Vendía leña para pagar el tratamiento de su esposa con cáncer, alguien sabe que ella murió y decide actuar

Por Louise Bevan
10 de Agosto de 2019 Actualizado: 10 de Agosto de 2019

La atención de Jessica Pittman fue atraída hacia el borde de la carretera cuando se dio cuenta de que un anciano estaba de pie junto a su auto estacionado en su ciudad natal de Gulfport, Mississippi. Jessica se detuvo, notando que el hombre estaba acompañado por una anciana y que estaban vendiendo algo.

El nombre del hombre era Kenneth Smith. Jessica, charlando con la pareja, rápidamente se dio cuenta que la mujer era la esposa de Kenneth desde hace 30 años, Helen. “Ella se sentaba y saludaba a toda la gente que pasaba”, dijo Kenneth a WLOX. Estaban vendiendo combustible y leña para ayudar a pagar las cuentas del hospital de Helen.

Helen había recibido un diagnóstico desgarrador algunos años antes: cáncer de pulmón. Sus cuentas médicas se amontonaron rápidamente y los pagos eran insuperables. Sin embargo, la pareja estaba decidida a seguir adelante; Kenneth cortó las ramas de un árbol podrido en pequeños trozos de leña y comenzó a venderla a 5 dólares la bolsa.

Un año después de haber conocido a la pareja de ancianos emprendedores, Jessica pasó por donde Kenneth en la carretera una vez más. Seguía vendiendo leña, pero estaba solo. Helen había perdido la batalla contra el cáncer y tristemente falleció.

(Foto cortesía de Leslie Smith)

Kenneth, afligido y cargado con la carga de las facturas médicas sin pagar, no tuvo más remedio que seguir vendiendo su leña. Jessica pasaba por donde Kenneth una y otra vez, pero la gota que colmó el vaso fue ver a Kenneth cuando se detuvo un día en una señal de alto.

Pasaba un cortejo fúnebre. Kenneth, dejando a un lado su propia angustia por la de otra persona, se paró solemnemente con su sombrero de paja sobre su corazón.

La decisión de Jessica estaba tomada; ella ayudaría al anciano viudo en todo lo que pudiera, pero necesitaría que su comunidad local le ayudara. Utilizó Facebook para difundir la situación de Kenneth.

(Foto cortesía de Leslie Smith)

“Si necesitas leña para asar, por favor ven a comprarla a este precioso anciano de 80 años”, posteó Jessica. “Está allí todos los días por horas, vendiendo a 5 dólares la bolsa”, agregó.

“El año pasado también estuvo allí vendiendo”, explicó la conmovida residente de Gulfport, “pero tenía a su dulce esposa, Helen, con él. Estaba vendiendo para ayudar a pagar las visitas al médico y las cuentas de su esposa. Este año está solo”.

Kenneth le dijo a Jessica que seguía vendiendo leña en un esfuerzo por terminar de pagar la deuda de la pareja. “Mi corazón se rompe cada vez que me cruzo con él”, escribió Jessica. “Él saluda a cada auto que pasa”, agregó.

Según Daily Mail, cuando Helen murió, la mitad de los pagos del seguro social de los Smith se detuvieron. “Está teniendo dificultades para llegar a fin de mes”, dijo Jessica, implorando a su comunidad que apoyara el esfuerzo de Kenneth para ganar dinero.

(Foto cortesía de Leslie Smith)

Su mensaje conmovió a la gente de todo el país, y el negocio de Kenneth se disparó. “Creo que es algo maravilloso que tanta gente esté interesada en ayudar a alguien que tiene un corazón tan grande”, dijo Jill Paige a WLOX después de comprar varias bolsas de leña a Kenneth.

“Simplemente lo admiro”, dijo Karen Blakeney, otra cliente que recientemente había perdido a su propio esposo. “Está saliendo, trabajando y haciendo lo que puede para seguir adelante”, agregó.

El hijo de Kenneth, animado por el apoyo de la comunidad local, abrió una cuenta GoFundMe para su padre, que recaudó unos increíbles 100.000 dólares en tan solo una semana. Kenneth estaba muy contento y emocionado por el apoyo.

(Foto cortesía de Leslie Smith)

“Me hace pensar que vivimos en un buen país, y esto es parte de ello”, dijo.

Un problema compartido es un problema reducido a la mitad. O, en el caso de Kenneth, es la diferencia muy real entre una vida de deudas y la oportunidad de vivir tranquila y cómodamente, como su querida esposa Helen hubiera querido que hiciera.

Mira las hermosas reacciones de estos bebés cuando pueden ver y oír por primera vez

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS