Haley apunta tanto a demócratas como a republicanos en su acto de campaña en Los Ángeles

La exgobernadora de Carolina del Sur afirma que la mayoría de los estadounidenses desaprueba tanto a Biden como a Trump.

Por Jill McLaughlin
09 de Febrero de 2024 3:43 PM Actualizado: 17 de Febrero de 2024 7:24 PM

HOLLYWOOD, California— Tras una dura derrota en las primarias republicanas de Nevada esta semana, la candidata presidencial Nikki Haley se dirigió el 7 de febrero a los votantes del sur de California y prometió seguir en la contienda presidencial.

Ante un par de cientos de simpatizantes, en el histórico American Legion Post 43 de Hollywood, la exembajadora ante las Naciones Unidas y exgobernadora de Carolina del Sur se refirió al déficit federal y dijo que el país estaba sumido en el caos.

“Miren en qué situación estamos”, dijo la Sra. Haley. “Tenemos una deuda de 34 billones de dólares. Tenemos que pedir dinero prestado sólo para pagar los intereses. Ahora me encantaría decirles que Biden nos hizo eso (…) pero nuestros republicanos también nos lo hicieron”.

La candidata a la presidencia de EE.UU. Nikki Haley se dirige a un par de cientos de simpatizantes en el histórico Hollywood American Legion Post 43 de Los Ángeles el 7 de febrero de 2024. (Jill McLaughlin/The Epoch Times)

En su búsqueda de votos antes de las primarias del 5 de marzo en California, Haley apareció en un acto del Partido Republicano del condado de Orange, en Costa Mesa, antes del acto de Hollywood.

Las apariciones de la Sra. Haley en el sur de California se produjeron un día después de haber sido derrotada ampliamente en las primarias republicanas de Nevada, donde fue la única candidata presidencial en la boleta electoral. Ella obtuvo el 31% de los votos, muy lejos del 63% conseguido por la opción “Ninguno de estos candidatos”.

La Sra. Haley no mencionó la derrota de Nevada en su discurso en Hollywood. En su lugar, señaló la contienda por delante y reiteró que estará en ella “durante mucho tiempo”.

“Esto va a ser complicado y va a doler”, dijo la Sra. Haley, de 52 años. “Esto va a dejar algunas magulladuras. Pero al final del día, no me importa soportarlo si ustedes me acompañan”.

El expresidente Donald Trump logró una amplia ventaja en Nevada, donde se repartieron 26 delegados.

Durante su discurso en Hollywood, Haley señaló que la mayoría de los estadounidenses desaprueban al presidente Joe Biden y a Trump.

“Ambos hombres nos endeudaron por billones de dólares, por lo que nuestros hijos nunca los perdonarán, y nosotros tenemos que salir de eso”, dijo la Sra. Haley. “¿Realmente queremos un país en desorden y un mundo en llamas, y que nuestros dos candidatos tengan más de 80 años? Nosotros necesitamos tener a alguien que pueda dedicar ocho años a hacer el trabajo”.

PALM BEACH, FLORIDA – FEBRUARY 08: Former U.S. President Donald Trump speaks during a press conference held at Mar-a-Lago on February 08, 2024 in Palm Beach, Florida. Mr. Trump spoke as the United States Supreme Court hears oral arguments over Trump’s ballot eligibility under the 14th Amendment. (Photo by Joe Raedle/Getty Images)

Al criticar a ambos partidos por gastar demasiado durante la pandemia de COVID, la Sra. Haley dijo que planeaba recuperar miles de millones de dólares para el COVID asignados a los estados que aún no se habían gastado. También dijo que era hora de equilibrar el presupuesto y dejar de endeudarse.

“Vetaré cualquier proyecto de ley de gasto que no nos lleve de regreso a los niveles anteriores al COVID”, dijo a continuación. “Eso nos ahorrará billones”.

Al enumerar sus objetivos, la Sra. Haley indicó que reduciría el gasto innecesario, controlaría la economía, lograría que los niños volvieran a leer y volverían a los aspectos básicos de la educación. También aseguraría la frontera y apoyaría la ley y el orden para un “Estados Unidos fuerte, del que todos podamos estar orgullosos”.

A su vez, dijo que planeaba enviar tantos programas federales como fuera posible a los estados para empoderar a las personas en el terreno, incluidos programas de educación, atención médica, bienestar social y salud mental.

La candidata también prometió ayudar a la clase media eliminando los impuestos federales a la gasolina y al diésel y haciendo permanentes los recortes de impuestos a las pequeñas empresas. Además, indicó que planeaba elevar la industria del petróleo y el gas del país “quitando de en medio” a la Agencia de Protección Ambiental.

“Aceleremos la obtención de permisos”, dijo la Sra. Haley. “Asegurémonos de poner en marcha nuestros oleoductos. Preparémonos para el éxito”.

La multitud vitoreó a la candidata y abucheó a un manifestante climático, quien interrumpió su discurso, gritando que ella era una “vendedora de petróleo” y “se está vendiendo a la industria de los combustibles fósiles”, antes de que fuera escoltado fuera del edificio por la seguridad.

Partidarios de Nikki Haley en un evento de campaña en Hilton Head Island, Carolina del Sur, el 1 de febrero de 2024. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Sobre la educación, la Sra. Haley dijo que planeaba hacer los planes de estudio más transparentes, colocándolos en internet para que los padres los vieran, y destacó que quiere volver a añadir clases vocacionales en las escuelas preparatorias. También indicó que los padres deberían poder decidir a qué escuela van sus hijos.

“Los padres tienen una tarea, el asegurarse de que nuestros hijos estén bien”, declaró la candidata.

Kristen Wise, de Los Ángeles, declaró que le gustó lo que escuchó.

“Me gusta lo que estaba diciendo”, dijo la Sra Wise a The Epoch Times.

Haley dijo que aseguraría la frontera asignando allí 25,000 agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, y reinstituyendo la política de Trump de “Permanecer en México”, que obliga a los inmigrantes a permanecer en ese país cuando buscan asilo en Estados Unidos. También indicó que planea retirar fondos a las ciudades santuario e iniciar un programa nacional E-Verify para empresas que tendrían que demostrar que los empleados se encuentran en el país legalmente.

Clarke Melvin Cooper, miembro de la audiencia, declaró a The Epoch Times que le gustó alrededor del 87 por ciento de lo que dijo la Sra. Haley durante el discurso, añadiendo que era hora de que una mujer asumiera la presidencia.

“Me encantaría ver a la primera mujer presidenta en Estados Unidos”, dijo la Sra. Cooper. “Ya es hora.”

Randall Avila, director ejecutivo del Partido Republicano del Condado de Orange, respaldó a la Sra. Haley antes de presentarla en el evento en Hollywood.

El Sr. Avila declaró que decidió votar por ella después de escuchar a varios de sus amigos y familiares, que son demócratas.

“Ella es una candidata única en la vida”, dijo el dirigente republicano a la audiencia. “Voy a votar por Nikki Haley como nuestra candidata republicana. Esta es una oportunidad para expandir nuestro partido, pero más importante aún, es una oportunidad para unir a Estados Unidos”.

La Sra. Haley dijo a la audiencia que si logra la nominación republicana podría ganar por “dos dígitos” contra Biden, lo que significa que asumiría el cargo con el mandato de “transformar” el gobierno.

Los padres de la candidata, de origen indio, llegaron al país hace 50 años, cuando Estados Unidos era fuerte y lleno de esperanza, dijo la Sra. Haley. Ella señaló que se postula para su esposo, un veterano de combate que sirvió en Afganistán, y para su hija e hijo.

“Por primera vez, el 81 por ciento de los estadounidenses no cree que sus hijos vayan a vivir una vida tan buena como la nuestra”, afirmó a continuación. “No podemos estar de acuerdo con eso. No estoy de acuerdo con eso”.

“Tenemos un país que salvar”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.