Hallan bacterias en pozos termales de Yellowstone que “comen” contaminación y producen electricidad

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
08 de Marzo de 2019 Actualizado: 09 de Marzo de 2019

Un equipo de la Universidad del Estado de Washington recolectó de las sorprendentes piscinas de agua caliente de Yellowstone, por primera vez, bacterias que pueden comer y respirar la electricidad.

“Estas pequeñas criaturas no son meramente de interés académico”, destacó la Universidad el 5 de febrero al comunicar el estudio.

“Pueden tener una clave para resolver algunos de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad: la contaminación ambiental y la energía sostenible. Estas bacterias pueden “comer” la contaminación al convertir los contaminantes tóxicos en sustancias menos dañinas y generar electricidad en el proceso”.

La forma en que lo harían es a través del flujo de electricidad que se genera.

“A medida que estas bacterias pasan sus electrones (capturados del ambiente tóxico) a metales u otras superficies sólidas (que se instalen), pueden producir un flujo de electricidad que se puede utilizar para aplicaciones de bajo consumo”, dijo el profesor de química Haluk Beyenal.

Para comprender mejor la idea, de acuerdo a los investigadores, la mayoría de los organismos vivos, incluidos los seres humanos, utilizan electrones que son pequeñas partículas con carga eléctrica negativa. Estas partículas participan en una compleja cadena de reacciones químicas que sirven para alimentar el cuerpo viviente.

Bacterias que producen electricidad. (Otech.uaeh.edu.mx)

“Para vivir cada organismo necesita una fuente de electrones y un lugar para descargar los electrones. Mientras los humanos obtenemos nuestros electrones de los azúcares en los alimentos que ingerimos y los pasamos al oxígeno que respiramos a través de nuestros pulmones, varios tipos de bacterias descargan sus electrones a los metales o minerales externos”, relata el estudio.

Gran manantial prismático en el Parque Nacional de Yellowstone. El parque está salpicado de géiseres y aguas termales alimentados por la actividad volcánica subterránea. (Wikimedia)

En agosto pasado, un equipo de científicos visitó el famoso parque Yellowstone y caminó una decena de kilómetros por senderos aislados en el área de la cuenca de géiseres de Heart Lake. Allí encontraron cuatro piscinas de agua caliente impecables y sospecharon que podrían encontrar estas bacterias.

Esta es la imagen de una de ellas:

Esta piscina de agua termal limpia en Yellowstone contiene bacterias que comen y respiran electricidad. (Universidad estatal de Washington)

Con mucho cuidado dejaron algunos electrodos insertados en el borde del agua “con la esperanza de persuadir a las criaturas poco conocidas para que no se escondan” y se acerquen a estos para que “comieran y respiraran electricidad”.

Después de 32 días, el equipo regresó a las aguas termales para recoger los electrodos sumergidos (…) “¡Ahí estaban!”, dijeron. Habían logrado capturar sus presas.

“Eran bacterias amantes del calor y “respiraban” la electricidad a través de la superficie de carbono sólido de los electrodos”, dijo la Universidad.

Géiser Steanboat de Yellowstone. (USGS)

“Esta fue la primera vez que estas bacterias se recolectaron in situ en un ambiente extremo como una fuente termal alcalina”, dijo Abdelrhman Mohamed, uno de los investigadores.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Washington en colaboración con colegas de la Universidad Estatal de Montana, publicaron el estudio que también detalla las múltiples comunidades bacterianas que encontraron, en el Journal of Power Sources.

***

Descubre

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS