Imputan Cristina Fernández y a su hijo Máximo por enriquecimiento ilícito

03 de Mayo de 2016 Actualizado: 03 de Mayo de 2016

El juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo decidieron ayer comenzar a investigar a la expresidenta Cristina Kirchner, a su hijo Máximo y al empresario Lázaro Báez por presuntas irregularidades en la empresa hotelera “Los Sauces“, involucrada en supuestas maniobras de lavado de dinero.

La denuncia, presentada por la diputada nacional del frente Progresistas, Margarita Stolbizer, sostiene que “la sospecha recae sobre la manipulación y posible adulteración de documentos públicos relacionados con la empresa Los Sauces SA de propiedad de la Sra. Cristina Fernández y sus hijos Máximo Kirchner y Florencia Kirchner; y que también modifican el contenido de las declaraciones juradas presentadas oportunamente ante autoridad competente”.

Entre otras cosas, se apunta a la familia Kirchner por presunto enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos ponía la lupa en los alquileres de inmuebles de Los Sauces S.A. a las empresas Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia, de Cristóbal López; y a Valle Mitre; Loscalzo y del Curto; y Kank y Costilla, de Lázaro Báez.

Fuentes judiciales consignaron que, tras la imputación formulada por el fiscal Rívolo, quien pidió al juez que le dé impulso a la investigación, el magistrado dispuso la apertura del expediente y decretó el secreto de sumario.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS