Inauguran el primer hotel estadounidense en Cuba después de 57 años

28 de Junio de 2016 Actualizado: 28 de Junio de 2016

Starwood Hotels & Resorts Worldwide se convirtió en la primera compañía hotelera estadounidense en tocar suelo cubano en décadas, tras la firma del primer acuerdo de este tipo desde 1959.

La compañía había anunciado una inversión de varios millones de dólares.

El acuerdo firmado el pasado sábado es parte del deshielo entre Washington y La Habana, que buscan acortar la distancia generada durante más de medio siglo de diferendo y hostilidades mutuas.

Starwood gestionará dos instalaciones en La Habana y firmó una carta de intención para operar un tercer negocio, según reportó Reuters.

El hotel en cuestión es el Quinta Avenida, que tiene cuatro estrellas y es operado por el grupo militar Gaviota. La instalación tiene seis plantas, 180 habitaciones, seis suites y una piscina. Los precios por noche comienzan en 246 dólares.

Gaviota se expande

Un plan de crecimiento de Gaviota hasta el 2020 prevé la inauguración de tres nuevos hoteles en los próximos tres años en la zona del casco histórico: un cinco estrellas en el antiguo edificio de la Manzana de Gómez; la reapertura del Hotel Packard, frente a la explanada de La Punta; y la inauguración de otro hotel en 2018 en Prado y Malecón.

Además, en los próximos cinco años la empresa proyecta ampliar a 50.000 las habitaciones que opera en todo el país.

Un reciente ranking de la publicación Hotels sobre las 300 mayores compañías hoteleras del mundo muestra que en 2014 Gaviota aparecía en el lugar 55 con 23.583 habitaciones.

Pero si las habitaciones de Gaviota se combinaran con las de Cubanacán (también del grupo militar cubano y en el lugar 84 con 15.800), GAESA figuraría como la compañía número 34 del mundo con 39.383 habitaciones, justo debajo de The Walt Disney Company (39.751).

Esquivando el embargo

Semejantes negocios estarían prohibidos en virtud del embargo económico que aplica Estados Unidos a la isla, pero Starwood recibió un permiso especial del Departamento del Tesoro estadounidense la semana pasada.

Jorge Giannattasio, jefe de operaciones de la compañía para América Latina, dijo que los acuerdos incluyen una “inversión multimillonaria” para llevar los hoteles a sus propios estándares”.

Al acercamiento entre los viejos enemigos en el 2014 debe Cuba que se haya disparado la industria, por a la creciente llegada de estadounidenses y cubanoamericanos.

Solo en 2015 arribaron a la isla 3,5 millones de turistas. Las visitas de estadounidenses creció un 77 por ciento, con 161.000 arribos.

El deshielo está incluso impulsando el reclamo de que sean eliminadas las restricciones de viajes de estadounidenses a la isla.

Los que llegan lo pueden hacer en virtud de doce licencias que emite el Departamento del Tesoro por motivos culturales, académicos o religiosos.

“La cantidad de los viajeros se disparará con vuelos directos,” dijo Giannattasio.

TE RECOMENDAMOS