Guía de George Washington para ser un caballero

Consejos intemporales del primer presidente de los Estados Unidos
Por Annie Holmquist
06 de Septiembre de 2023 10:57 PM Actualizado: 06 de Septiembre de 2023 10:57 PM

Se dice que George Washington fue “el primero en la guerra, el primero en la paz y el primero en el corazón de sus compatriotas”. Tales primicias contribuyeron sin duda a sus otros grandes logros, incluida su elección como presidente tanto de la Convención Constitucional como de los Estados Unidos.

En otras palabras, Washington no era un hombre corriente. Pero su naturaleza superior a la media no se produjo de la noche a la mañana. A los 14 años, copió más de 100 máximas de buena conducta en su cuaderno escolar, probablemente con la intención de aplicarlas en su propia vida. Muchas de ellas siguen siendo aplicables hoy en día. Seguirlas puede ayudar a los hombres modernos a ser verdaderos caballeros que sobresalgan por encima de la multitud tanto en carácter como en conducta.

Cultivar una conversación correcta

En la cultura popular de hoy en día, no es raro ver a la gente usar la boca como arma. Según Washington, un caballero “no usará palabras de reproche contra nadie”, ni “maldecirá ni injuriará”.

Un caballero también debe esforzarse por mantener su conversación “breve y completa”, escribe Washington, asegurándose de evitar los chismes, pues “hablar… mal del ausente… es injusto”.

Leer la audiencia

Cuando se encuentra en compañía de otros, Washington insinúa que el caballero se basará en el lenguaje corporal y otras señales para evitar ofender. Esto incluye respetar el espacio personal de los que te rodean, “manteniéndote a un paso de ellos”, y ser sensible con los que sufren, absteniéndote de “expresar alegría ante un enfermo o dolorido” para no aumentar la miseria del que sufre. Washington también nos exhorta a abstenernos de aburrir a los demás, animándonos a “no ser tediosos en el discurso o en la lectura, a menos que la compañía se complazca en ello”.

Dominar la hora de comer

Se dice que la llave del corazón de un hombre está en su estómago, pero la forma en que la comida llega a ese órgano es un indicio de un verdadero caballero. “No te alimentes con avidez”, exhorta Washington, y “no pongas otro bocado en tu boca hasta que el anterior haya sido tragado”. Del mismo modo, anima a los caballeros a evitar hablar con la boca llena, “no llevándote la carne a la boca con el cuchillo”.

La buena educación hace al caballero

A la hora de vestir, el caballero se mantendrá limpio, pulcro y sin pretensiones. Washington exhorta a los hombres a “no jugar al pavo real”, tratando de llamar la atención por sus elecciones de moda, sino a “ser modestos y esforzarse por acomodarse a la naturaleza”, teniendo “respeto a tiempos y lugares”. En otras palabras, un caballero podría evitar tendencias como los pantalones caídos, los tatuajes y las joyas llamativas, ya que tienden a llamar excesivamente la atención, y al mismo tiempo ser consciente de lo que la ocasión requiere.

Mantener la calma y una mente abierta

“No te obstines en tu propia opinión”, aconseja Washington, “y en todas las causas de pasión admite que gobierne la razón”. La ira y la terquedad nunca son atractivas en un caballero, pero una actitud justa y agradable siempre es apreciada. Las disputas llegarán inevitablemente, y cuando lo hagan, Washington aconseja a un caballero que evite dominar la discusión, dando a su oponente la oportunidad de “exponer su opinión.”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.