Inmunidad natural protege mejor a largo plazo que la vacuna COVID-19: Estudio

Por Zachary Stieber
10 de Diciembre de 2021
Actualizado: 10 de Diciembre de 2021

La inmunidad de la que gozan las personas que se recuperan del COVID-19 es mejor que la protección que otorga la vacunación, según un nuevo estudio de Israel.

Los investigadores que analizaron los datos de la base de datos de salud del país descubrieron que tanto las infecciones por COVID-19 como las enfermedades graves eran mayores entre los vacunados que entre los que se recuperaron, también conocidos como personas con inmunidad natural.

Por ejemplo, las personas con inmunidad natural tenían una tasa de infección de 10.5 por cada 100,000 cuatro a seis meses después de su recuperación, frente a una tasa de 69.2 por cada 100,000 entre los vacunados.

El número de casos graves también fue mayor entre los vacunados: El 0.9% de todos los casos entre ese grupo fueron graves, frente al 0.5% de los casos entre los recuperados.

Los investigadores descubrieron que la protección contra la infección disminuyó tanto entre los recuperados como entre los vacunados, pero la disminución fue más pronunciada entre los vacunados.

También estudiaron otros dos grupos: personas con inmunidad natural que posteriormente se vacunaron, y personas que se vacunaron y posteriormente se recuperaron de una infección.

Las tasas de casos fueron bajas en ambos grupos. Fueron las más bajas por un pequeño número entre los inmunes naturales que se vacunaron.

“Descubrimos que la protección contra la variante delta disminuye con el tiempo tanto en los individuos vacunados como en los previamente infectados, y que una dosis adicional restablece la protección”, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico Yair Goldberg, profesor asociado del Instituto de Tecnología de Israel que dirigió el estudio (pdf).

El estudio analizó la eficacia de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, la más utilizada en Israel.

El COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Las limitaciones del estudio incluían el hecho de disponer de datos a más largo plazo para los recuperados frente a los otros grupos; un número indeterminado de personas vacunadas que no fueron diagnosticadas como inmunes de forma natural; y un posible sesgo de detección, ya que los inmunes de forma natural tienen menos probabilidades de hacerse la prueba que los vacunados.

La protección se mantiene en el tiempo

La inmunidad puede medirse a través de los anticuerpos, que protegen principalmente contra la infección, o a través de las células T y B, que protegen principalmente contra la enfermedad grave.

“Esas células inmunitarias no desaparecen con el tiempo”, dijo a The Epoch Times el Dr. Jeffrey Klausner, profesor de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, en un correo electrónico.

Aunque los niveles de anticuerpos descienden tanto en los inmunes de forma natural como en los vacunados a medida que pasa el tiempo desde la recuperación o la vacunación, ambos grupos gozan de una protección duradera contra la enfermedad grave o la muerte.

Las personas inmunes tienen un 90% menos de riesgo de padecer enfermedades graves, según una investigación reciente realizada en Qatar.

Los que tienen inmunidad natural, sin embargo, están mejor protegidos tanto contra la infección como contra la enfermedad grave, según un amplio conjunto de investigaciones que incluye el último estudio de Israel.

“Si has tenido COVID antes y te has recuperado, todos los datos que estamos viendo sugieren que tienes una inmunidad natural impenetrable, que es mucho más robusta y completa que la inmunidad de la vacuna”, dijo a The Epoch Times el Dr. Paul Alexander, epidemiólogo de los Expertos en Atención Temprana del COVID, que ha recopilado 141 estudios sobre la inmunidad natural, incluido un importante estudio de Israel publicado en agosto.

La pregunta

La cuestión que divide a la comunidad científica es si las personas con inmunidad natural deben vacunarse.

Los que lo hacen se describen como poseedores de “inmunidad híbrida”.

Altos funcionarios de salud de Estados Unidos, como el Dr. Anthony Fauci, y algunos científicos han alentado la vacunación entre los que tienen inmunidad natural.

Señalan los estudios que indican que las personas con inmunidad híbrida tienen el mayor nivel de protección, al menos contra la infección.

“La inmunidad híbrida de las personas que han sobrevivido a su infección inicial y luego se vacunan, tienen una protección más fuerte que cualquiera”, dijo a The Epoch Times el Dr. David Boulware, médico y científico de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota.

Los investigadores israelíes también sugieren una dosis para los inmunes de forma natural, pero no todos están de acuerdo.

“Hay pocos beneficios en vacunarse después de recuperarse del COVID”, dijo a The Epoch Times el Dr. Harvey Risch, profesor de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Yale, en un correo electrónico.

Alexander señaló que algunos estudios indican que vacunar a los pacientes recuperados puede dar lugar a una mayor tasa de acontecimientos adversos y que dichos acontecimientos notificados al Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas son más elevados que los de otras vacunas.

Boulware dice que una forma de minimizar los posibles acontecimientos es que los recuperados no se vacunen durante al menos seis meses después de la recuperación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS