Hombre pobre pide dinero a su jefe después de 20 años de trabajo y esté le da 2 opciones

Por Chris Ford
03 de Abril de 2019 Actualizado: 15 de Julio de 2019

Estas palabras de sabiduría apuntan a resaltar un mensaje del que te beneficiarás enormemente. Aprende de esta moraleja y compártela.

Una de las pruebas más difíciles que todos enfrentan en la vida es ser pacientes, concentrarse en hacer lo que debe hacer, aguantar y esperar. A menudo, es necesario el sacrificio como prueba de fe y confianza como “parte inherente más allá del conocimiento” y creer en la compasión divina. Las decisiones pueden resultar críticas, pero si se logra mantener esa única chispa de bondad dentro de ti, el resultado será sin duda positivo.

Un joven agricultor que vivía en una montaña lejana se casó y después de darse cuenta de que no podía ganar lo suficiente para mantener a su esposa y a su futura familia, tomó la decisión de irse y encontrar un mejor empleo.

Le dijo a su esposa: “Tengo que ir a buscar un trabajo bien pagado para poder darte la clase de vida que te mereces. Puede que tenga que viajar lejos y estar fuera por un tiempo. Pero te hago esta promesa: “Permaneceré siempre fiel y espero que puedas prometerme lo mismo”.

Su esposa prometió ser fiel y se despidieron con lágrimas en los ojos.

Después de caminar muchos días, se encontró con un granjero que necesitaba ayuda con urgencia y fue contratado en el lugar. Pero el joven quería un acuerdo antes de empezar a trabajar. “Déjame servirte todo el tiempo que quieras, pero cuando decida regresar a casa, por favor, me liberas de mis obligaciones. Guárdame el sueldo hasta que esté listo para irme”.

Imagen ilustrativa (Créditos: Pixabay/kellepics)

Así que se puso a trabajar, pasando largas y duras jornadas sin descansar y sin vacaciones. Después de 20 años, se dirigió a su jefe y le dijo: “Es hora de que me vaya. Por favor, entrégame el dinero que gané”.

El jefe estuvo de acuerdo: “Has trabajado diligentemente durante los últimos 20 años y acumulaste una gran cantidad de dinero. Sin embargo, antes de pagarte, me gustaría ofrecerte una alternativa. No te pagaré, sino que te daré tres consejos y recuerda que si los aceptas, no puedes tener el dinero. Te pido que vayas y lo pienses antes de decirme tu respuesta”.

Durante dos días, el hombre reflexionó sobre esto, luego se dirigió a su jefe y le dijo: “Lo he pensado largo y tendido y decidí no aceptar el dinero, por favor, dime los tres consejos”.

El jefe enfatizó que, si le daba los consejos, no podía aceptar el dinero. “Por favor, dime los tres consejos”, dijo el hombre.

Así que el jefe dijo: “En primer lugar, no tomes ningún atajo en la vida, puede ser muy costoso e incluso puede acabar con tu vida. Segundo, no seas demasiado curioso, ya que la curiosidad  podría ser mortal. Y un tercer consejo, nunca tomes una decisión cuando estás enojado o sufriendo, ya que el arrepentimiento puede ser interminable”.

El hombre le dio tres panes y le dijo: “Los dos primeros son para que los comas en tu viaje de regreso a casa y el tercero para que lo compartas con tu mujer cuando llegues allí”.

Imagen ilustrativa (Crédito: Pixabay/Couleur)

Así que emprendió el viaje y el primer día se encontró con un viajero que le preguntó: “¿Adónde vas?”.

El hombre le respondió: “Necesito caminar por aquí unos 20 días”.

“Oh no, debes tomar este atajo, será mucho más rápido y solo te llevará cinco días, dijo el viajero.

Imagen ilustrativa: (Créditos: Flickr/Carsten Tolkmit/Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0))

El hombre comenzó a recorrer el sendero más corto, pero de repente recordó el consejo de su jefe, así que se dio la vuelta y continuó por el largo camino. Más tarde se enteró de que iba a caer en una emboscada.

Después de varios días de caminar por el sendero, llegó a una pequeña aldea, donde preguntó si podía pasar la noche en una choza. En medio de la noche, fue despertado por un grito desgarrador. Se puso en pie de un salto, curioso por ver lo que ocurría, pero cuando fue a abrir la puerta, recordó el segundo consejo de su jefe, así que volvió a la cama.

Imagen ilustrativa (Créditos: Pixabay/werner22brigitte)

A la mañana siguiente, el propietario preguntó si escuchó los gritos. Cuando dijo que sí, el dueño de la posada le preguntó: “¿No tenías curiosidad por saber qué sucedía?”.

“No, en lo más mínimo”, contestó el hombre.

“Eres el único forastero que sobrevivió una noche aquí, mi vecino es un loco, grita y cuando alguien viene corriendo lo mata y entierra su cuerpo en el patio trasero”, dijo el propietario.

El hombre continuó su viaje de regreso a casa y después de muchos días y noches de cansancio, llegó a su granja.

Al caer la noche, pudo ver la silueta de su esposa a la luz de la luna, pero al acercarse notó que ella no estaba sola, acariciaba a otro hombre. Lleno de ira y odio por su traición, quiso enfrentarse a ellos y matarlos, pero recordó el tercer consejo, se contuvo y juró tomar una decisión al amanecer.

Cuando salió el sol, se calmó y pensó: “Le pediré a mi jefe que me devuelva mi trabajo y no mataré a mi mujer y a su amante, pero antes de irme debo decirle que me mantuve fiel todo este tiempo”.

Su esposa se sorprendió de su acusación y negó que lo hubiese traicionado.

“¿Quién es ese hombre con el que te vi anoche?”, preguntó su esposo.

“Él es nuestro hijo”, contestó ella. “Descubrí que estaba embarazada después de que te fueras y nuestro hijo hoy cumplió 20 años”.

Imagen ilustrativa (Créditos: Pixabay/hschmider)

Con eso, se abrazaron con alegría y él les contó muchas historias de sus aventuras en el camino. Su esposa preparó café y con el último pan, se sentó a compartirlo con ellos. Cuando lo partió en pedazos, descubrió que su jefe le había dado todo el dinero que ganó en los últimos 20 años y mucho más.

Este jefe es como nuestro Dios, quiere que tengamos tanto. A veces, hay que sufrir y confiar en Él para recibir nuestra recompensa.

¡Este padre le da un épico castigo a un hijo adolescente por su mal comportamiento!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS