Hombre dejó de ir al dentista 27 años, descubren tumor del tamaño de un puño y le quitan la mandíbula

Por DAKSHA DEVNANI
15 de Julio de 2020
Actualizado: 15 de Julio de 2020

Advertencia: Este artículo incluye contenido que algunos lectores pueden encontrar perturbador

A un hombre de Sheffield, en el Reino Unido, que no había visitado un dentista durante 27 años, se le tuvo que extirpar el 90 por ciento de su mandíbula —lo que lo dejó incapacitado para hablar, comer o beber—después de que se reveló que tenía un tumor del tamaño de un puño.

En agosto de 2019, Darren Wilkinson, de 51 años, que tenía mucho miedo de visitar al dentista, fue persuadido por su esposa, Mel, de 53 años, de ir a un chequeo rutinario después de un dolor de muelas. “La dentista le hizo una radiografía y dijo que ella ‘nunca había visto nada parecido antes'”, compartió Darren, según el Bone Cancer Research Trust.

Darren Wilkinson, 51 años, trabajador de apoyo, en el hospital de Sheffield. (Caters News)

Los rayos X mostraron “una sombra masiva, un agujero negro en medio de su cara”, dijo Mel a la agencia de Caters News.

Unos meses después, el 19 de diciembre de 2019, Darren fue referido como un caso no urgente al Hospital Dental Charles Clifford para una biopsia, un procedimiento para tomar una pequeña muestra de tejido para su análisis.

“La Navidad fue un infierno porque nos dijeron que podía ser un tumor, pero sabíamos por los rayos X que era del tamaño de un puño”, dijo Mel.

Una radiografía de Darren Wilkinson. (Caters News)

Después de someterse a dos biopsias en diciembre y enero, el 30 de enero, un diagnóstico completo reveló que el trabajador de apoyo tenía un “tumor grande y localmente agresivo” llamado ameloblastoma que debía ser extirpado lo antes posible.

El ameloblastoma es un raro tumor óseo benigno que comienza en la mandíbula, a menudo cerca de las muelas del juicio o las muelas, según WebMD. Aunque no es canceroso, si no se trata, puede comenzar a crecer en otras áreas y volverse maligno.

Mel recuerda que enterarse del diagnóstico “fue absolutamente horroroso”. Le dijo a la agencia de Caters News: “Es tan raro que nos dijeron que las probabilidades de que él lo tuviera eran de una entre cinco millones”.

A Darren se le diagnosticó ameloblastoma. (Caters News)

Sin embargo, Darren reveló que pudo superar el diagnóstico al unirse a un grupo de Facebook sobre ameloblastoma, desde el cual comenzó su propio blog en Facebook llamado “Humor con un tumor”. Además, también admitió que contactó con algunas personas que han tenido que enfrentarse a lo mismo que él y sus consejos fueron inestimables, según Bone Cancer Research Trust.

Durante el período de tiempo anterior a la cirugía mayor de Darren, Mel dijo a la agencia de Caters News: “No se le permitió comer nada sólido porque su mandíbula era tan delgada en algunos lugares que simplemente se fracturaría”.

Se suponía que Darren se sometería a una cirugía el 20 de marzo para quitarle la mandíbula e insertarle placas de titanio; sin embargo, debido a Covid-19, la cirugía se retrasó hasta abril.

Lamentablemente, una semana después de la cirugía, Darren desarrolló sepsis. Según la Clínica Mayo, la sepsis es potencialmente mortal y es causada por la respuesta del cuerpo a una infección. También puede desencadenar cambios que pueden dañar múltiples sistemas de órganos.

“Lo dejé en el hospital y me fui, fue el día más largo y desolado de mi vida”, dijo Mel a la agencia de Caters News. “Estaba tan enfermo, que dijo que podía sentir cada órgano de su cuerpo apagándose”.

Darren con su esposa, Mel Wilkinson. (Caters News)

Darren tuvo una cirugía de emergencia y seis cirugías después debido a complicaciones e infecciones.

“Ahora cuando miro dentro de su boca puedo ver claramente las placas metálicas expuestas, los alambres y el hueso muerto”, dijo Mel.

Actualmente, Darren no puede hablar, comer o beber. Mel compartió que su lengua se ha hinchado tanto que apenas puede respirar.

Darren, que ha puesto un enorme esfuerzo en concienciar a la gente sobre tumores poco conocidos en medio de su calvario, también ha estado preocupado por cómo la cirugía entera cambiaría su apariencia; y según Mel, ahora se siente como un “gran bebé que babea”.

(Caters News)

El plan para Darren, que actualmente está en recuperación, es que se le haga un transplante de los huesos de la parte inferior de la pierna para tratar de reconstruir su mandíbula.

Como es muy poco probable que Darren vuelva a trabajar pronto, se ha organizado una página de GoFundMe para recaudar fondos para los costos de vida de la familia y los tratamientos posteriores.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS