India intensifica campaña de presión sobre China y revisa la amenaza detrás de los Institutos Confucio

Por Venus Upadhayaya
18 de Agosto de 2020
Actualizado: 18 de Agosto de 2020

India está examinando “a fondo” dos Institutos Confucio luego que su Ministerio de Educación revisara varios institutos de enseñanza de lengua china establecidos en universidades indias.

Los expertos dijeron que estos institutos sirven a la propaganda comunista de Beijing dentro de otros países, y la decisión de la India de revisarlos es una señal del deterioro de las relaciones bilaterales entre los dos países después de un sangriento enfrentamiento entre el ejército indio y el Ejército Popular de Liberación en junio en Galwan, en el territorio de Ladakh.

“Esto es parte de la estrategia general para presionar a China”, dijo Bibhu Prasad Routray, un analista estratégico indio y director de Mantraya, un centro de investigación con sede en Goa, a The Epoch Times por teléfono.

“Los pasos de Wikinomics, pasos diplomáticos y esto es una parte de la estrategia general para decirle a China que no estamos tomando nada de lo que está pasando. Vamos a ejercer presión sobre ustedes”, añadió Routray.

India tiene Institutos Confucio en siete universidades y 54 memorandos de acuerdo sobre la cooperación entre escuelas que involucran a China. Su Ministerio de Educación envió una carta a estos institutos el 29 de julio buscando información sobre sus actividades, informó el diario indio The Hindu.

Finalmente, los funcionarios redujeron su enfoque a dos Institutos Confucio establecidos en la Universidad de Mumbai y en la Escuela de Lengua China de Calcuta luego que la primera reunión de examen de alto nivel del ministerio se celebrara el 5 de agosto.

“Hay una propuesta para examinar de cerca y con detenimiento las actividades de los dos institutos”, dijo un funcionario del gobierno, según el periódico indio, Hindustan Times.

“Hay algunos hechos que nos llamaron la atención durante la revisión que creemos que requieren un escrutinio más profundo”, dijo el funcionario.

Routray dijo que el escrutinio de los Institutos Confucio está en continuidad con los esfuerzos de la India como “la prohibición de las aplicaciones chinas”. El gobierno indio prohibió el 29 de junio 59 aplicaciones chinas, entre ellas Tik Tok, WeShare, Wechat y Helo, diciendo que estas aplicaciones amenazan la “soberanía y seguridad” de la India.

Rachelle Peterson, investigadora senior de la Asociación Nacional de Académicos, con sede en Nueva York, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que el gobierno indio debería tener cuidado con los Institutos Confucio porque son parte de “la red de propaganda china en el extranjero”.

“Difunden mensajes aprobados por el Partido Comunista Chino y buscan convertir a los estudiantes y ciudadanos locales en partidarios del régimen chino. Enredan a las universidades en una relación financiera que las hace dependientes de China”, dijo Peterson, cuyo informe “Subcontratar a China” estudió cómo los Institutos Confucio sirven al poder blando de China en varios centros de Educación Superior de Estados Unidos.

Los manifestantes protestan frente a la Junta Escolar del Distrito de Toronto el 11 de enero de 2014, instando a la Junta a no implementar un programa del Instituto Confucio en las escuelas de Toronto. (Allen Zhou/The Epoch Times)

La amenaza detrás de los Institutos de Confucio

Doris Liu, la directora del primer documental “En el nombre de Confucio” que investigó las controversias mundiales en torno a los Institutos de Confucio de China, dijo a The Epoch Times por teléfono desde Canadá que los Institutos de Confucio están absolutamente controlados por el Partido Comunista Chino y por lo tanto sirven a su agenda.

Según Liu, cuyo documental ganó múltiples premios en todo el mundo, más de 1700 institutos educativos extranjeros en más de 162 países o regiones han adoptado los Institutos Confucio desde que empezaron a ser promovidos por el régimen chino en 2004.

“Esos institutos podrían practicar actividades de espionaje en nombre del gobierno de China. Por lo tanto, suponen infracciones a la seguridad nacional de cualquier país [donde] se abran físicamente”, dijo Liu, añadiendo que estas actividades de espionaje y la amenaza inherente probablemente se habrían incrementado a medida que los lazos bilaterales entre India y China se deterioraban tras el sangriento enfrentamiento en Galwan.

Estados Unidos declaró la sede de los Institutos Confucio en Washington como una misión extranjera de la República Popular China el 13 de agosto.

“Durante más de cuatro décadas, Beijing ha disfrutado de un acceso libre y abierto a la sociedad estadounidense, al tiempo que ha negado ese mismo acceso a los estadounidenses y otros extranjeros en China. Además, la RPC ha aprovechado la apertura de Estados Unidos para llevar a cabo esfuerzos de propaganda a gran escala y bien financiados y para influir en las operaciones en este país”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

Routray dijo que las preocupaciones de la India también son las mismas, ya que China no está tan abierta a la India como la India lo está a China, y la India no obtiene nada de este intercambio educativo.

“Esta es una táctica actual de la India para decir que vamos a ir a cualquier medida para cortar los lazos con ustedes. Porque hemos invertido mucho, pero no hemos obtenido nada a cambio de ustedes”, dijo, añadiendo que los esfuerzos de la India para revisar los institutos chinos muestran que está tratando de actuar al unísono que Estados Unidos.

“India está intentando algo que representa una especie de convergencia entre la estrategia india y la estrategia de Estados Unidos contra China”, dijo Routray.

El galardonado documental “En el nombre de Confucio” se estrena en Australia Occidental en la biblioteca estatal el 5 de diciembre de 2018. (The Epoch Times)

Encubrir abusos de derechos humanos en China

Los expertos dijeron que otra amenaza de la que India y otros países que albergan Institutos Confucio deberían ser cautelosos, es el papel que estos institutos desempeñan para construir la imagen de China y promover silenciosamente sus agendas comunistas.

“Los Institutos Confucio enseñan materiales alineados con el Partido Comunista Chino, encubren los abusos de derechos humanos en China, minimizan la agresión de China, y ocultan eventos como la masacre de la Plaza de Tiananmen. Llevan profesores y libros de texto seleccionados por el régimen chino a las aulas de las universidades. No hay un lugar apropiado para los Institutos Confucio en los campus universitarios”, dijo Peterson.

Liu, quien trabajaba como profesora en una universidad líder en China que brindaba apoyo a los programas de aprendizaje de los Institutos Confucio antes de emigrar a Canadá hace 15 años, destacó tres incidentes reportados en el pasado en los que los Institutos Confucio interfirieron en actividades libres en los países anfitriones para proteger su imagen.

Una Universidad de Tel Aviv cerró una exposición en 2008 sobre Falun Gong, una disciplina espiritual prohibida en China porque creía que pondría en peligro las actividades de los Institutos Confucio. Un año después, la Universidad Estatal de Carolina del Norte canceló un discurso en el campus del Dalai Lama por las mismas razones.

El incidente más reciente que Liu cita es del 2014 en Portugal e involucró a un funcionario destacado de Hanban o de la Oficina del Consejo Internacional del Idioma Chino que hasta hace dos meses administraba los Institutos de Confucio a nivel mundial.

“El director de Hanban, Xu Lin, ordenó a su personal que retirara las pocas páginas de todos los libros de programas de la conferencia anual de la Asociación Europea de Estudios Chinos porque estas páginas contenían información sobre la Fundación Chiang Ching-Kuo de Taiwán, que también fue patrocinadora del evento”, dijo Liu.

Una escena de la película “En el nombre de Confucio” muestra a Sonia Zhao protestando en el TDSB contra los Institutos Confucio. (Mark Media)

Violación de la libertad académica

Liu dijo que los Institutos Confucio censuran y violan la libertad académica mientras el régimen chino promueve sus agendas globales incluyendo su iniciativa “La Franja y la Ruta” a través de ella.

“Los profesores y estudiantes fueron obligados a observar el 19º Congreso Nacional del PCCh y a estudiar las palabras de apertura de Xi Jinping, incluyendo la iniciativa “La Franja y la Ruta (OBOR)”, dijo Liu, añadiendo el ejemplo de un Instituto Confucio Punjabi en los alrededores de India y Pakistán.

Explicando cómo los Institutos Confucio promueven el Comunismo de China en otros países, Liu dio el ejemplo de la Universidad Sapienza de Roma, donde se hizo ver a los estudiantes una película de “Tema Principal” como parte del estudio del 19º Congreso Nacional del Partido Comunista Chino.

“Las películas de temas principales siguen y promueven de cerca las líneas de partido del PCCh y usan el patriotismo como el principal vehículo de lavado de cerebro”, dijo Liu.

“El director italiano de este Instituto Confucio, el prof. Federico Masini, habló sobre el 19º Congreso Nacional del PCCh en la televisión italiana y dijo que su Instituto Confucio ayudará a fortalecer la relación OBOR (Franja y Ruta) entre los dos países”, añadió.

El Ministerio de Educación de la India aún no ha revelado lo que específicamente está escudriñando sobre los dos Institutos de Confucio en la India, pero Routray dijo que el gobierno indio es consciente de cómo estos institutos están tratando de influir en el proceso de pensamiento dentro de la India.

“El gobierno asume que estos institutos no son solo institutos educativos, per se, sino que también están siendo utilizados por los chinos para influir en los procesos de pensamiento dentro de la India para generar un grupo de presión pro-China dentro de la India para apoyar a los académicos que quieren tener algún tipo de inclinación suave en el proceso de pensamiento chino”, dijo Routray.

Siga a Venus en Twitter: @venusupadhayaya


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Película documental: Cuando llega la plaga

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS