Guaidó denuncia muerte de niño migrante por parte de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago

Por Alicia Marquez
07 de Febrero de 2022 5:47 PM Actualizado: 07 de Febrero de 2022 5:47 PM

Niño venezolano de 4 años murió al recibir disparo de guardia costera de Trinidad y Tobago, viajaba con su madre inmigrante en embarcación hacia la isla. Lo que llevó a que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, denunciara en sus redes sociales este domingo el hecho señalando que los disparos realizados por las autoridades de la isla “no tienen justificación” y pidió justicia por la muerte del menor.

“La muerte de un niño venezolano, que junto a su madre huía de la dictadura, nos duele en el alma como país”, dijo Guaidó en Twitter, el 6 de febrero. “Los disparos realizados por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago no tienen justificación, lo mataron. Desde el Gobierno Legítimo de Venezuela pedimos justicia”.

El activista y miembro de la ONG venezolana Foro Penal, Orlando Moreno, explicó que en la noche del sábado un grupo de 20 personas embarcó en el estado Delta Amacuro rumbo a Trinidad y Tobago y que la Guardia Costera los interceptó.

Por su parte, el mismo domingo la Guardia Costera de Trinidad y Tobago habría emitido un comunicado sobre el incidente, donde señalaba haber disparado a una embarcación de inmigrantes venezolanos mientras intentaba interceptar a una embarcación de “personas que intentaban entrar ilegalmente en Trinidad y Tobago”, antes de la medianoche del sábado 5 de febrero de 2022, difundido por el Comisionado de la Secretaría General OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky.

El comunicado indica que la embarcación intentó evadir a las autoridades de la Guardia Costera de la isla, por lo que, “de acuerdo con los protocolos estándar, se realizaron disparos de advertencia delante del buque”, sin embargo, “éste continuó con sus maniobras agresivas, primero entrando en contacto con la embarcación y luego intentando embestirla”, posteriormente las autoridades le dispararon al motor de la embarcación alegando defensa propia.

Los funcionarios argumentaron además, según el comunicado, que tras inspeccionar el bote descubrieron que había inmigrantes ilegales a bordo, que habían permanecido escondidos y no habían sido visto antes.

“En posteriores revisiones se descubrió a una mujer adulta inmigrante ilegal que llevaba en brazos a un niño y que indicaba que estaba sangrando. La embarcación fue trasladada inmediatamente al TTS SCARBOROUGH y la mujer herida fue estabilizada y trasladada a un centro de salud local. Lamentablemente, el niño no respondía”, agregó el comunicado.

Según la agencia Efe, el primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, expresó este lunes sus condolencias a Venezuela, tras el incidente ocurrido. Sin embargo, The Epoch Times no ha podido corroborar tal información.

Por su parte, la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) condenó este lunes el incidente donde murió el menor de 4 años, presuntamente cometido por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago.

Esto ocurre mientras hay más de 6 millones de venezolanos que han huido del país según la ONU, como consecuencia de la crisis humanitaria que se vive en Venezuela bajo la dictadura de Nicolás Maduro, en la que Trinidad y Tobago es una ruta migratoria con menor uso por parte de los inmigrantes venezolanos. Sin embargo, el año pasado tuvo relevancia luego de que una embarcación en la que viajaban 41 venezolanos con dirección a la isla naufragara.

Desde entonces, se han producido varios naufragios y los vecinos de la zona han denunciado la desaparición de embarcaciones que se dirigían hacia esas islas.

Con información de EFE. 

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.