Hallan dentro de un meteorito mineral extraterrestre nunca visto en la naturaleza

Por Jesús de León
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 05 de Septiembre de 2019

En el centro de un meteorito que estudian los científicos encontraron un mineral hasta ahora nunca visto que pudo haberse formado en los primeros días de nuestro sistema solar.

El meteorito de Wedderburn fue encontrado al noreste de la ciudad australiana en 1951. Era un pequeño trozo de 210 gramos de roca espacial de aspecto extraño que cayó del cielo y durante décadas los científicos han estado tratando de descifrar sus secretos.

Ahora los investigadores acaban de descifrar otro.

En un estudio dirigido por el mineralogista Chi Ma, del Instituto de Tecnología de California (Caltech), los científicos analizaron el meteorito de Wedderburn y verificaron la existencia de un mineral desconocido que llamaron ‘Edscottita’, según Science Alert.

Es una rara forma de mineral de hierro-carburo que nunca se antes había sido visto en la naturaleza.

Desde que por primera se identificó el origen espacial del meteorito de Wedderburn, numerosos equipos de investigación lo examinaron, hasta el punto de que sólo queda intacto un tercio del meteorito original, y que actualmente se encuentra en el Museums Victoria en Australia.

El resto fue separado en una serie de rodajas que fueron extraídas para analizar la composición del meteorito.

Esos análisis revelaron rastros de oro y hierro, junto con minerales más raros como kamacita, schreibersite, taenita y troilita. Ahora se añadió a esa lista el edscottite.

El nombre del mineral honra al experto en meteoritos y cosmoquímico Edward Scott de la Universidad de Hawái.

Tiene una concentración de Carbono inusualmente alta para un meteorito de hierro-níquel.

También tiene más níquel que ningún otro meteorito conocido.

Chi Ma encontró en el centro del meteorito un carburo de hierro con la formula Fe5C2 y una estructura distinta.

Este hallazgo es relevante porque hasta ahora se desconocía si esta formación atómica del carburo de hierro ocurría de forma natural.

Una forma sintética del mineral se vio por primera vez hace décadas como una etapa durante la fundición del hierro (una de las fases por las que pasa el hierro cuando se funde en acero).

Los investigadores también se preguntan cómo llegó este trozo de mineral hasta Wedderburn.

Su composición sugiere que el material alguna vez fue parte del núcleo de un planeta, según dijo a The Age, el científico planetario Geoffrey Bonning de la Universidad Nacional de Australia.

“Hace mucho tiempo, este desafortunado planeta productor de edscottita podría haber sufrido algún tipo de colisión cósmica colosal, con otro planeta, luna, o asteroide, y haber sido destruido, con los fragmentos troceados de este mundo arrojados a través de tiempo y espacio. Millones de años después, uno de esos fragmentos aterrizó por casualidad en Wedderburn”, dijo Bonning.

Las conclusiones de este nuevo estudio se detallan en la revista American Mineralogist.

***

Te puede interesar:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS