Hay progreso en proyecto de ley por pandemia pero todavía “no es inminente” un acuerdo, dice Meadows

Por Tom Ozimek
01 de Agosto de 2020
Actualizado: 01 de Agosto de 2020

El secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el jefe de Gabinete de la Casa Blanca Mark Meadows dijeron el sábado después de unas tres horas y media de negociaciones en el Capitolio con la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.) y el líder de la Minoría del Senado Chuck Schumer (D-N.Y.) que, aunque se hizo un buen progreso en el proyecto de ley de alivio, las partes siguen en un punto muerto.

“Creo que fue la reunión más constructiva que hemos tenido”, dijo Mnuchin a los periodistas, añadiendo que “todavía hay muchos temas abiertos”. Dijo que las partes estaban de acuerdo en un subconjunto de temas, incluyendo la necesidad de extender el seguro de desempleo mejorado de alguna forma y en ayudar al mercado laboral estadounidense a recuperarse de la pandemia. Mnuchin también dijo que había “mucho apoyo bipartidista” para que haya más ayuda para las pequeñas empresas.

Las conversaciones previas dieron poco progreso, con los republicanos oponiéndose a las demandas demócratas de ayuda a los gobiernos estatales y locales, el aumento de los cupones de alimentos y la asistencia a los inquilinos y dueños de viviendas. Los republicanos dijeron que están buscando un paquete de ayuda de USD 1 billón, mientras que los demócratas presionaron por un proyecto de ley mucho más grande de USD 3 billones.

Mnuchin dijo que hay “claramente un deseo” por parte de Pelosi y Schumer de hacer un paquete completo, mientras que los republicanos y la Casa Blanca están dispuestos a tratar los asuntos de corto plazo y aprobar algo rápidamente antes de volver a considerar un paquete más grande.

El secretario del Tesoro dijo que restaurar el beneficio suplementario de USD 600 por desempleo, que expiró el 31 de julio, es de vital importancia para el presidente Donald Trump. Los republicanos en el Senado lucharon para recortar el beneficio de USD 600, diciendo que debe ser reducido para no desincentivar a la gente a volver al trabajo, argumentando que si la gente gana más con el desempleo que en el trabajo, es una forma de distorsión del mercado laboral que impacta desproporcionadamente a las pequeñas empresas. Trump señaló que, por ahora, quiere mantener los USD 600 del subsidio de desempleo mejorado.

La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.) y el líder de la Minoría del Senado Chuck Schumer (D-N.Y.) hablan con los periodistas después de una reunión con el secretario del Tesoro de EE.UU. Steven Mnuchin y el jefe de Gabinete de la Casa Blanca Mark Meadows en la víspera de la expiración de la Ley CARES el 30 de julio de 2020 en Washington, DC. (Samuel Corum/Getty Images)

Schumer caracterizó las negociaciones como “las mejores discusiones que tuvimos hasta ahora”, pero dijo que todavía hay “un camino por recorrer”. Calificó las repercusiones sociales y económicas de la crisis del COVID-19 como uno de los mayores problemas a los que se enfrentaba el país y subrayó la necesidad de una importante iniciativa de ayuda.

“Necesitamos satisfacer esas necesidades de una manera muy, muy seria, y solo decir ‘haremos la mitad del camino’ no funciona cuando la gente necesita casas, necesita trabajos, necesita viviendas y necesita ayuda”, dijo.

Calificando las discusiones como “productivas”, Pelosi dijo que los demócratas se oponen firmemente a cualquier recorte de los beneficios de desempleo y dijo que las inmensas consecuencias de la pandemia requieren medidas extraordinarias.

“Millones de personas sufren inseguridad alimentaria en nuestro país. Millones están al borde de la adicción. La gente necesita recursos para satisfacer las necesidades de sus familias. Así que es muy importante que lleguemos a esto, no es como una discusión habitual porque la urgencia es muy grande”, dijo Pelosi.

“Yo caracterizaría esto como que todavía hay mucho trabajo por hacer”, dijo Mnuchin, agregando que las charlas a nivel de personal continuarán hasta el domingo para dar seguimiento a temas de discusión específicos y que él y Meadows se reunirían con Pelosi y Schumer el lunes para tratar de llegar a un compromiso y “lograr algo para el beneficio del pueblo estadounidense”.

Meadows dijo, “es hora de hacer un trato” y que tiene la esperanza de llegar a uno en los próximos días. Aún así, insistió en que las diferencias siguen existiendo.

“Todavía estamos muy lejos y no quiero sugerir que un acuerdo es inminente, porque no lo es”, dijo.

“Todavía hay diferencias sustanciales pero hicimos buen progreso”, añadió.

Sigue a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

TE RECOMENDAMOS