Hospital Valdecilla mejora pronóstico melanoma metastásico con inmunoterapia

Por EFE
06 de Enero de 2019 Actualizado: 06 de Enero de 2019

El Hospital de Valdecilla en Santander, ha mejorado el pronóstico y el tratamiento de los pacientes con melanoma metastásico no operable mediante la utilización de inhibidores de los puntos de control inmunitario, dirigidos a facilitar y favorecer que el sistema inmunitario combata y destruya las células cancerosas.

Como se explica a través de un comunicado de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, la doctora Almudena García Castaño, especialista del Servicio de Oncología de Valdecilla, estos tratamientos que vienen aplicándose de forma continuada desde 2014, beneficiaron a cerca de 30 pacientes cada año.

Destaca que los mismos han supuesto un cambio radical en la evolución de la enfermedad, ya que antes de su empleo los pacientes con melanoma metastático únicamente eran tratados con un tratamiento paliativo y con una supervivencia recortada en el tiempo.

Históricamente, apunta, el pronóstico de los pacientes con melanoma metastático era pobre, con una tasa de supervivencia a cinco años del 6%.

Ahora tenemos aproximadamente un 50 por ciento de pacientes con un margen de supervivencia de cinco años y que presentan una mejoría indudable de su calidad de vida, asegura la oncóloga.

En relación con el tratamiento, señala que disponen de varios grupos de fármacos fundamentalmente dirigidos a eliminar el freno del sistema inmunitario, de manera que se active permanentemente y que la respuesta contra el tumor sea persistente.

Estos fármacos, que consisten en anticuerpos monoclonales, actúan sobre determinados receptores presentes en los linfocitos, aumentando el reconocimiento del tumor por parte del sistema inmunológico y favoreciendo su eliminación.

La doctora García Castaño asegura que estos fármacos, recientemente incorporados, han revolucionado el tratamiento de la enfermedad neoplásica, ya que permiten intervenir en momentos clave en la regulación del sistema inmunológico y controlar la respuesta inmunitaria.

En relación con el futuro inmediato, avanzó que en los próximos años se asistirá al desarrollo de nuevos fármacos inmunoterapéuticos dirigidos a nuevos objetivos que, en combinación con los ya existentes, contribuirán a mejorar las expectativas de curación de los pacientes.

La doctora Cristina Gómez del Servicio de Dermatología recalcó que la incidencia de este tumor ha aumentado de forma progresiva en las últimas décadas, tanto por el envejecimiento de la población como por los avances en técnicas diagnósticas. Sin embargo también hay factores externos que son claramente determinantes como la radiación solar.

Una detección temprana y un tratamiento precoz son fundamentales, ya que en fases iniciales se consigue una mayor supervivencia y calidad de vida para el paciente.

Junto con la prevención y la detección precoz, en los últimos años se ha avanzado notablemente en el conocimiento de estos tumores a través de las técnicas de genómica, las terapias dirigidas contra dianas moleculares y la investigación genética.

En este sentido, las doctoras García Castaño y Gómez resaltaron que este mejor conocimiento de los mecanismos utilizados por el cáncer para evitar el sistema inmunológico ha permitido desarrollar medicamentos dirigidos a combatir estos mecanismos y hacer posible que el sistema inmunitario controle el tumor nuevamente.

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS