Holanda retira 600.000 máscaras defectuosas importadas de China

Por Katabella Roberts
30 de Marzo de 2020
Actualizado: 30 de Marzo de 2020

Miles de mascarillas enviadas a los hospitales holandeses desde China en medio de la pandemia del virus del PCCh han sido retiradas después de que las pruebas mostraran que no protegían la cara o que tenían filtros defectuosos, anunció el sábado el Ministerio de Salud.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Según el ministerio, Holanda recibió 1,3 millones de mascarillas de China el 21 de marzo, algunas de las cuales se distribuyeron a los proveedores de atención médica que luchan por frenar la propagación del virus, que ha infectado al menos a 722.196 personas en todo el mundo y ha cobrado la vida de 33.976. Muchos más podrían estar infectados o haber muerto a causa del virus en China, según documentos filtrados del régimen comunista.

Pero el Ministerio de Salud “recibió un aviso de que, tras la inspección, la calidad de este envío no cumplía con los estándares requeridos”, dijo en un comunicado obtenido por Euronews. “El resto del envío se puso inmediatamente en espera y no ha sido distribuido. Una segunda prueba también reveló que las máscaras no cumplían las normas de calidad. Ahora se ha decidido no usar nada de este envío”, dijo.

Las máscaras tenían una certificación KN95 que indicaba que debían filtrar más del 95% de las partículas. El retiro del mercado afecta a 600.000 máscaras, dijo la emisora estatal NOS. Los futuros envíos recibirán pruebas estándar adicionales, añadió el ministerio.

Tras los informes sobre las máscaras defectuosas, la embajada de China en los Países Bajos dijo que estaba siguiendo de cerca una investigación holandesa sobre el asunto y pidió que el tema no se politizara.

“La embajada prestó mucha atención a la noticia del 28 de marzo sobre las máscaras ‘defectuosas’ que el gobierno holandés compró a China, y se puso en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Salud holandés en la primera vez para verificar la información. El 29, hablé por teléfono con el Ministro holandés de Atención Médica y Deportes Martin van Rijn”, dijo el domingo Xu Hong, embajador de China en Holanda.

Xu Hong añadió que Holanda proporcionará a China más información sobre la investigación y espera que se trate de un “incidente aislado”, que “no afecte a la cooperación amistosa entre los dos países en la lucha contra la epidemia”. Añadió que “estos problemas pueden ser resueltos de manera objetiva, pero no se debe politizar”.

Holanda, que hasta ahora ha notificado 10.866 casos confirmados del virus del PCCh y 771 muertes, no es el único país que plantea preocupaciones por la importación de equipo médico defectuoso de empresas chinas, que han estado vendiendo y donando millones de máscaras y suministros médicos a países de todo el mundo, entre ellos Serbia, Liberia, Francia, Filipinas, República Checa y España.

España, que es el segundo país más afectado de Europa después de Italia, anunció el 26 de marzo que devolvería 640.000 kits de pruebas rápidas que compró a una empresa china después de que las pruebas de un lote ya importado demostraron que tenían una tasa de detección del 30%.

El gobierno subrayó que los kits tenían el certificado CE —que indica la conformidad con las normas europeas de salud, seguridad y protección ambiental— y que fueron adquiridas a través de un intermediario español.

Shenzhen Bioeasy Biotechnology, el fabricante del kit, no tenía una licencia oficial de las autoridades del país para vender productos médicos, dijo la embajada china en Madrid en Twitter en respuesta a la negativa de la prensa.

En una declaración, Shenzhen Bioeasy Biotechnology dijo que los resultados incorrectos pueden haberse generado por “varios factores como el desarrollo de la enfermedad del paciente, la ubicación de la muestra y la precisión de la misma”, pero que “las razones específicas todavía están siendo comunicadas y verificadas por ambas partes”. La empresa añadió que la empresa no había comunicado adecuadamente a los clientes cómo utilizar los kits y dijo que había “instruido al personal interno para que hiciera videos operativos relevantes y tarjetas de instrucciones operativas más detalladas”.

Las autoridades de República Checa ordenaron 300.000 pruebas rápidas por unos 2 millones de dólares. Al menos 150.000 de los kits de prueba ya llegaron de Shenzhen, aunque las autoridades no han revelado el nombre del proveedor.

Las pruebas arrojaron un falso positivo o un falso negativo en cerca del 80% de los casos, según informaron los medios de comunicación checos, refiriéndose a los funcionarios de salud regionales.

El Ministro de Salud de Turquía, Fahrettin Koca, también reveló durante una conferencia de prensa el viernes que las muestras de los kits de pruebas rápidas que había recibido de una compañía china no cumplían con los estándares de efectividad del país y que otra firma, también china, se seleccionó en su lugar para proveer los kits.

Petr Svab contribuyó con este informe.

***

Descubra

Estallan disturbios en China cuando la gente intentó salir de Hubei | Virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS