Este incansable niño se dedica a su madre discapacitada mientras asiste a la escuela, ¡es admirable!

Por La Gran Época
16 de Abril de 2019 Actualizado: 01 de Mayo de 2019

Esta es una historia conmovedora acerca de los esfuerzos incansables de un hijo dedicado a cuidar a su madre con discapacidad, sin descuidar ni por un momento sus estudios.

A los 2 años, el joven John Mark Nasih, de la ciudad de Caloocan en Filipinas, perdió a su padre por dengue. Además, su amada madre, Alma Nasih, sufre una afección similar a la parálisis cerebral, que la mantiene en una condición de discapacidad.

Gracias a sus vecinos cariñosos, que ayudaron inmensamente con la comida a lo largo de los años, los dos lograron sobrevivir mientras John crecía.

Hoy, John tiene 12 años, y debido a sus circunstancias, es mucho más maduro que los chicos de su edad.

El niño, que simplemente está por debajo de la edad de la escuela secundaria, tiene la responsabilidad de cuidar a su madre y completar con éxito su propia educación.

En un documental corto  producido por “Kapuso Mo, Jessica Soho” (KMJS), obtendrás una idea de las vidas de John y Alma.

Verás las luchas diarias que atraviesa el alumno de quinto grado solo para sobrevivir, su amor por su madre y su meticuloso compromiso de cuidar a su preciosa y frágil familia de dos.

También verás el aprecio de la amada madre por tener un hijo filial, una bendición para derramar lágrimas.

Él la alimenta, la baña y le hace compañía.

Para la comida, los dos son ayudados por sus vecinos, pero también visitan orfanatos para comer. De lo contrario, piden limosna, dependiendo por completo de la generosidad de los extraños.

Mientras las cámaras siguen a John en su caminata diaria de 30 minutos a la escuela, él empuja a su madre en su silla de ruedas donada, a través de viejos callejones deteriorados y sobre un pavimento desigual marcado con baches y grietas.

En un momento dado, él golpea un bache, y luego otro, causando que Alma se mueva hacia adelante cuando la silla de ruedas se detiene abruptamente cada vez que impacta.

En otra escena, Alma debe levantarse de la silla de ruedas y pasar cojeando por un gran agujero que se abre precariamente junto a un montículo de hormigón mojado y escombros. Su mano derecha se apoya contra la pared mientras pasa lentamente junto a un trabajador de la construcción de aspecto inquieto, con la otra mano se agarra la rodilla.

No es un viaje sencillo en absoluto, pero John finalmente llega a la escuela. Deja a su querida madre fuera del salón mientras asiste a clase, una espera de 6 horas. Él no tiene otra manera.

Hubo un momento en que algunos estudiantes en la escuela se burlaban de la madre de John, pero parece que esos días terminaron, afortunadamente. Tal vez esto se deba a Felisa Bragado, la coordinadora de alimentación de la escuela, que se ha hecho amiga de Alma.

Felisa es una hermosa dama de mediana edad con un corazón bondadoso. Se asegura de cuidar a Alma, y le trae su almuerzo junto con una bebida todos los días. La cálida sonrisa de Felisa y su genuina expresión de buena voluntad deben ser un regalo que Alma espera ansiosamente cada día.

Como una gran sorpresa para John y su madre, KMJS le otorgó una beca completa para estudiar en la Escuela Young Achievers de Caloocan y le proporcionó útiles escolares.

El momento de lágrimas fue capturado por la cámara.

Mientras John empuja a su madre, pronto se encuentran frente a una mesa llena de comida, bebida y artículos de tocador, todo donado por KMJS de buena voluntad.

La bondad no se detuvo allí. A John se le presentó una bicicleta completamente nueva con un asiento lateral para que su madre se siente cómodamente. El viaje será mucho más fácil.

Alma llora por la generosidad, que tan cálidamente se le extendió a ella y a su hijo trabajador.

John expresa su deseo de continuar estudiando hasta la universidad y un día convertirse en doctor. Él espera encontrar una cura para su madre.

Y su madre lo apoya de todo corazón. A menudo lo alienta a que su educación sea un éxito.

“Siempre le dije: ‘Solo estudia bien, hijo’”, recuerda Alma en el programa, “[…] tanto como puedas”.
Le deseamos a John lo mejor para sus estudios. Va a hacer que su madre se sienta orgullosa de él algún día.

Sin duda ella ya lo está.

No es necesario que entiendas tagalo para ser conmovido por este video:


Niño con las cuerdas vocales paralizadas habla por primera vez

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS