Human Rigths Watch: Fidel Castro deja un “legado oscuro”

28 de Noviembre de 2016
Actualizado: 28 de Noviembre de 2016

Human Rigths Watch (HRW) advirtió que la represión contra los disidentes que caracterizó el mandato de Fidel Castro, reforzada por grupos militares y simpatizantes del sistema, es un “legado oscuro” que continúa en Cuba tras su muerte.

La organización, con sede en Nueva York, recordó que mientras otros países se alejaban de los sistemas totalitarios, Fidel Castro, fallecido en La Habana, continuaba reprimiendo virtualmente todos los derechos civiles y políticos.

“Todas las reglas draconianas de Castro y los duros castigos dispensados a los disidentes mantuvieron su sistema represivo arraigado firmemente por décadas”, dijo en un comunicado José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

Vivanco recordó que bajo las reglas de Castro, miles fueron encarcelados en pésimas prisiones, miles fueron hostigados e intimidados y a generaciones completas se les negó libertades políticas básicas.

[insert page=’colaboradores-trump-cuba’ display=’template-relacionadas.php’]

La organización reconoce que en Cuba ha habido progresos en áreas económicas, sociales y culturales.

Pero que estas han sido opacadas según Vivanco, porque “muchas de estas tácticas abusivas desarrolladas bajo su tiempo en el poder, incluyendo vigilancia, golpes, detenciones arbitrarias y actos públicos de repudio, son todavía usadas por el gobierno cubano”.

Indica además que tras el anuncio de 2014 del reinicio de las relaciones entre Cuba y EE.UU., no ha cambiado la represión contra los individuos y grupos que luchan por los derechos humanos en la isla caribeña.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS