Hay “evidencia preocupante” que efectividad de vacuna está “menguando” contra variante Delta: CDC

Por Jack Phillips
18 de Agosto de 2021
Actualizado: 18 de Agosto de 2021

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijo el miércoles que los datos provenientes de Israel sobre las vacunas COVID-19 muestran que la eficacia de las inyecciones ha disminuido entre las personas que recibieron sus vacunas desde el inicio.

Citando tres artículos que fueron publicados por el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC, Walensky dijo que la eficacia de las vacunas para prevenir infecciones disminuye con el tiempo. Aunque la protección contra la muerte y la hospitalización “se mantiene bien”, la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 está “menguando” incluso para prevenir enfermedades graves o la muerte, agregó.

“A pesar de que actualmente nuestras vacunas están funcionando bien para prevenir hospitalizaciones, estamos viendo evidencia preocupante de que con el tiempo está menguando la efectividad de la vacuna y contra la variante Delta”, dijo Walensky durante una conferencia de prensa para explicar por qué los funcionarios federales ahora recomiendan a los estadounidenses que se administren inyecciones de refuerzo ocho meses después de haber sido vacunados con las inyecciones de Pfizer o Moderna.

Al dar más detalles, la directora de los CDC dijo que un estudio estadounidense en hogares de ancianos mostró que la efectividad de la vacuna disminuyó al 53 por ciento en julio con la entrada de la variante Delta.

Sin las vacunas de refuerzo, sugirió Walensky, habrá “infecciones que empeorarán con el tiempo” entre aquellos que han sido vacunados contra la COVID-19.

En el contexto de los hallazgos de los CDC, Walensky dijo que “estamos planeando que los estadounidenses reciban vacunas de refuerzo a partir del próximo mes”, y dijo que su iniciativa está diseñada para “adelantarse a este virus”.

Como resultado, las dosis de refuerzo de las vacunas de ARNm fabricadas por Pfizer y Moderna probablemente se distribuirán a partir de la semana del 20 de septiembre. El coordinador de la respuesta de la Casa Blanca contra la COVID-19, Jeff Zeints, y el director de salud pública Vivek Murthy dijeron a los reporteros durante la conferencia de prensa, sin embargo, que su plan depende de si los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprueban las dosis de refuerzo.

El panel asesor de los CDC aprobó la semana pasada vacunas de refuerzo para personas inmunodeprimidas.

Sin embargo, la declaración de Walenksy del miércoles seguramente generará más escepticismo sobre la efectividad de las vacunas contra la COVID-19. Hace unas semanas, los CDC y la FDA dijeron que las personas “no necesitan una vacuna de refuerzo en este momento”, lo cual contradice una recomendación hecha por Pfizer de que las inyecciones son necesarias.

La semana pasada, la directora de los CDC admitió al Wall Street Journal que está “realmente luchando” con la forma de comunicar los hallazgos y recomendaciones de los CDC al público estadounidense.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con Pfizer y Moderna para solicitar comentarios sobre la declaración de Walensky.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS