Hombre acusado por el 6 de enero dice que FBI trató de reclutarlo para espiar a los Oath Keepers

Jeremy Brown dice que su negativa provocó su detención en 2021 por estar en el Capitolio de EE. UU. el día de la irrupción
Por Joseph M. Hanneman
14 de Enero de 2022
Actualizado: 14 de Enero de 2022

Un boina verde retirado del Ejército de Estados Unidos detenido por estar en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, dice que el FBI intentó reclutarlo para espiar al grupo Oath Keepers unas semanas antes de la violencia en el Capitolio.

Jeremy M. Brown, de 47 años, dijo a The Epoch Times que cree que su detención y su enjuiciamiento son una venganza por su negativa a convertirse en informante confidencial. Actualmente está detenido en la cárcel del condado de Pinellas, en Florida, por delitos federales menores relacionados con el 6 de enero.

Brown dijo que acudió a la manifestación “Stop the Steal” del 6 de enero vestido con equipo táctico para proporcionar seguridad a los organizadores del evento y a los VIP que hablaron en la manifestación.

Dijo que los agentes del FBI de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo (JTTF, por sus siglas en inglés) se reunieron con él a finales de 2020 y le pidieron que se convirtiera en informante.

“El 11 de diciembre de 2020, exactamente los mismos agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo (JTTF) que (más tarde) me arrestaron intentaron reclutarme como informante confidencial”, dijo Brown en una carta a The Epoch Times desde la cárcel del condado de Pinellas. “Su ‘discurso’ pretendía medir mi interés en infiltrarme en grupos de ciudadanos respetuosos de la ley que no tenían antecedentes penales y que, desde luego, no estaban designados como ‘grupos terroristas'”.

Epoch Times Photo
Jeremy Brown aparece en las imágenes de la cámara corporal de la policía cuando se le pide que se aleje de las filas de la policía en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021. (Departamento de Justicia de Estados Unidos)

Los Oath Keepers son una asociación de exmilitares, policías y socorristas cuya misión es defender la Constitución de Estados Unidos y proteger los derechos constitucionales. A menudo se les describe como una milicia de derecha o una organización paramilitar antigubernamental, etiquetas que el grupo rechaza.

Brown se unió a los Oath Keepers a una semana de las elecciones presidenciales de noviembre de 2020. “Me uní a los Oath Keepers para ayudarles en su camino de lograr su misión, que es construir una organización que tiene un alcance comunitario no solo hacia las fuerzas policiales y los militares, sino también hacia los ciudadanos”, dijo Brown en un podcast de marzo de 2021.

Brown dijo que grabó la reunión del FBI para su propia protección. Les dijo a los agentes que no estaba interesado en ser un informante. “Por supuesto, decliné cualquier oferta de los agentes y seguí mi camino”, dijo.

Menos de una semana antes de reunirse con los agentes del FBI, Brown recibió la visita en su casa de dos agentes que se interesaron por algunas cosas que Brown había posteado en la red social Parler. Más tarde, Brown empezó a hablar por correo electrónico con un agente del FBI en Tampa y lo invitaron a una reunión.

Brown dijo que se reunió con dos agentes el 11 de diciembre en un restaurante de Ybor City, Florida, y grabó la interacción. En menos de un minuto desde el comienzo de la reunión, uno de los agentes hizo una referencia imprevista a la posibilidad de que Brown trabajara de nuevo con la JTTF. Más adelante en la reunión, le propusieron ser un informante confidencial.

El audio de la reunión puede escucharse en un video de 2 horas y 4 minutos de una entrevista a Brown en un podcast que hizo Brandon Gray de JustAnotherChannel.com, publicada en un sitio web que Brown creó para su defensa legal.

El 4 de marzo de 2021, Brown fue un invitado en el podcast para revelar el intento de reclutamiento del FBI pidiéndole que espíe a los Oath Keepers.

Esfuerzo de reclutamiento del FBI

“En los días y semanas que siguieron a los acontecimientos del 6 de enero, me sentí indignado y horrorizado por las flagrantes mentiras que provenían de los medios de comunicación, los políticos y el Departamento de Justicia”, dijo Brown.

“Salí a la luz para contrarrestar el falso discurso y exponer la verdad al pueblo estadounidense”, dijo. “Sé que me estaba convirtiendo en un objetivo del FBI, pero hice un juramento a la Constitución de Estados Unidos, así que la decisión de hablar fue fácil”.

Brown dijo que la gente seguía posteando enlaces a su entrevista en la página de Facebook de la oficina de campo del FBI en Tampa.

“Así que eran muy conscientes de que su fallido recluta de CI [informante confidencial] era ahora un ‘denunciante’ abierto que exponía las acciones del FBI antes del 6 de enero”, dijo Brown.

William Miller, portavoz del Departamento de Justicia de EE. UU. en Washington D.C., se negó a hacer comentarios sobre las afirmaciones de Brown. “Siguiendo nuestra práctica habitual, no hacemos comentarios sobre los casos más allá de lo que se presenta o declara al tribunal”, dijo Miller en un correo electrónico.

Epoch Times Photo
Jeremy Brown vestido con equipo táctico en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021. Brown se encargó de la seguridad en la manifestación Stop the Steal. (JeremyBrownDefense.com)

En junio, un reporte del sitio de noticias Revolver.news planteó la posibilidad de que hubiera informantes del FBI entre la multitud del Capitolio el 6 de enero. Esto despertó el interés del público en la entrevista de Brown en el podcast de marzo, dijo, lo que dio lugar a una avalancha de entrevistas en los medios de comunicación.

“Dije la verdad sobre mi relato de primera mano y di mis opiniones profesionales basadas en 20 años de experiencia en operaciones especiales”, escribió Brown, “algunos de los cuales fueron trabajando con la JTTF y otras agencias similares en suelo extranjero”.

“Esto claramente llamó la atención del FBI y casi inmediatamente, amigos míos empezaron a ser contactados por el FBI, algunos de los cuales fueron interrogados y amenazados con ser acusados de crímenes”, escribió Brown. “Querían detalles sobre Jeremy Brown. Mi propia hermana fue contactada personalmente en su nuevo número de teléfono móvil por el mismo agente que estaba en la reunión de reclutamiento grabada”.

El agente le dijo a la hermana de Brown que “el FBI/DHS (Departamento de Seguridad Nacional) estaba ‘preocupado’ porque yo me había ‘radicalizado’ y que podía ser ‘suicida'”, dijo Brown. Esto fue particularmente molesto, porque los hermanos perdieron a un hermano por suicidio a finales de 2018, dijo.

“Cuando mi hermana me dijo esto, intenté ponerme en contacto con este agente a través de su correo electrónico oficial del gobierno en múltiples ocasiones con la esperanza de abordar sus preocupaciones, pero no recibí ninguna respuesta”, dijo Brown.

Redada y detención por parte del FBI

El 30 de septiembre, día en que Brown cumplía 47 años, recibió una llamada del agente del FBI que se puso en contacto con su hermana. El agente dejó un mensaje de voz utilizando un “falso tono de ‘hola amigo'”, diciendo que estaba al tanto de que Brown y su novia tenían planes de mudarse “y solo quería saber cómo estaba”, dijo Brown.

“Por supuesto, no devolví la llamada, pero sí envié la grabación del buzón de voz a numerosos amigos y les advertí de que ‘ellos’ probablemente vendrían a buscarme pronto”, escribió Brown a The Epoch Times. “Esa misma tarde, aproximadamente a las 16:00 horas, vinieron, justo antes de que nos fuéramos a donar ropa y enseres domésticos al Ejército de Salvación”.

Hasta 40 agentes del FBI, de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) y de las fuerzas policiales locales llegaron a la propiedad de Brown en 15-20 vehículos, dijo.

“Sin leerme mis derechos, me esposaron y me metieron en su todoterreno particular”, dijo Brown. “Junto con la orden de arresto por un delito menor, la ATF estaba allí con una orden de registro de nuestra propiedad y de la casa rodante.

“Claramente, cuando te acusan de estar en una ‘zona restringida’ [en el Capitolio] a casi 1000 millas de distancia 9 meses antes, la ATF tiene que aparecer para realizar un registro”, dijo Brown. “A pesar de haber solicitado en múltiples ocasiones ver alguna de las órdenes judiciales que deberían haberme entregado, se negaron repetidamente a mostrar alguna de ellas, alegando que eran ‘demasiadas páginas'”.

“Cuando mi novia y yo les pedimos que presentaran las órdenes de detención en el momento de la detención, se negaron a presentarlas”, dijo Brown. “Uno de los agentes fue incluso grabado declarando: ‘No sabemos lo que estamos buscando todavía’. Deberían buscar un ejemplar de la Constitución y leerlo”.

Epoch Times Photo
Jeremy Brown sirvió en el Ejército de Estados Unidos desde 1992 hasta 2012 y llegó a ser sargento mayor de las fuerzas especiales. (JeremyBrownDefense.com)

Brown dijo que fue “secuestrado” por los mismos dos agentes del FBI que trataron de reclutarlo en diciembre de 2020 y que en ese momento le dijeron que era una preocupación “cero de 10” para el FBI.

Los agentes federales pasaron más de cinco horas en la propiedad de Brown. Incautaron de artículos, un resumen de los cuales cabía en una página, dijo.

“En esa lista había armas legales que pertenecían a mi novia y que habían sido compradas recientemente, munición legal y equipo militar y manuales que ni siquiera estaban en D. C.”, dijo. “Lo más inquietante de todo fue que incautaron de mi bandera estadounidense de 5×8 pies que ondeaba regularmente detrás de nuestra casa rodante”.

Los agentes también encontraron un rifle de cañón corto, una escopeta recortada, 8000 cartuchos y dos granadas de mano, según los fiscales. Brown fue acusado en un caso federal separado por poseer algunos de los artículos incautados por los agentes federales.

Brown también había colocado un cartel de advertencia a los agentes federales en su casa que decía: “Están siendo utilizados como peón por los enemigos de esta República” y si vuelven, “traigan un paquete táctico más grande”, dijeron los fiscales durante la comparecencia inicial de Brown ante el tribunal en octubre de 2021. Brown dijo que el cartel no era más que una burla por los agentes que lo visitaron en diciembre de 2020.

Brown dijo que cree que su acusación tiene como fin asustar y silenciar a cualquiera que desafíe el discurso que prevalece sobre el 6 de enero.

“Actos ilegales” del FBI y el Departamento de Justicia

“Todos estos actos ilegales del FBI y el DOJ están destinados a silenciarme y evitar que exponga sus mentiras y corrupción”, escribió Brown. “Sus falsas acusaciones y arresto demasiado entusiasta tenían como objetivo intimidarme no solo a mí, sino también al pueblo estadounidense”.

Brown sirvió en el Ejército de los Estados Unidos desde 1992 hasta 2012, obteniendo el rango de sargento mayor de las fuerzas especiales sirviendo en las famosas Boinas Verdes. Sirvió en el 1er Batallón de Rangers, en tres grupos de fuerzas especiales (1º, 7º y 5º) y en el Mando de Operaciones Especiales-Central.

En 2020, Brown se presentó como candidato a la Cámara de Representantes de Estados Unidos para representar al 14º Distrito del Congreso de Florida, pero se retiró de las elecciones antes de las primarias republicanas de agosto.

Brown dijo que mientras estaba en el mitin Stop the Steal, de pie cerca del escenario donde el presidente Trump iba a hablar, recibió una llamada del FBI.

“Les expliqué dónde estaba y lo que estaba haciendo, así que el 6 de enero de 2021 estaban bien enterados de mi ubicación y del propósito de estar allí”, dijo Brown.

“El 7 de enero, le envié un mensaje de texto a ese mismo agente con un video del asesinato de la veterana de las Fuerzas Aéreas no armada Ashli Babbitt a manos de un oficial de la policía del Capitolio y le dije: ‘¡Aquí tienes un informe de contacto!'”, dijo Brown. “Reconoció haber visto el video con un ‘wow'”.

Ese fue el último contacto que Brown tuvo con el FBI hasta que fue detenido, dijo.

Los fiscales federales acusaron a Brown de entrar o permanecer a sabiendas en un edificio federal restringido y de alteración del orden público al intentar impedir o interrumpir los asuntos oficiales del gobierno.

Ambos cargos son delitos menores.

Un juez federal ordenó que Brown permaneciera detenido sin fianza a la espera de su juicio.

Imágenes de la cámara corporal de la policía

Brown fue entregado al FBI por una persona identificada en los documentos de acusación como “Testigo 1”, que proporcionó fotos en las redes sociales de Brown en el Capitolio de Estados Unidos, vestido con equipo táctico.

Otra foto de Brown fue tomada en el lado este del Capitolio, “a más de 100 pies dentro de los terrenos restringidos que las fuerzas policiales habían establecido originalmente para proteger al Congreso y al vicepresidente [Mike] Pence durante la certificación de la votación del Colegio Electoral”, dicen los documentos de acusación.

Brown también apareció en las imágenes de la cámara corporal de la policía fuera de las puertas al este del Capitolio a las 4:27 p.m. del 6 de enero.

Los oficiales del Departamento de Policía Metropolitana del Distrito de Columbia ordenaron a la multitud que retrocediera.

“… Brown solo retrocedió cuando le empujaron con las porras de la policía”, dice el documento de acusación. “Durante este encuentro, Brown afirmó repetidamente que los oficiales estaban, en su opinión, violando las leyes y la Constitución de Estados Unidos”.

Un acusado no identificado que se declaró culpable de un cargo federal de obstrucción de un procedimiento oficial dijo al FBI que Brown coordinó su viaje a D.C. utilizando la app de mensajería cifrada Signal.

En una de las sesiones de chat de Signal, Brown envió el siguiente mensaje: “Tenemos una furgoneta RV una camioneta en marcha. Quedan muchas cañoneras por llenar. Podemos recogerte”. Brown apodó a su RV “Ground Force One”, según una declaración jurada del FBI presentada el 29 de septiembre de 2021.

Epoch Times Photo
El sheriff del condado de Pinellas, Bob Gualtieri, el 7 de enero de 2022, muestra cómo los ayudantes del sheriff persiguieron y detuvieron a Garrett James Smith, de 22 años, cuya mochila contenía una bomba casera. (Oficina del sheriff del condado de Pinellas/YouTube)

Brown envió el siguiente mensaje el 6 de enero de 2021: “¡Todo lo que están viendo en los medios de comunicación y en las cámaras del Congreso es mentira! Me dispararon en el cuello con bolas de pimienta y me golpearon en el antebrazo con una porra tratando de proteger a los civiles desprotegidos de ser golpeados en la cabeza. Esto fue un ejercicio de adicción desenfrenada al poder”.

Brown dijo que las pruebas contra él han sido etiquetadas por los fiscales como “sensibles” o “altamente sensibles”, pero la orden de registro de su propiedad se filtró a los medios de comunicación de izquierda antes de que él viera los papeles.

El 6 de enero de 2022, se celebró una concentración frente a la cárcel del condado de Pinellas. Un hombre de Florida fue detenido con una bomba casera en su mochila, después de que se acercara al mitin, que se celebraba a favor de que pusieran en libertad a Brown. Brown se dirigió a los asistentes al mitin desde el interior de la cárcel.

Detención de un “‘agente durmiente” por una bomba casera

Garrett James Smith, de 22 años, de Oldsmar (Florida), está detenido bajo una fianza de 300,000 dólares. Se le acusa de tres cargos de fabricación/posesión/descarga de un artefacto destructivo —un delito grave— y de un delito menor de merodear.

Los ayudantes del sheriff del condado de Pinellas persiguieron a Smith corriendo por el estacionamiento donde se celebraba la concentración. Lo detuvieron a poca distancia.

Los ayudantes encontraron una bomba casera en su mochila, según el sheriff Bob Gualtieri. “Iba vestido de negro. Tenía una cubierta facial negra y llevaba una mochila negra”, dijo Gualtieri en una conferencia de prensa el 7 de enero. “Corría rápido y parecía que huía de algo”.

El escuadrón de bombas de la Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough determinó que la bomba casera en la mochila era un dispositivo activo. Al registrar el coche de Smith, los ayudantes encontraron petardos M-80. Al registrar su residencia se encontró otra bomba casera y varias granadas en su dormitorio, dijo Gualtieri.

“Smith es lo que llamamos ‘agente durmiente’ y estos son los individuos más preocupantes porque no hay oportunidad de intervenir y frustrar su actividad criminal hasta que realmente actúan”, dijo el sheriff.

“Tenemos la suerte en esta situación de que algo hizo que Smith huyera antes de encender el artefacto explosivo y los ayudantes pudieron detenerlo”.

Smith se negó a hablar con los investigadores.

Gualtieri dijo que la familia informó que Smith se mudó recientemente a Florida desde Portland, Oregón, el sitio que durante meses experimentó la violencia de Antifa y Black Lives Matter en 2020.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS