Habitantes de Minnesota emprenden acciones legales por teoría crítica de la raza

Por Tom Ozimek
31 de Julio de 2021 7:31 PM Actualizado: 31 de Julio de 2021 7:31 PM

Un bufete de abogados ha emprendido acciones legales en nombre de los habitantes de Minnesota que se oponen a la Teoría Crítica de la Raza (TCR) que argumentan se han convertido en víctimas de acoso y represalias por hablar en contra de lo que dicen que es una filosofía divisoria y discriminatoria.

El Upper Midwest Law Center (UMLC), con sede en Minnesota, anunció el viernes que había presentado denuncias y demandas en nombre de clientes que “buscan el fin de la difusión ‘oficial’ de la TCR y del acoso y las represalias que la acompañan”.

La teoría crítica de la raza, una ideología casi marxista que interpreta la sociedad a través de la lente de una lucha racial, ve un racismo inherente en los cimientos de las sociedades occidentales, las cuales pretende transformar fundamentalmente para acabar con esta supuesta opresión racial. Los políticos progresistas, los activistas y los principales sindicatos de profesores han impulsado la incorporación de la TCR en las escuelas estadounidenses, lo que ha provocado la reacción de padres y conservadores.

Doug Seaton, presidente de UMLC, dijo en un comunicado que “nuestros clientes se enfrentan valientemente a la intimidación, el adoctrinamiento y las represalias inspiradas por la TCR, que no es ‘formación’ ni persuasión”.

“Han recibido insultos, les han mentido, han sido amenazados, degradados y despedidos, simplemente por negarse a someterse a esta ideología. Pero la Constitución de EE.UU., las leyes federales de derechos civiles y sus homólogas en Minnesota no permiten esta discriminación basada en la raza, las represalias, los discursos forzados y la invasión de la privacidad”, añadió Seaton.

Actuando en nombre de sus clientes, UMLC ha anunciado una serie de acusaciones paralelas ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) y demandas estatales y federales.

Una de las clientas de UMLC, la Dra. Tara Gustilo, una doctora filipina-estadounidense que era jefa de obstetricia y ginecología en el Hennepin Healthcare System (HHS, por sus siglas en inglés), fue “degradada esencialmente por su respetuosa oposición a la Teoría Crítica de la Raza que está saturando su organización”, dijo Seaton en una conferencia de prensa a principios de semana.

“Veo que una ideología racista y divisiva de esencialismo racial se está apoderando de nuestra nación y de mi institución”, dijo Gustilo en la rueda de prensa. “Además, parece haber esta creciente intolerancia hacia las personas con opiniones o ideas diferentes y parece que esta ideología tribal está fomentando ese tipo de intolerancia”.

En su demanda ante la EEOC, Gustilo alegó que el HHS “incurrió en un comportamiento discriminatorio y de represalia al degradarme por motivos de raza debido a mi negativa, como persona de color, a suscribir a la Teoría Crítica de la Raza y a los puntos de vista del movimiento Black Lives Matter, e incluso admitiendo que dicha negativa sirvió como ‘desencadenante’ de mi degradación”.

El HHS no devolvió inmediatamente una solicitud de comentarios.

Otros clientes de la UMLC hicieron alegaciones similares. Un hombre nativo-americano alegó que su empleador le obligó a jubilarse anticipadamente debido a su oposición a la teoría crítica de la raza, mientras que  los padres de una estudiante del área de Lakeville alegaron discriminación de puntos de vista en la escuela de su hija porque se negaron a permitir que se mostraran carteles de “All Lives Matter”, mientras que permitían que se pusieran carteles de “Black Lives Matter”.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.