Historias de la antigua China: el origen del pincel para escribir

Por LING WEI
12 de Febrero de 2020 Actualizado: 12 de Febrero de 2020

El renombrado historiador Sima Qian (司馬遷) de la Dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.) escribió en “Shi Ji” (史記), o “Registros del gran historiador”, que “Meng Tian (蒙恬) usaba pelo de liebre de montaña para hacer pinceles”.

Meng Tian fue un general de alto rango durante la Dinastía Qin (221-206 a.C.) que se distinguió en las campañas contra las invasiones de las tribus nómadas del norte y en la construcción de la Gran Muralla como muro defensivo.

Las generaciones posteriores heredaron el dicho de que “Meng Tian creó el pincel”. Sin embargo, en la época de Meng, no solo el estado de Qin sino también otros estados de China tenían pinceles. La diferencia era que únicamente los pinceles hechos por Meng se llamaban bi (筆, bǐ), el nombre chino para un pincel de escritura u otro implemento de escritura que conocemos hoy en día, mientras que los pinceles utilizados en los otros estados, como Chu, Wu y Yan, tenían todos nombres diferentes.

No fue hasta que Qin Shi Huang (秦始皇) se convirtió en el primer emperador de una China unificada que se fusionó la fabricación y el nombre del pincel para escribir.

En ese momento, sin embargo, la habilidad de hacer pinceles para escribir aún tenía que ser perfeccionada, y los pinceles aún no eran de uso popular. Por lo tanto, los plebeyos no tenían acceso a los pinceles.

Hay una historia sobre el pincel para escribir que se cuenta en la “Colección de biografías de inmortales” (列仙傳), también traducida como “Biografías de inmortales ejemplares”, un libro tradicionalmente atribuido a Liu Xiang (劉向) de la dinastía Han.

Según la historia, durante el reinado del Emperador Huan de Han (漢桓帝) (132-168 d. C.), vivió un fabricante de pinceles llamado Li Zhongfu (李仲甫). Un día, Li llevó los pinceles que había hecho al mercado de Liaodong para ponerlos a la venta.

Independientemente de si un cliente tenía dinero para pagar, Li Zhongfu, el fabricante de pinceles, daba a cada persona un un pincel. Así, no pasó mucho tiempo antes de que todos sus pinceles desaparecieran.

Al día siguiente, Li trajo de nuevo 10 paquetes de pinceles al mercado. Su habilidad superior en la fabricación de pinceles rápidamente fue reconocida a lo largo y ancho.

De acuerdo con la “Colección de biografías de Inmortales”, en su juventud Li Zhongfu practicó la cultivación taoísta como discípulo del taoísta Wang Jun (王君). En poco tiempo, Li ya había aprendido muchas técnicas taoístas, incluida la de invisibilidad. Además, cuando tenía más de 100 años, de repente se volvió muy joven en apariencia.

Cuando Li empezó a aprender la técnica de invisibilidad, solo fue capaz de permanecer invisible durante unos 100 días. Más tarde, fue capaz de permanecer invisible por mucho más tiempo. Cuando conversaba con otra persona, esta solo podía oír su voz pero no podía ver a Li.

Un día, un hombre que se ganaba la vida capturando pájaros echó una red de unos 500 li desde la casa de Li (esta distancia, 500 millas chinas, equivale a 250 km o 155 millas). El hombre atrapó un pájaro, y más tarde el pájaro se transformó en Li Zhongfu.

Después de que los dos hombres hablaran y se despidieran el uno del otro, Li se dirigió a su casa. A un hombre normal le llevaría varios días caminar 500 millas chinas, pero Li llegó a casa el mismo día.

Li permaneció en el mundo humano durante más de 300 años antes de retirarse a la Gran Montaña Occidental, sin volver nunca más al mundo mortal.

La Gran Montaña Occidental, o Monte Xi Yu (西嶽山), es una de las Cinco Grandes Montañas de China, un grupo de montañas de renombre que tienen un gran significado espiritual en la historia china.

Adaptado de minghui.org

*****

Le puede interesar:

Esta talentosa artista de joyería nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

TE RECOMENDAMOS