Hombre regresa a casa después de 549 días hospitalizado por COVID-19

Por Celeste Armenta
16 de Marzo de 2022 10:57 PM Actualizado: 16 de Marzo de 2022 10:57 PM

Luego de una larga estancia de 549 días en el hospital por Covid-19, un hombre que estuvo lejos de su familia logró regresar a casa.

Donnell Hunter, residente de Albuquerque, Nuevo México, comenzó a sentirse mal en septiembre de 2020 mientras estaba en su trabajo como operador de planta de una empresa de gas.

“Nuestro turno era de siete horas de trabajo y siete de descanso, y resulta que estaba en el turno de noche y no podía respirar”, dijo a CNN.

El malestar era tan grave que le pidió a su jefe que lo llevara al hospital de Carlsbad, donde descubrió que era positivo al virus del PCCh, el patógeno que ocasiona Covid-19.

Aunque regresó a casa, 24 horas después estaba de regreso en el hospital.

“Pensé que podía luchar contra eso, pero no había manera”, recordó Hunter. Y aunque el hospital aseguró que ellos se encargarían de su cuidado, solo pasaron unas horas para que avisaran a Ashley Hunter, su esposa, que lo habían enviado a un hospital más grande en Albuquerque, ―a más de tres horas de distancia.

“Puedo manejar estar enfermo, he estado enfermo toda mi vida, puedo manejar cualquier cosa, pero no puedo manejar no poder ver a Ashley y los niños, y no estar allí para ellos en este momento”, dijo Hunter, refiriéndose a las diálisis con las que vivió durante 15 años hasta que finalmente recibió un trasplante de riñón en 2015, de acuerdo a una cuenta de GoFunMe.

Una semana más tarde Hunter estaba luchando por su vida entubado y conectado al respirador. Durante ese primer mes, Ashley solo se permitía llorar en la ducha: “No quería que mis hijos me vieran llorar”, dijo a CNN.

Trabajadores médicos con equipo de protección y mascarilla atienden a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Tor Vergata Covid-4. (ANDREAS SOLARO/AFP vía Getty Images)

Para consolar a sus cinco hijos de 4, 8, 11, 13 y 14 años, les dijo que estaba bien sentirse tristes y que podían desahogarse.

“No estamos llorando porque algo malo vaya a pasar. Estamos llorando porque lo extrañamos y deseamos que esté aquí con nosotros”, expresó Ashley.

El miedo de Ashley a perder a su esposo era justificado. En lo que va de la pandemia, ha perdido a muchos miembros de la familia y amigos.

El esposo y padre de familia estuvo en nueve hospitales diferentes en Arizona y Nuevo México.

Después de haber permanecido conectado al respirador la mayor parte del primer año y de perder la movilidad en todo el cuerpo, el hombre tuvo que hacer mucha rehabilitación, terapia del habla, aprender a comer y a tragar.

“Tuve que aprender todo de nuevo”, expresó.

Después de 549 días, Hunter regresó a casa, cuando finalmente fue dado de alta el cuatro de marzo pasado.

“Yo estaba como ‘¡Gracias a Dios!’ cuando me desperté, no estaba soñando, ¡era real!” compartió un feliz  Hunter a KOB4. “Porque cuando estaba en el hospital soñaba que estaba en casa y me despertaba, y como dije, ‘todo era un sueño'”.

Aunque a Hunter le espera una larga recuperación, el panorama es muy diferente al lado de su familia.

“No quería que se sintiera como si estuviéramos en el hospital, así que traté de que las cosas parecieran lo menos hospitalarias posible”, dijo Ashley.

Imagen ilustrativa. (August de Richelieu | Pexels)

Para ayudar a la familia con la cuenta del hospital ―que superó el millón de dólares―, un amigo de la familia creó una cuenta de GoFundMe en la que cualquiera que desee ayudar pueda hacerlo.

“El Señor sabe lo que tiene reservado para mí, yo no, él me trajo hasta aquí y voy a confiar en el Señor, sea lo que sea lo que traiga en mi camino, eso es con lo que me enfrentaré”, reflexionó Hunter.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.