Hugo Carvajal, exgeneral de Chávez acusado de narcotráfico, rechaza la extradición a EEUU

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
12 de Septiembre de 2019 Actualizado: 12 de Septiembre de 2019

El exgeneral Hugo Carvajal, que estuvo al frente de la contrainteligencia venezolana con Hugo Chávez, se negó este jueves ante la Audiencia Nacional de España a ser extraditado a Estados Unidos por delitos de narcotráfico, alegando que se defenderá en el país donde se encuentra detenido. 

Al responder las preguntas de su abogada, según la agencia Efe, dijo que se siente amenazado y que cree que tendrá represalias si es extraditado al país norteamericano, así como en Venezuela.

“Yo en la justicia de Estados Unidos no confío. El solo hecho que me hayan hecho lo que hicieron es suficiente motivo. No voy a tener derecho a la defensa de ningún tipo y a promover pruebas tampoco”, afirmó según Efe.

“A Maduro lo conozco lo suficiente y sé de lo que es capaz”, añadió.

El ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez y el exgeneral Hugo Carvajal (Wikimedia Commons)

Carvajal fue detenido el 12 de abril después que la fiscalía federal del distrito sur de Nueva York pidió la extradición, con la acusación de formar parte de una red de narcotráfico dedicada la envío de cocaína a EE.UU. El exgeneral fue hombre de confianza del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) y luego de que Juan Guaidó asumió el cargo de presidente encargado rompió con el régimen de Nicolás Maduro e hizo un llamado a sus compañeros militares para rebelarse.

Tras su arresto en Madrid, relató que salió de Venezuela en una embarcación y llegó a la República Dominicana, donde entró gracias a un pasaporte falso que le había dado la fiscal general venezolana con la identidad de “Jose Mourinho”. Con el mismo documento aterrizó en España el 18 de marzo.

Si aceptaba la extradición, el militar venezolano debía ser enviado de inmediato a Estados Unidos, donde enfrenta a una pena de entre 10 años de cárcel y cadena perpetua. Al rechazarla, la Audiencia Nacional española inicia un proceso en que decidirá si corresponde la solicitud de acuerdo a sus leyes.

La fiscalía, en vista de la sección tercera de la Audiencia Nacional, apoyó su entrega a EE.UU.

En la petición de extradición, el Gran Jurado estadounidense imputa a Carvajal ser miembro desde 1999 de la organización de narcotraficantes “El Cartel de los Soles”, compuesta por oficiales venezolanos de alto rango. Sus objetivos no solo eran enriquecer a sus miembros, sino también “inundar” a Estados Unidos de cocaína y usar esta droga “como un arma” contra el país, por “los efectos adversos de la droga en los usuarios individuales y el potencial daño social que causa la adicción a la cocaína”.

El acusado en cambio afirma, según la agencia Efe, que los que pueden testificar en un proceso contra él “están o sancionados o con la visa retirada en Venezuela; otros, presos en México y otros, muertos, como es el caso del presidente Chávez, que era quien me daba las órdenes directas a mí”.

En mayo de 2019 Carvajal comunicó en su Twitter que fue a España “para seguir siendo útil en la restauración de la democracia en Venezuela, de colaborar con las autoridades españolas en el entramado delictivo venezolano que ha llegado a este país, y de escapar de la persecución que el régimen estableció en mi contra”.

“El hecho de que la justicia de Estados Unidos emitiera una orden de detención era un riesgo previsto y asumido”.

Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Constituyente de Maduro, había acusado a Carvajal de haber negociado con Washington para que se le perdonaran las acusaciones vinculadas al narcotráfico, lo que Carvajal niega en otro comunicado sobre su audiencia. “No negociaré con las mismas agencias que me han incriminado sin pruebas reales”, sostuvo.

Por otro lado añade que su postura no impide que “aporte información al legítimo gobierno del Presidente encargado Juan Guaidó con el fin de derrocar a la banda criminal que usurpa el gobierno de Venezuela”.

“La mayoría de la FAN quiere devolver la libertad a Venezuela, pero están secuestrados por este sistema de tortura y terror. Cuando dije que el control es más férreo de lo que imaginan, era en serio. Créanme, si no acabamos con los cubanos, la FAN no podrá cumplir con sus deberes”, publicó en Twitter el 21 de marzo.  

Carvajal vive en España con su esposa y sus hijos. El acusado pidió a las autoridades españolas asilo político.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS