Hong Kong celebra 300 millones de renuncias al Partido Comunista Chino

Por Sunny Chao - La Gran Época
26 de Marzo de 2018 Actualizado: 26 de Marzo de 2018

Se estima que el número de personas que renunciaron al Partido Comunista Chino (PCCh) y sus organizaciones afiliadas alcanzará los 300 millones para fines de este mes. Para conmemorar este hito, más de 700 ciudadanos de Hong Kong y Taiwán realizaron una manifestación y un desfile el 18 de marzo.

La manifestación comenzó a las 10 a.m. en la Plaza Edinburgh en Central, el principal distrito comercial.

Wang Zhiyuan, portavoz de la Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong, dijo que desde el establecimiento del régimen comunista chino, más de 80 millones de chinos sufrieron muertes no naturales.

La campaña del ex cabecilla del Partido Comunista Jiang Zemin para erradicar la disciplina espiritual Falun Dafa fue la más horrorosa, dijo Wang. La trascendencia de que 300 millones de personas chinas renunciaron al PCCh es “una declaración a toda la humanidad de que la gente se está despertando y se está oponiendo a la persecución del PCCh contra Falun Dafa”.

Desde 1999, el régimen chino ha prohibido Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, una práctica de meditación basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Jiang lanzó la persecución al creer que la inmensa popularidad del grupo socavaría la autoridad del Partido Comunista. En 1999 había alrededor de 100 millones de adherentes a Falun Dafa, según medios de comunicación occidentales que citaban a funcionarios chinos.

“Alcanzó una etapa crucial e histórica”, dijo Wang. “Es tiempo […] de enjuiciar a los criminales del PCCh”.

Practicantes de Falun Dafa de la Banda Marchante de Tianguo participan del desfile en Hong Kong para celebrar las 300 millones de renuncias al Partido Comunista Chino, 18 de marzo de 2018. (Song Bilong/La Gran Época)

Jiang movilizó el aparato de seguridad estatal para arrestar y detener a practicantes e incluso creó una agencia extrajudicial llamada “Oficina 610” para llevar a cabo la tarea. Se confirmó que más de 4000 adherentes murieron como resultado de torturas y abusos durante sus detenciones. Se cree que el número real es mucho más alto debido a la dificultad de sacar información de China, así lo afirma el Centro de Información de Falun Dafa.

Además, investigadores reportaron que grandes cantidades de practicantes fueron asesinados y que sus órganos fueron sustraídos para la venta en el marco de la industria de trasplantes de órganos en auge en China.

Muchas figuras políticas de Hong Kong dejaron mensajes a través de grabaciones de audio. El presidente del Partido Democrático de Hong Kong, Wu Chi-wai, que también es miembro del Consejo Legislativo, dijo que el hecho de que 300 millones de personas renunciaran a las organizaciones del PCCh indica la insatisfacción del pueblo con el régimen autoritario del PCCh. Recomendó a las personas que lean la serie editorial de La Gran Época “Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista”, señalando que provee de una oportunidad para que las personas aprendan sobre la verdadera naturaleza del PCCh.

La inspiración para iniciar Tuidang, el movimiento de ‘renuncia al Partido’, se atribuye al lanzamiento de esta serie editorial de La Gran Época en 2004.

“El Partido Comunista se corrompió en lo profundo”, dijo Han Lianshan, portavoz de la Liga en Defensa de las Libertades de Hong Kong. “Ya no podemos guardar silencio sobre la represión del PCCh al pueblo de Hong Kong y de China”.

Previo a la devolución de Hong Kong a la soberanía china en 1997, la ciudad disfrutaba de una relativa independencia política, legal y económica como una colonia británica. Bajo la Declaración Conjunta Sino-Británica, los dos países acordaron que Hong Kong continuaría teniendo esas libertades con posterioridad a 1997 bajo el principio de gobierno “un país, dos sistemas”.

Como resultado, los practicantes de Falun Dafa en Hong Kong tienen libertad para practicar su meditación pacífica y organizar actividades.

No obstante, desde la devolución, el PCCh ha estado ejerciendo más y más influencia en los asuntos de Hong Kong, dirigiendo ataques a la libertad de prensa e incluso encarcelando activistas democráticos.

Participantes del desfile sostienen una bandera que dice: “Los cielos protegerán la tierra de China. Los cielos eliminarán al Partido Comunista Chino”. (Song Bilong/La Gran Época)

Luo Yu, hijo de Luo Ruiqing, un ex alto general del Ejército Popular de Liberación, también expresó su apoyo al movimiento Tuidang, llamando a todos aquellos “con conciencia” a renunciar al partido.

El desfile comenzó por la tarde en el Parque King’s Road, North Point, y terminó en la Oficina de Enlace, el cuartel de las autoridades de China continental que supervisan los asuntos de Hong Kong. El desfile llamó la atención de muchos ciudadanos de Hong Kong y turistas de China continental, que pararon para ver y tomar fotos.

Un ciudadano de Hong Kong, el Sr. Li, dijo que era desafortunado que el PCCh haya mantenido a los ciudadanos en la oscuridad al difamar y atacar Falun Dafa.

El Sr. Liu de la ciudad de Shenzhen, al sureste de China, dijo que esta era la primera vez que presenciaba un desfile de Falun Dafa, agregando que estaba sorprendido de ver a tantos adherentes practicando su fe abiertamente. Dijo que apoya a los practicantes de Falun Dafa para que ejerzan su libertad de creencia, algo que la Constitución china supuestamente debería garantizar a sus ciudadanos.

“Verdad, Benevolencia y Tolerancia ciertamente son buenos atributos”, dijo Liu.

TE RECOMENDAMOS