‘Influencer’ fingía a un millón de seguidores una vida de lujos pero vive entre basura y excremento

Por 20 Minutos
30 de Septiembre de 2019 Actualizado: 30 de Septiembre de 2019

Lisa Li es una influencer con más de un millón de seguidores en la exitosa red social china Sina Weibo. Sin embargo, esta última semana, muchos se han desuscrito de sus publicaciones debido a que se ha descubierto que la imagen que daba era falsa.

La joven mostraba una vida llena de lujos y riquezas, pero su casera ha desvelado cuál es la verdadera situación de Lisa Li: vive en una casa llena de suciedad, desorden, basura, comida con moho y excrementos de perro; además, la influencer tenía numerosas facturas sin pagar  y no contestaba a sus llamadas.

El medio digital Pear Video acompañó a la dueña de la casa, la señora Chen, que les ofreció una visita guiada por el mugriento apartamento de la bloguera. Según contó la propietaria, había intentado contratar a un equipo profesional de limpieza para que se encargara de la casa, pero se negaron a hacerlo debido al terrible estado del lugar.

La casera declaró que no tuvo otra opción que llamar a la policía y denunciar el daño de su propiedad y las facturas impagadas. La señora Chen comentó en una entrevista con Pear Video que la imagen de “chica perfecta” que mostraba en las redes sociales contrastaba con la “repugnante” y desastrosa vida que llevaba.


La reacción de Lisa Li

Tras los millones de visitas que recibió el vídeo de Pear Video, todo el mundo esperaba la respuesta de Lisa Li. Pues la influencer reapareció públicamente junto a Chen para pedirle disculpas: “La responsabilidad total de este incidente recae sobre mí”.

Según explicó a The Paper, había estado ingresada en el hospital y luego tuvo un viaje de negocios, por eso tardó tanto en reaparecer. Además, había recibido numerosos mensajes de móvil y no se había dado cuenta de que la propietaria intentó contactar con ella.

“Voy a limpiar ahora… Incluso por la noche”, declaró Lisa Li. Las imágenes de ella limpiando llamaron la atención a sus seguidores: muchos se burlaron de ella, algunos la dejaron de seguir por haber mostrado una vida falsa y otros aseguraron que esto demostraba que había mentido hasta en entrevistas con los medios.

Según indicaron algunos de sus seguidores, la influencer ha cambiado su nombre en redes sociales y ha eliminado varias publicaciones, quizá para desvincularse de la imagen de “falsa” que tenía ahora.

A continuación

La falsa felicidad del Comunismo

Lee la serie completa “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS