Iniciativa de la ONU apunta y doxea a médicos y enfermeras que no siguen la narrativa del COVID-19

Por Katie Spence
31 de Enero de 2023 1:32 PM Actualizado: 31 de Enero de 2023 1:32 PM

Nicole Sirotek es una enfermera titulada en Nevada con más de una década de experiencia trabajando en algunas de las condiciones más duras. Cuando un huracán devastó Puerto Rico, Sirotek y la organización que fundó, American Frontline Nurses (AFLN), estuvieron allí y repartieron más de 500 libras de equipos y suministros médicos.

No ha dudado en ser la primera en llegar cuando se produce una emergencia y se necesitan profesionales médicos. Ha perdido la cuenta del número de veces que se ha despertado en un catre en medio de la nada, con las botas aún atadas a los pies y lista para partir.

Pero entre lágrimas, durante una entrevista con The Epoch Times, detalló su terrible experiencia de acoso y doxing durante el año pasado y cómo ha pensado en el suicidio debido a la ansiedad y la depresión paralizantes.

“Ha afectado mucho a mi salud mental. No dormía ni comía”, explica Sirotek.

Para recuperar su salud mental, decidió retirarse del grupo que había fundado. Pero incluso esa decisión le causó dolor.

Cuando me fui de Nueva York, dije que haría todo lo posible para asegurarme de que no volviera a ocurrir”, dijo Sirotek, recordando la muerte de la que fue testigo cuando trabajaba como voluntaria en Nueva York como enfermera al comienzo de la pandemia de COVID-19. “Para mí, dar un paso atrás y tomarme un descanso me hace sentir que he fracasado”.

Epoch Times Photo
Una estación móvil en Nueva York el 29 de diciembre de 2021. (Richard Moore/The Epoch Times)

Sirotek es víctima de un acoso continuo. Ha recibido fotos de sus hijos posando en mataderos y colgados de una soga, fotos de su casa desde un coche y cartas con polvo blanco que explotaban al abrirlas.

La Junta de Enfermería del Estado de Nevada se vio inundada de llamadas pidiendo la desaparición profesional de Sirotek y de denuncias anónimas.

Estas quejas provienen del Equipo Halo, una campaña de influencia en los medios sociales formada en el marco de la iniciativa Verified de las Naciones Unidas y el Vaccine Confidence Project.

En respuesta, Sirotek presentó una denuncia policial. Su abogado envió una carta de cese y desistimiento. The Epoch Times revisó los documentos.

¿La respuesta de la carta de cese y desistimiento? El cliente estaba actuando dentro de sus derechos de la Primera Enmienda.

Comienza el acoso

En febrero de 2022, Sirotek, como rostro de AFLN, una red de defensa de los pacientes que cuenta con 22,000 enfermeras, compareció ante el senador Ron Johnson (R-Wis.) y testificó sobre el daño que sufrían los pacientes cuando buscaban tratamiento para el COVID-19.

Afirmó que no fue testigo de la muerte de pacientes a causa del nuevo virus cuando se ofreció voluntaria para trabajar en primera línea en Nueva York al comienzo de la pandemia.

En cambio, en su opinión, como profesional de la medicina con múltiples másteres, los pacientes morían por “negligencia” y “mala praxis médica”.

Sirotek detalló la denegación de esteroides e ibuprofeno y la prescripción de remdesivir por parte de los superiores. Además, no hubo ninguna voluntad de considerar posibles tratamientos de intervención temprana como la ivermectina.

Según Sirotek, a medida que la pandemia avanzaba, estas prácticas se intensificaban.

El testimonio de Sirotek provocó aplausos, atención generalizada y una diana en su espalda.

Epoch Times Photo
El senador Ron Johnson (R-WI) (C) habla durante una mesa redonda titulada COVID-19: Una Segunda Opinión en Washington DC el 24 de enero de 2022. (Drew Angerer/Getty Images)

“Todo [el acoso] empezó el día que volvimos de Washington DC”, dijo Sirotek.

Al principio, los ataques empezaron con el típico “eres transfóbica, eres anti-LGBTQ”. Incluso me llamaron racista”, recordó Sirotek, que es hispana.

Y a medida que más pacientes solicitaban la ayuda de AFLN, los ataques aumentaban en frecuencia y fuerza.

Al principio, Sirotek dijo que los ataques parecían provenir de personas al azar. Pero a medida que los ataques continuaban, los términos “Project Halo”, “Team Halo” y “#TeamHalo” aparecían continuamente. Especialmente en TikTok y desde dos cuentas, “@jesss2019” y “@thatsassynp“.

“[@thatsassynp] no paraba de decir cómo yo estaba difundiendo desinformación, [que] la ivermectina no funciona”, dijo Sirotek. “Siguió apuntando a la Junta de Enfermería del Estado de Nevada porque yo estaba en el Comité de la Ley de Práctica, y él no sentía que eso fuera aceptable”.

Craig Perry, abogado que representa a enfermeras, incluida Sirotek, ante la Junta Estatal de Enfermería de Nevada, confirmó el relato de Sirotek. La directora ejecutiva de la Junta de Enfermería del Estado de Nevada, Cathy Dinauer, no quiso proporcionar detalles sobre las quejas o investigaciones, declarando a The Epoch Times por correo electrónico que son “confidenciales”.

Sirotek dijo que las quejas abrumaron su capacidad para defender su licencia de enfermería.

“Inoportunamente, presentaron tantas quejas contra mí que [la Junta de Enfermería del Estado de Nevada] tuvo que empezar a filtrarlas en cuanto a lo que era aplicable y lo que no. Y [las quejas] enterraron mi licencia de enfermería hasta el punto de que ni siquiera pudimos defenderla”, dijo Sirotek.

Los ataques pasan a ser amenazas

Cada vez que Sirotek, o la AFLN, intentaban organizar un seminario web de divulgación comunitaria, los comentarios de odio inundaban sus videos.

Julia McCabe, enfermera diplomada y directora de servicios de defensa de la AFLN, declaró a The Epoch Times que al principio intentaron expulsar a los trolls de los videos de divulgación. Pero no daban abasto y se veían obligados a detenerlos, por lo general al cabo de 10 minutos.

Para hacer frente a los enjambres, como los calificó McCabe, la AFLN empezó a cobrar una entrada por sus seminarios web. Pero, según McCabe, enviaban un correo electrónico con un código de acceso gratuito a todos sus suscriptores antes de que empezara el seminario. Ayudó, pero no lo suficiente. Los enjambres seguían llegando. Y los ataques se intensificaron.

El 5 de junio de 2022, @thatsassynp publicó un video en TikTok llamando a un “levantamiento público serio”, porque la Junta Estatal de Enfermería de Nevada y otras agencias reguladoras no estaban disciplinando a las enfermeras por difundir “desinformación”.

Se convirtió en uno de los muchos videos de este tipo de los días siguientes. En los comentarios de uno de ellos, afirmaba: “Además, permanezcan atentos porque [@jesss2019] también abordará este tema. Nos estamos uniendo (como siempre) para concienciar y exigir que se tomen medidas en este asunto”. jesss2019 respondió: “¡¡¡¡Sí!!!! Nos ocuparemos de esto”.

Jess y Tyler Kuhk de @thatsassynp se han “unido” en varias ocasiones, apuntando a los trabajadores de la salud que cuestionan la narrativa del COVID-19. El Equipo Halo no incluye oficialmente a Kuhk en su sitio web, pero Kuhk publica con el #teamhalo.

En otro video, afirma: “Si eres nuevo en esta serie, POR FAVOR, mira los videos de mi lista de reproducción ‘Nevada board of nursing’. Esto empezó en febrero de este año”. Su video tiene casi 35 mil “me gusta”.

El 7 de junio de 2022, @jesss2019 posteó un video en TikTok acusando a Sirotek de difundir desinformación. Incluía un enlace a @thatsassynp, y sus quejas sobre Sirotek a la Junta de Enfermería del Estado de Nevada y las llamadas para eliminarla del Comité de la Ley de Práctica. Ella imploró a TikTok para que impulsara el mensaje. También se convirtió en uno de los muchos videos que atacan a Sirotek.

En concreto, @jesss2019 y @thatsassynp se opusieron a los videos y posteos de Sirotek y AFLN, en los que se defendía la ivermectina y se destacaban posibles problemas con el remdesivir y las vacunas contra el COVID-19.

@jess2019 retiró todos los videos mencionados después de que The Epoch Times solicitara comentarios. The Epoch Times conserva copias.

Sirotek dice que recibió la primera amenaza de muerte contra ella y sus hijos más o menos en la misma época, en junio de 2022.

“Recortaron las imágenes de las caras de mis hijos de nuestras fotos familiares, donde las tomamos cada año en nuestro porche delantero —tenemos 11 años de esas fotos— y las recortaron y las pusieron en los cuerpos de esos niños pequeños que habían sido abusados sexualmente. Y eso es lo que enviaban a mi casa. Y se lo di a la policía”, dijo Sirotek.

En respuesta a una petición de comentarios de The Epoch Times, el senador Johnson defendió a Sirotek.

“El cártel del COVID sigue atemorizando y silenciando a quienes dicen la verdad y desafían su fallida respuesta al COVID”, afirmó Johnson. “Es simplemente un error que la Sra. Sirotek sea difamada y atacada como tantos otros que han tenido el valor y la compasión de tratar con éxito a los pacientes de COVID”.

Como las amenazas continuaron y se intensificaron, Sirotek también pidió a Perry que enviara una carta de cese y desistimiento a Tyler Kuhk el 1 de agosto de 2022.

Kuhk, enfermero practicante, es la persona que postea en TikTok bajo el seudónimo @thatsassynp.

La carta enviada a Kuhk alega que en al menos 10 ocasiones diferentes, @thatsassynp alentó un “levantamiento público” contra Sirotek. También detalla que sus videos atacando a Sirotek obtuvieron más de 400,000 visualizaciones.

En respuesta, McLetchie Law, un “bufete de abogados que presta servicios a entidades mediáticas prominentes y emergentes” respondió a Perry en una carta con fecha del 16 de agosto de 2022: “Tanto la ley de Nevada como la Primera Enmienda ofrecen sólidas protecciones a los derechos de nuestro cliente (y de otros) a criticar las peligrosas opiniones y prácticas de la Sra. Sirotek, y a abogar por su destitución del Comité Asesor sobre Prácticas de Enfermería de la Junta de Enfermería del Estado de Nevada”.

También advertía de que cualquier intento de disuadir a Kuhk del camino que había elegido sería “contraproducente” y podría tener un “impacto financiero negativo”. Ni Kuhk ni McLetchie Law respondieron a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Incapaz de confirmar el nombre real detrás de la cuenta de TikTok @jesss2019, y por lo tanto, incapaz de enviarle una carta legal, Sirotek posteó algunas de las amenazas que había recibido en Facebook, suplicando que @jesss2019 dejara de dirigirse a ella, y reconociera el posible daño en el mundo real.

Desesperada, Sirotek le pidió a Perry que presentara un cambio de nombre legal, lo que hizo el 15 de septiembre de 2022, con la esperanza de que eso impidiera a la gente buscar información sobre Sirotek. Perry declaró a The Epoch Times: “Normalmente, cuando se hace un cambio de nombre, es un registro público. Pero en circunstancias atenuantes, se puede sellar”.

En el caso de Sirotek, el tribunal reconoció la amenaza para su seguridad y la de su familia, renunció al requisito de publicación, concedió el cambio y selló su expediente el 4 de octubre de 2022.

Sirotek, a instancias de Perry, presentó una denuncia policial detallando el acoso el 17 de octubre de 2022.

En diciembre de 2022, @jesss2019 posteó un video en TikTok en el que exponía la información privada de Sirotek revelando su cambio de nombre. The Epoch Times solicitó comentarios a @jesss2019, pero no ha recibido respuesta. Tras la petición de comentarios, el usuario eliminó el video.

El equipo Halo y las redes sociales

El 17 de diciembre de 2020, Theo Bertram, director de TikTok; Iain Bundred, jefe de política pública de YouTube; y Rebecca Stimson, jefa de política pública de Facebook en el Reino Unido, comparecieron ante la Cámara de los Comunes del Reino Unido para explicar lo que sus sitios de redes sociales estaban haciendo para combatir la “desinformación antivacunación”.

Los tres afirmaron que sus empresas empleaban un “doble enfoque”. En concreto, “abordar la desinformación y promover contenidos de confianza”.

Bundred declaró que desde principios de año hasta noviembre de 2020, YouTube había eliminado 750,000 videos que promovían la “desinformación del Covid”.

Esta ilustración muestra los logotipos de las aplicaciones de medios sociales de Linkedin, YouTube, Pinterest, Facebook, Instagram y Twitter mostrados en un smartphone en Arlington, Virginia, el 28 de mayo de 2020. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)

Stimson declaró que entre marzo y octubre de 2020, “12 millones de contenidos fueron eliminadas de [Facebook]”, y que había etiquetado 167 millones de piezas con una advertencia.

Bertram declaró que durante los primeros seis meses de 2020, TikTok eliminó 1500 cuentas por “violación relacionada con el Covid” y que recientemente había aumentado esa actividad. “En los últimos dos meses, tomamos medidas contra 1380 cuentas, por lo que se puede ver que el nivel de acción está aumentando”, dijo Bertram.

“En octubre, empezamos a trabajar con el Equipo Halo”, añadió Bertram. “No sé si están familiarizados con el Equipo Halo. Está dirigido por el Vaccine Confidence Project de la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres y consiste en conseguir a científicos y médicos fiables y de confianza a las redes sociales para difundir información fiable”.

Los orígenes del Equipo Halo

El 20 de septiembre de 2022, Melissa Fleming, subsecretaria general de Comunicaciones Globales de las Naciones Unidas, compareció en el Foro Económico Mundial para hablar de cómo las Naciones Unidas estaban “Abordando la desinformación” en relación con la “orientación sanitaria”, así como con la “seguridad y eficacia de la vacuna” para el COVID-19.

“Una estrategia clave que teníamos era desplegar influencers”, declaró Fleming. “Influencers que estuvieran realmente interesados, que tuvieran muchos seguidores, pero realmente dispuestos a ayudar a transmitir mensajes que fueran a servir a sus comunidades”.

Fleming también explicó que las Naciones Unidas sabían que su mensaje no resonaría tan bien como el de los influencers, así que desarrollaron el Equipo Halo.

“Teníamos otro proyecto de mensajería confiable, que se llamaba Equipo Halo, en el que formamos a científicos de todo el mundo, y a algunos médicos, en TikTok. TikTok trabajaba con nosotros”, explica Fleming. “Fue un despliegue por capas de ideas y tácticas”.

Epoch Times Photo
Una vista general muestra los resultados de la votación durante una reunión de la Asamblea General de la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York el 12 de octubre de 2022. (Ed Jones/AFP vía Getty Images)

El Equipo Halo declara en su sitio web: “Somos científicos voluntarios y profesionales sanitarios de todo el mundo que trabajamos para acabar con esta pandemia aportando nuestro tiempo para abordar las preocupaciones y la desinformación sobre salud pública. Nuestros videos #TeamHalo te ofrecen datos precisos y actualizados sobre la seguridad y eficacia de las vacunas contra el Covid-19 y otras cuestiones de salud pública”.

También se indica que el Equipo Halo “se creó como parte de la iniciativa Verified de las Naciones Unidas en colaboración con Purpose y el Vaccine Confidence Project de la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de la Universidad de Londres”. Y que, entre otras organizaciones, cuenta con el apoyo de la Fundación Rockefeller.

En cuanto al Vaccine Confidence Project, del que el Equipo Halo es socio, entre los financiadores figuran, según su sitio web, las empresas farmacéuticas Johnson & Johnson, GlaxoSmithKline, Merck y la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas.

El Proyecto Vaccine Confidence colabora, entre otros, con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Cumbre Mundial de la Salud, los CDC de África y Facebook.

Equipo de desinformación del Equipo Halo

En su sitio web, el Equipo Halo presenta a “Jess A” como enfermera titulada y guía, y dice que su nombre en TikTok es @jesss2019. Incluye un enlace a su contenido, que incluye videos sobre cómo ponerse en contacto con juntas médicas y presentar denuncias contra trabajadores sanitarios que no se adhieren a una narrativa específica.

Además de sus ataques contra Sirotek, el 1 de febrero de 2022, Jess posteó un video en TikTok dirigido a una fisioterapeuta que baila y se burla de llevar mascarillas. Jess afirma en el video: “Me pregunto qué pensará la junta de tu comportamiento. Ya veremos”. Jess escribió además en el posteo: “Ya saben qué hacer”. El video tiene más de 14,000 “me gusta”.

Un hombre posa para una foto tomada por la aplicación de smartphone, TikTok. (AFP/Getty Images)

Además de Jess, el Equipo Halo también enumera al “Dr. Jon” como profesor asistente de medicina y guía en su sitio web y dice que su cuenta de TikTok es @dr.jon.l. Esa cuenta, también, apunta regularmente a Sirotek y enlaza a la de Kuhk. Sin embargo, el principal objetivo de ataque de Jon es el Dr. Peter McCullough, uno de los cardiólogos más publicados de Estados Unidos.

En un video publicado el 7 de octubre de 2022, Jon celebró la suspensión de la cuenta de Twitter de McCullough.

“Buena suerte Peter con tu certificación ABIM: ¡la vas a necesitar!”. ABIM son las siglas de American Board of Internal Medicine y es la junta médica que certifica a internistas y subespecialistas.

McCullough, autor junto con John Leake del libro “The Courage to Face COVID-19″, declaró a The Epoch Times que el Equipo Halo “es una extensión de lo que denominamos el complejo biofarmacéutico” y no le sorprende ser su objetivo.

“En nuestro libro, ‘The Courage to Face COVID-19’, describimos el complejo biofarmacéutico como un sindicato”, dijo McCullough. “Y en la cúspide, pensamos, están el Foro Económico Mundial, la Organización Mundial de la Salud, la Fundación Rockefeller, el Welcome Trust. Y a partir de ahí se extiende. Y no es de extrañar que haya extensiones de esto. Contratistas privados que trabajan para desacreditar a los mejores científicos con el fin de hacer avanzar la falsa narrativa”.

Leake dijo que la idea del término “complejo biofarmacéutico” es un juego de palabras con el “complejo militar-industrial”, término acuñado por el presidente Dwight Eisenhower en un discurso de despedida en 1961.

El Dr. Peter McCullough en Nueva York el 24 de diciembre de 2021. (Jack Wang/The Epoch Times)

“Se trata de una asociación público-privada con contratistas de defensa, las agencias de inteligencia, con el Tesoro de Estados Unidos. Su supuesta misión es defender al pueblo estadounidense de las amenazas extranjeras, pero lo que el presidente Eisenhower, que era militar, advirtió es que se han hecho tan grandes e influyentes que le preocupaba que pudieran amenazar nuestros procesos democráticos”, declaró Leake a The Epoch Times.

Leake explicó que Moderna, fundada en septiembre de 2010 para investigar el ARN mensajero (ARNm) y las vacunas, despegó después de que la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) concediera al gigante farmacéutico una subvención de 25 millones de dólares para desarrollar terapias con ARNm.

“Es una asociación público-privada entre organismos estatales como el Departamento de Defensa, Salud y Servicios Humanos, los NIH, el NIAID. Han unido fuerzas con la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Rockefeller, el Welcome Trust, el Foro Económico Mundial, una institución llamada CEPI (Coalition for Epidemic Preparedness Innovations) y todos están de acuerdo”.

“Lo que aparentemente aspiran a hacer es conseguir que toda la humanidad —todas las naciones del mundo, todas las jurisdicciones del mundo— siga el mismo programa de salud pública. El objetivo principal de este programa de salud pública internacional —llamémoslo globalista— es el desarrollo y la distribución de vacunas en toda la humanidad, en todas las jurisdicciones, en todas las naciones y en todos los grupos de edad, desde la cuna hasta la tumba”, dijo Leake.

Epoch Times Photo
Un trabajador médico muestra la vacuna Moderna contra el Covid-19 en el Hospital Tzu Chi de Taipéi, en la ciudad de Nuevo Taipéi, el 9 de junio de 2021. (Sam Yeh/AFP vía Getty Images)

El 12 de septiembre de 2019, Moderna anunció “Resultados positivos de fase 1 para la primera terapia sistémica de ARN mensajero” y dijo que había observado datos positivos para el análisis, la seguridad y la actividad del ARNm administrado “mediante infusión intravenosa en adultos sanos”.

Además, anunció que “mRNA-1944 se está desarrollando con el apoyo financiero de [DARPA], una agencia del Departamento de Defensa de EE. UU.”.

Leake añadió que en 2005 el Congreso aprobó la Ley PREP, que permite a Salud y Servicios Humanos declarar una emergencia de salud pública y desplegar “contramedidas pandémicas”, como terapias y vacunas no probadas.

Pero, dijo Leake, “si alguien como el Dr. Peter McCullough llega y dice: ‘Bueno, un momento, podemos tratar esta enfermedad, es una enfermedad de riesgo estratificado. La mayoría de la gente la superará. Podemos identificar a los grupos de alto riesgo y tratarlos”. La inmunidad natural del cuerpo humano sano responderá favorablemente a esto”.

“Si alguien como el Dr. McCullough dice eso, entonces, en efecto, se disipa la emergencia. Y si la emergencia se disipa, entonces, ya sabes, ¿cómo justificas que cientos de miles de millones de dinero público se destinen a estas contramedidas de emergencia?”.

Leake dijo que para continuar con la emergencia sanitaria, la “voz unificada de la gobernanza mundial” buscaba activamente aplastar las “voces disidentes”.

Más preguntas que respuestas

Actualmente, el Equipo Halo incluye en su sitio web a unos 117 “profesionales sanitarios“. Entre otros, los miembros del Equipo Halo han atacado al Dr. Robert Malone, al podcaster Joe Rogan, al Dr. Scott Johnston, al presentador de Fox News Tucker Carlson, a la Dra. Simone Gold, a la excongresista hawaiana Tulsi Gabbard, a enfermeras “antivacunas” y a muchos otros. En el pasado, el Equipo Halo tuvo que retirar discretamente al menos a uno de sus “guías” cuando se descubrió que mentían sobre sus credenciales.

Un archivo online muestra que el Equipo Halo afirmaba en su sitio que “T.J. ‘Pax’ Hardy” era epidemiólogo y “educador del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado”.

Pero en noviembre de 2022, la Dra. Savannah Sparks, a través de su cuenta de TikTok rx0rcist, acusó a Pax de robar las credenciales del verdadero Dr. Hardy y hacerlas pasar por suyas.

Pax negó inicialmente el robo y afirmó que se suicidaría a causa de las acusaciones de Sparks. Sparks recibió reacciones negativas de los seguidores de Pax. Cuando intervino la policía, Pax admitió que había mentido, que no era un profesional de la medicina y que había tenido un comportamiento que dio lugar al acoso de Sparks.

El Equipo Halo no respondió a las múltiples peticiones de comentarios de The Epoch Times, ni siquiera sobre cómo verifica las credenciales de sus miembros.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.