Industriales argentinos preocupados por la “amenaza china”

10 de Febrero de 2015
Actualizado: 05 de Mayo de 2015

Empresarios industriales, y sindicalistas argentinos, se mostraron preocupados ante la posible aprobación del “Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversiones entre Argentina y China” que, entienden, traerá una “una serie de consecuencias de largo plazo en cuanto al posicionamiento de la Argentina a nivel global”, indicó la Unión Industrial Argentina (UIA) en un comunicado el 9 de febrero.

En diciembre del año pasado el Senado de la Nación aprobó el proyecto de ley que ratifica el citado convenio entre ambas naciones y que otorga un serie de beneficios excepcionales a empresas de origen chino para operar en territorio argentino.

Opositores señalaron que el acuerdo se da en el marco de una apremiante necesidad del gobierno argentino de financiamiento a corto plazo. “Lo barato sale caro, dijimos en la votación”, señaló al respecto el senador Juan Carlos Marino, según el diario Clarín el 27 de enero pasado.

El artículo 5 del convenio, que aún debe ratificar la Cámara de Diputados de la Nación, permite la adjudicación directa de proyectos de infraestructura a empresas chinas, a cambio de financiamiento. “Esta cláusula excluiría de forma manifiesta la provisión local de bienes y servicios argentinos, que no cuentan con dichas posibilidades de financiamiento”, alertó la UIA.

Otro de los items que aún desata polémica es la posibilidad que otorga el acuerdo (Art. 6) de contratar mano de obra china bajo las mismas condiciones del mercado laboral argentino. Representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) -de tendencia oficialista-, como Gerardo Martinez -titular de la UOCRA-, manifestaron que el convenio “abre la puerta para una oleada de trabajadores chinos y pone en riesgo contratos para empresas de capitales nacionales“, señaló la publicación Fortuna, el 6 de febrero.

“Estamos más cerca de lo que se firmó con Angola de lo que se firmó con Brasil”, sintetizó José Ignacio De Mendiguren, secretario general de la UIA, el 9 de febrero, según el diario la Voz del Interior. El empresario textil resaltó que el acuerdo que firmó Brasil con el país asiático no brinda estas exclusividades al gigante asiático, no obstante, enfatizó que el regimen chino sí hizo este tipo de convenios con países africanos. “Exigió esta cláusula de personal y hoy hay más de 200 mil trabajadores chinos en Angola“.

Cabe resaltar que este acuerdo se está concretando luego de que Argentina experimente un creciente déficit comercial con China desde el año 2008. En los últimos cuatro años (2011-2014) acumulados este saldo ascendió a U$S 20380 millones.

Si bien el convenio cita esta creciente asimetría en el comercio bilateral, Mauricio Claverí, analista de la consultora abeceb.com, mostró sus reparos ante la posibilidad que da el convenio en revertir esa situación. “Una mayor apertura con China en términos de inversión industrial e infraestructura en ‘sectores prioritarios’ estará acompañada por facilidades para importar bienes manufacturados de ese país. Esto no sólo podría implicar desplazar producción local sino que también podría limitar la posibilidad de desarrollar las capacidades locales necesarias para salir a exportar bienes de mayor valor agregado“, citó el diario El Cronista el 30 de diciembre del año pasado.

TE RECOMENDAMOS