Hotel Subterráneo más profundo del mundo a 1400 pies de profundidad en antigua mina de pizarra

Por Michael Wing
30 de Marzo de 2024 11:04 AM Actualizado: 30 de Marzo de 2024 11:04 AM

Los 10 grados centígrados, felizmente frescos, son la temperatura perfecta para descender enérgicamente por el pozo de una vieja mina y luego trasegar por la tirolina subterránea más larga del mundo, según el director de operaciones de Go Below Underground Adventures, el galés Mike Morris.

Varios días a la semana, se engancha a un cable de seguridad y desciende los 1375 pies que hay bajo la superficie de una mina de pizarra abandonada cerca de Lake Level, donde lleva a sus huéspedes a alojarse en las suites de hotel subterráneas más profundas del mundo, todas ellas cómodamente climatizadas.

“Incluso en un día de frío glacial, la temperatura seguirá siendo de 10 grados [50 grados Fahrenheit] ahí abajo”, explica Morris, de 33 años, a The Epoch Times, refiriéndose a la propiedad subterránea de la inercia térmica. “Y si es en un día de calor hirviente, sigue habiendo entre 10 y 12 grados, que es una temperatura bastante agradable, quizá un poco fresca”.

La mina está en el diminuto pueblo galés de Tanygrisiau, cerca de la tranquila y rústica ciudad de Blaenau Ffestiniog, también conocida como la capital mundial de la pizarra. Si las pizarras de su antigua escuela primaria no procedían de aquí, es muy posible que sí lo hiciera el tejado de pizarra de su vecino.

La primera maquinaria pesada comenzó a funcionar aquí hacia 1860. Desde entonces, la mina, llamada Cwmorthin, fue explotada por una sucesión de empresas pizarreras hasta principios de la década de 1990, cuando finalizaron las operaciones. La empresa Adventure se hizo cargo entonces del arrendamiento.

Imagen ilustrativa: ( max dev/Pixabay)
Un escalador explora la cantera de pizarra de Cwmorthin. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
Un lago azul subterráneo en la mina. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)

Hoy en día, aún se pueden encontrar antiguas latas y piezas de cerámica —los mineros galeses bebían grandes cantidades de té— esparcidas por toda la mina. Entusiastas de la espeleología como Morris y sus colegas se apasionan por esta historia y por compartirla con los visitantes.

Durante los últimos 14 años, han llevado a clientes a las minas de pizarra, y así fue como se concibió la idea de Deep Sleep, el alojamiento más profundo del mundo, en 2018. Abajo, en el punto más bajo, los guías escucharon comentarios de sus clientes: “¿No sería genial dormir en la mina?”.

“Eso nos hizo pensar: ‘De acuerdo, ¿sabes qué?, podría haber un mercado para esto'”, dijo el Sr. Morris, y agregó que era “una apuesta realmente” con una sonrisa. “Habría sido una pena que no diera resultado”.

También les supuso un reto colosal poner en práctica su plan de “acampada glorificada” en el fondo de la mina. Conseguir una cabaña allí abajo era una cosa, pero acabaron construyendo cuatro cabañas preciosas, totalmente amobladas, con electricidad, agua e incluso Wi-Fi.

Cabinas a 1375 pies bajo tierra en la antigua cantera. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
Cabinas a 1375 pies bajo tierra en la antigua cantera. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
Alojamiento bajo tierra. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
Cómodas camas a 1375 pies de profundidad (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
La suite “Grotto” en Cwmorthin. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)

Uno sólo puede imaginárselos transportando muebles en sus precipitadas escaladas; colgando maderas, frigoríficos, inodoros y fregaderos de cocina por tirolinas que se balanceaban desde arriba hasta abajo.

“Todo eso tenía que bajar por la ruta por la que llevábamos a la gente de excursión, que era probablemente lo más difícil”, dijo el Sr. Morris.

No eran simplemente unos cuantos tramos de escaleras. Los niveles están etiquetados según la letra: “A” marca el nivel del suelo, y el nivel “G”, el más bajo, es donde se encuentra su hotel. En realidad, antaño había profundidades inferiores; Cwmorthin descendía hasta el nivel “S”, aunque los derrumbes de túneles inestables y las constantes inundaciones han sellado desde entonces las partes más profundas de la mina.

Otro de los retos de construir el hotel más profundo del mundo era mantener en silencio un proyecto de tal envergadura mientras se construía y los clientes se arremolinaban. La pandemia mundial puso fin a las obras y sumió a Deep Sleep en un profundo letargo durante unos años, aunque las cosas cambiaron cuando empezó a funcionar.

“Se inauguró a finales del año pasado”, explica Morris. “Desde entonces, ha sido un éxito masivo: el teléfono no ha parado de sonar”.

De hecho, el negocio ha ido tan bien que Go Below pasó de organizar noches sólo los sábados a incluir también la mayoría de los viernes para los visitantes que quieran alojarse en la mina. “Les pedimos su opinión y todos dijeron que era absolutamente genial”, afirma Morris.

Los exploradores atraviesan un húmedo pasadizo subterráneo en el interior de la mina. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
Maquinaria antigua en el interior de la mina. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)

Para los posibles aventureros de la mina que estén pensando en visitarla, un viaje a Sueño Profundo podría ser algo así:

Llegas a Tanygrisiau, en la superficie, sobre las 5 de la tarde y te reúnes con el responsable de la excursión, porque “no pueden tener a gente dando vueltas por la mina sola”, explica Morris. “No es un entorno muy seguro, lo cual forma parte de la diversión, pero significa que necesitan un guía”.

La excursión a la mina no es para los débiles de corazón, nos asegura, y se espera un nivel razonable de estado físico.

Hay que ponerse casco, arnés y botas “Wellington”. Luego se inicia el descenso.

Hay varios obstáculos que habrá que superar, como el viejo puente en ruinas con una caída en picada que el Sr. Morris describe como “bastante aterradora”.

Es una caída mortal de más de 30 metros, pero, dice con seguridad, “estarás conectado a un sistema de protección todo el tiempo, así que nunca corres ningún riesgo de caerte o hacerte daño ni nada por el estilo”.

Hay una sección inundada en la que uno hará equilibrios mientras cruza unas tuberías que se han instalado, antes de descender por la “subida de la cascada”.

El arduo pero gratificante trayecto hasta los alojamientos suele durar unas 2.5 horas, y los viajeros son recibidos calurosamente en la base con una buena taza de té para calmar los nervios.

Visita de los huéspedes al interior de la mina. (Cortesía de Go Below Underground Adventures)
Imagen ilustrativa: (Jud/Pexels)

“Serán recibidos por otro miembro de nuestro personal, que habrá estado allí asegurándose de que el lugar sea agradable y cálido, porque todo tiene calefacción”, dijo el Sr. Morris. “Todas las habitaciones tienen calefacción”.

Si la excursión a la cantera de pizarra de Cwmorthin le parece atractiva, el Sr. Morris quiere que los posibles huéspedes sepan algo: “Sepan lo que les espera”, dijo, y añadió que “sin duda es algo fuera de lo común”.

La historia de cómo vivían los mineros en las profundidades deja a muchos huéspedes con la boca abierta. Los guías harán todo lo posible por compartir con los visitantes su admiración por la antigua mina de pizarra.

¿Qué debe llevar?

“Asegúrese de llevar sentido del humor, porque seguro que va a ser un viaje divertido”, dice el guía. “Y, sí, trae tu lado aventurero contigo y simplemente relájate y disfrútalo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.