Se reencuentra con su periquito después de 2 años gracias a una disparatada compaña de marketing

Por La Gran Época
17 de Agosto de 2019 Actualizado: 20 de Agosto de 2019

El viejo dicho reza: “si amas algo déjalo libre”. Pero, aparentemente, perderlo también es válido.

Hace unos años, el floridiano Mark Briggs estaba de viaje de negocios en Carolina del Norte con su inseparable y mejor amigo el perico “Pequeño Tony”. El viaje fue largo y Tony se estaba agitando de estar tanto tiempo dentro del automóvil. Entonces, Briggs decidió detenerse en una parada de descanso en Carolina del Sur y dejar que su pequeño amigo estire sus alas.

Lo que Mark no sabía, era que una vez que se detuviera, el estresado pájaro escaparía volando a toda velocidad.

Mark estaba comprensiblemente desconsolado y pasó las siguientes horas buscando a su amigo. “¡No quería perder a este tipo! ¡Mi mejor amigo, Tony!”, dijo Briggs a ABC Action News.

Aún así, no había nada que él pudiera hacer. Tony había volado al bosque, y Mark imaginó que sería devorado o moriría de hambre.

“¡Estaba perdido en los bosques de Carolina del Sur!”, se lamentó Mark. “¡Él no va a volver!”.

Poco sabía que el pequeño periquito estaba en plena aventura, mucho mejor de lo que Marke imaginaba.

Un año después, mientras pasaba por el mismo lugar de descanso, Mark, por curiosidad, preguntó si alguien había visto el pájaro. Para su sorpresa, un trabajador de mantenimiento dijo que sí.

Aturdido por el descubrimiento, Mark  estaba desesperado por encontrar a su pequeño amigo.

“El tipo me dijo: ‘Oh, sí, ese pajarito verde. Solía trepar por mi pierna y yo le daba de comer'”.

Mejor aún, el trabajador sabía que una mujer había decido llevarse a Tony, pero no sabía dónde vivía.

Mark estaba aturdido. ¡El pequeño Tony había sobrevivido! Pero saber que estaba vivo y encontrarlo eran dos cosas diferentes.

Él necesitaba ayuda, entonces contactó a la empresa de mercadotecnia Postcardmania y les contó toda la historia. Postcardmania terminó imprimiendo miles de volantes y ofreciendo una recompensa por el regreso del Pequeño Tony.

“Llevaba una camiseta con la cara de mi perro”, dijo Jennifer Taylor, una empleada de Postcardmania, a ABC Action News. “Así que sí, íbamos a ayudarlo a encontrar ese pájaro”.

La compañía terminó imprimiendo casi 4000 volantes que luego enviaron a veterinarios y refugios de animales en todo el sureste de los Estados Unidos. Incluso ofrecieron una recompensa por el regreso seguro del pájaro.

Una semana más tarde, Mark  recibió una llamada telefónica de un veterinario que trabajó en los bosques de Carolina del Sur. Le contaron a Briggs sobre la mujer que estaba cuidando un pájaro que coincidía con la descripción de Tony. “Estaba en el bosque”, dijo Mark

Poco después, Mark hizo otro viaje a Carolina del Sur para el encuentro. Habían pasado dos años desde que se habían visto, pero el pájaro recordó rápidamente a su antiguo dueño y le mordió la nariz para demostrarle su amor.

Mark no podría estar más feliz. “¡Fue un milagro!”, exclamó.

La empresa de marketing terminó pagando la recompensa y mucho más:  donó 2.500 dólares al refugio de animales Pet Pal en honor al regreso de Tony.

“Esta compañía realmente se puso a la altura de las circunstancias”, aseguro Mark feliz de la vida.

Increíble acto de bondad para rescatar a un pajarito en serios problemas

 

TE RECOMENDAMOS