Guaidó plantea a la comunidad internacional que dejen abiertas “todas las opciones” para liberar a Venezuela

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
24 de Febrero de 2019 Actualizado: 24 de Febrero de 2019

El 23 de febrero, tropas leales al dictador socialista Nicolás Maduro hicieron retroceder violentamente los camiones de ayuda extranjera desde los cruces fronterizos de Venezuela, lo que provocó la condena de varios países y provocó que el presidente encargado Juan Guaidó propusiera que la comunidad internacional considere “todas las opciones” para asegurar la libertad de la empobrecida nación.

Las tropas de Maduro prendieron fuego a dos camiones cargados de alimentos y medicinas y obligaron a otros a regresar a Colombia después de que los ciudadanos voluntarios convocados por Guaidó no lograron romper el bloqueo. Las tropas dispersaron a la multitud en varios cruces fronterizos y pueblos con balas reales, gas lacrimógeno y perdigones de goma, matando a dos manifestantes e hiriendo a cientos.

El grupo de derechos humanos Foro Penal dijo que registró 29 heridos de bala y dos muertos en Venezuela en enfrentamientos con las tropas. Las autoridades colombianas dijeron que registraron 285 heridos, incluidos los afectados por el gas lacrimógeno.

“Los acontecimientos de hoy me obligan a tomar una decisión: plantear a la Comunidad Internacional de manera formal que debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de esta Patria que lucha y seguirá luchando”, escribió Guaidó en Twitter. “¡La esperanza nació para no morir, Venezuela!”

Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Guaidó como el líder legítimo cuando el mes pasado invocó la Constitución para asumir una presidencia interina. Más de 50 naciones del mundo libre reconocen ahora a Guaidó, mientras que un puñado de regímenes comunistas y socialistas actuales y anteriores apoyan a Maduro.

El presidente Donald Trump ha advertido a los militares venezolanos que pueden perderlo todo si dañan a sus conciudadanos y siguen del lado de Maduro. Trump también ha dicho que la intervención militar es una de las opciones sobre la mesa.

El secretario de Estado Mike Pompeo condenó la violencia y el bloqueo de la ayuda y el 23 de febrero dijo que Estados Unidos tomará medidas contra quienes “se oponen a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela”.

“Denunciamos la negativa de Maduro a permitir que la ayuda humanitaria llegue a Venezuela. ¿Qué clase de tirano enfermo impide que la comida llegue a la gente hambrienta? Las imágenes de camiones llenos de ayuda en llamas son enfermizas”, escribió Pompeo en Twitter. “Mientras Guaidó lidera el esfuerzo para llevar la ayuda a la gente, Maduro envía bandas armadas para atacar a civiles inocentes”.

Guaidó había despachado personalmente a un camión que transportaba ayuda desde la ciudad colombiana de Cúcuta el 23 de febrero. Los voluntarios de Guaidó esperaban que las tropas de Maduro se resistieran a impedir la entrada de los suministros que se necesitan desesperadamente en el país, donde millones de personas sufren desnutrición y enfermedades tratables.

Unos 60 miembros de las fuerzas armadas de Maduro desertaron el 23 de febrero, según las autoridades colombianas. Pero las filas de los soldados de la Guardia Nacional en los diversos cruces fronterizos se mantuvieron firmes, disparando gas lacrimógeno y perdigones de goma contra los camiones.

Las imágenes de televisión del cruce fronterizo mostraban una unidad de mujeres de las fuerzas de Maduro que bloqueaban el camión de ayuda. Algunas de las mujeres parecían romper en llanto mientras los voluntarios les rogaban que permitieran pasar a la ayuda.

Las fuerzas de Maduro prendieron fuego a dos camiones de ayuda en el puesto fronterizo de Ureña, enviando columnas de humo oscuro al aire mientras la multitud corría para tratar de salvar las cajas de suministros.

Guaidó dijo que asistirá a una reunión del Grupo de Lima en Bogotá el 25 de febrero con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y que decidirán qué otras acciones tomar para aumentar la presión sobre Maduro.

“Hoy el mundo vio en minutos, en horas, la peor cara de la dictadura venezolana”, dijo Guaidó en una conferencia de prensa anterior en Colombia, junto al presidente colombiano Iván Duque.

Enojado por el apoyo de Duque a Guaidó, Maduro rompió relaciones diplomáticas con Bogotá y dio a su personal diplomático 24 horas para abandonar el país.

Maduro, cuya política socialista ha paralizado a la que fuera la nación más rica de Sudamérica, niega que su país necesite ayuda. Estados Unidos advirtió que podría tratar de imponer nuevas y duras sanciones a Venezuela en la cumbre del 25 de febrero si Maduro bloqueaba los envíos de ayuda.

Testigos dijeron que hombres enmascarados vestidos de civil también dispararon a los manifestantes con balas reales. Pompeo señaló que los ataques fueron perpetrados por agentes cubanos en nombre de Maduro. En una reprimenda apenas velada a China y Rusia, Bolton preguntó cómo estos países podrían respaldar tal comportamiento.

“Matones enmascarados, civiles muertos a tiros y la quema de camiones que transportaban alimentos y medicinas que se necesitan urgentemente”, dijo Bolton en Twitter. “Esta ha sido la respuesta de Maduro a los esfuerzos pacíficos para ayudar a los venezolanos. Los países que aún reconocen a Maduro deben tomar nota de lo que están apoyando”.

Estados Unidos considera a Maduro un títere del régimen comunista en Cuba. Más de 90.000 apoderados cubanos están integrados en el gobierno de Maduro. Los comunistas de La Habana también han desplegado más de 20.000 efectivos de las fuerzas de seguridad en Venezuela para apoyar a Maduro.

Con información de Luke Taylor en Cúcuta, Colombia, y Reuters.

***

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS