu dijo que se había enterado de los asombrosos detalles de la práctica ilegal durante un viaje a su país natal, China, en 2002, al conversar con Zhou y su marido, Mao Shuping, una poderosa figura que perteneció al sistema penitenciario local.

Sin embargo, los detalles que Lu proporcionó no fueron publicados por su seguridad hasta cuatro años después, en 29 de diciembre de 2020.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS